jueves, 18 agosto 2022

Oro: resiliencia ante el veto a Rusia de EE.UU. y sus aliados

Las sanciones a Rusia continúan. Las grandes alianzas gubernamentales no cesan en su empeño de cortar cualquier vía de financiación del país presidido por Vladimir Putin. El último veto interpuesto al país europeo ha llegado por el G7, que el pasado 26 de junio prohibió la importación del oro ruso. De esta forma, la alianza de los 7 países más industrializados del planeta veta la que es una de las vías de negocio más grandes de Rusia. Tal y como detalló el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su cuenta de Twitter, “la exportación de oro genera decenas de miles de millones de dólares al país ruso“. 

Pese a que la medida está dirigida a cortar una de las vías de financiación más potentes del país de Europa oriental, muchos analistas coinciden en que puede ser una decisión que no tenga efecto. Además de ello, el veto a las exportaciones de oro ruso añade más leña a un fuego que ya está demasiado avivado. Y es que, pese a que las sanciones a Rusia se entienden para paliar la guerra con Ucrania, estas están añadiendo más presión a la inflación. Las sanciones al país presidio por Putin ha traído consigo numerosas consecuencias económicas en Europa y en Estados Unidos. 

RUSIA HA BUSCADO MÁS MERCADOS

Lejos de esto, Rusia es el segundo mayor exportador de oro en todo el mundo. Ante los vetos gubernamentales, Putin decidió redirigir la venta del metal precioso, siendo China y los países de Oriente medio los mejores clientes del país europeo. Es decir, pese a que las fluctuaciones comerciales con Europa y Estados Unidos están cortadas, Rusia ha logrado encontrar un nuevo mercado con el que mantienen los ingresos. Y es que el oro es una de las fuentes de riqueza de mayor peso para el estado ruso.

EL LME CESÓ LAS OPERACIONES DE COMPRAVENTA CON EL ORO RUSO  

Varios expertos coinciden en que la esta sanción llega tarde, puesto a que el LME (Bolsa de metales de Londres) prohibió hace tiempo las operaciones con el oro ruso. Además, Rusia ha encontrado un nuevo nicho comercial, por lo que el veto al mercado europeo y estadounidense no les afecta tanto.

EL ORO, VOLATIL, PERO A NIVELES RÉCORD

Por otro lado, el que ya era uno de los problemas ante de la guerra, sigue haciéndose más grande a medida que los gobiernos anuncian nuevas medidas y Rusia continúa atacando Ucrania. La crisis de las materias primas es una de las cuestiones de mayor importancia para las empresas. Y es que las compañías están haciendo frente a una inflación desbocada que ya alcanza niveles récord. El oro no ha sido una excepción. Aunque es una de las materias primas más estables en lo que valor se refiere, la volatilidad se ha apoderado del metal precioso. 

Pese a ello, el precio del oro nunca ha estado tan elevado como este año. La inversión en el metal precioso es uno de los clásicos del entorno financiero. Son varios los analistas que sostienen que la apuesta por la codiciada materia prima es una de las opciones que mayor seguridad brindan al inversor. Y es que, sumando que la crisis de las materias primas sigue vigente, el oro ha alcanzado niveles récord. 

LOS EXPERTOS CONSIDERAN QUE EL ORO SE ENCUENTRA EN UNOS NIVELES ESTABLES

Hoy por hoy, habiéndose producido el nuevo veto del G7 a la exportación del oro ruso, el metal tiene un valor de 1.815,94 dólares. Las sanciones al país ruso han afectado ligeramente al precio del oro, que en los últimos 30 días se ha devaluado algo más de 35 dólares. Pese a esto, se trata de una depreciación ligera, y es una muestra de que la materia prima mantiene el tipo pese a las nuevas sanciones. El precio del oro, dentro de lo que cabe, se mantiene estable.

EL METAL PRECIOSO SUPERÓ LOS 2.000 DÓLARES

El metal precioso tocó máximos históricos superando los 2.000 dólares en marzo. Pese a alcanzar niveles récord, la materia prima cayó a 1.787,32 dólares a mediados de mayo, fruto de las subidas de tipo llevadas a cabo por la FED y las sanciones interpuestas a Rusia. Tras esto, el oro se mantiene por encima de la barrera de los 1.800 dólares. 

“LA CONDICIÓN DEL ORO COMO VALOR REFUGIO QUEDA AÚN MÁS PATENTE CON LOS NIVELES DE INFLACIÓN ACTUALES”

El metal precioso mantiene el tipo a pesar de las sanciones del G7 a Rusia. Aunque la volatilidad es una realidad que azota a todos los activos de inversión, la materia prima sigue siendo un refugio en épocas de crisis económica. Y es que, contando con las sanciones al país europeo, la crisis de las materias primas y la actual vorágine financiera, el oro ha crecido más que nunca. 

Según Invesco, atendiendo a que la inflación “es muy superior a lo que se preveía hace escasos trimestres, la condición del oro como valor refugio queda aún mucho más patente”. El nuevo veto a Rusia está teniendo un efecto inerte en lo que a la valoración del metal precioso se refiere. El oro mantiene el tipo pese a las actuales circunstancias macroeconómicas y mantiene su condición como valor refugio en momentos de crisis económica. 

Relacionados