sábado, 03 diciembre 2022

Cerco al bitcoin: cuando la Unión Europea quiere solucionar un problema inexistente

Nuevo cerco al sector de las criptomonedas. El bitcoin, como el resto de los activos electrónicos del mercado, estarán más controlados por la Unión Europea. Y es que la comunidad de países ha determinado que todas las transacciones, por muy pequeñas que sean, deben ser identificadas. Es decir, las plataformas que provean de activos electrónicos deben identificar tanto al comprador como el beneficio de la transacción. De esta forma, la comunidad europea tendrá un control superior sobre el sector

El objetivo, tal y como detallan desde la Unión Europea es irradiar el blanqueo de capitales, acabar con las estafas y dotar de mayor seguridad a un sector que, hoy por hoy, sigue sin tener una regulación a nivel global. Pese a que ya se ha hablado de esta nueva imposición, la norma entrará en vigor dentro de 18 meses. Aún ello, es una nueva muestra de la preocupación de los gobiernos por tener un mayor control sobre el sector criptográfico. 

«NUNCA HA HABIDO ANONIMATO»

La realidad es que muchos han tachado al sector de las criptomonedas como un entorno opaco. El pensamiento de que es un mercado en el que puede aflorar la delincuencia no es nuevo. Es por ello por lo que varias entidades internacionales de la talla del FMI, la FED o incluso la propia UE, han avisado de los peligros que acarrea la incursión en este mercado. Pese a esto, los adeptos de las criptomonedas no ven esa opacidad en el sector. De hecho, Javier Castro-Acuña, business controller de Bitnovo, explica que «nunca ha habido anonimato en el bitcoin». «El bit es seudónimo, no anónimo», añade el experto. 

«Bitcoin es un registro distribuido en el que puedes ver todas las operaciones desde 2008»

El ejecutivo explica que «btc es un registro distribuido en el que puedes ver todas las operaciones desde el principio, en 2008, hasta ahora». Es decir, todas las transacciones en bitcoin están trazadas. Cualquier movimiento deja una huella digital imborrable. Además, Javier Castro-Acuña explica que los sistemas de ethereum o bitcoin son seudónimos porque «asocias una dirección a una persona, y a partir de ahí puedes ver de dónde viene todo, cuanto tiene, donde lo gasta…». 

LA UE QUIERE ACOTAR EL MERCADO 

Atendiendo a la nueva regulación que la Unión Europea quiere introducir en el mercado de las criptomonedas, parece que de nada sirve esa huella digital. Los expertos consideran que quienes quieren delinquir en este mercado lo hacen del mismo modo que en los sectores tradicionales, pero con la diferencia de que en el mundo de las criptos es más fácil seguirle la pista debido a esa huella digital. Además de ello, los movimientos en bitcoin con origen ilícito son mínimos. Hay estudios que señalan que el 0,15% de las transacciones de este activo tienen un origen delictivo.

SEGÚN CHAINALYSIS, EL BLANQUEO DE CAPITALES CRECIÓ UN 21% EN EL MERCADO CRIPTO EL PASADO AÑO

Aún ello, para la UE no parece suficiente. La organización geopolítica quiere acotar aún más el mercado de las criptomonedas, al menos en territorio europeo. Esta medida puede entenderse desde varios puntos de vista. El primero, y que beneficia al sector, es que el mercado criptográfico estará dotado de mayor seguridad. Según Chainalysis, el blanqueo de capitales creció un 21% en el sector de las criptos el pasado año. Con la nueva medida que está por venir, este problema será menor.

También, el cese del anonimato, tal y como comentan desde la UE, es una muestra de que las organizaciones gubernamentales no se han olvidado de la importancia de que entre una regulación al mercado cripto. La vigencia de un marco regulatorio es una petición no sólo de inversores minoritarios, sino de las plataformas de exchange. La regulación es uno de los puntos cardinales de cualquier sector, la cual dota de mayor credibilidad y seguridad a quienes invierten.

¿EL BITCOIN SIGUE SIENDO DESCENTRALIZADO?

El punto conflicto viene en que los más puristas del mercado de las criptomonedas pueden considerar que con esta medida se pierde un poco más si cabe la esencia de los activos electrónicos. Y es que el bitcoin, como el resto de criptos, nacieron para ser independientes. Con esta nueva medida, el discurso de la economía descentralizada pierde fuerza, puesto que el bit, ethereum…ya están sujetos, aunque no en su totalidad, a una norma. 

LOS EXPERTOS MANTIENEN QUE CUANTA MÁS PRESIÓN HAYA SOBRE LA DELINCUENCIA SERÁ MEJOR PARA EL SECTOR

El bitcoin lleva varios años siendo una realidad asentada en el entorno de la economía global. Tal es su calado que varias naciones lo utilizan como moneda de curso legal. Otras tantas lo utilizan como medio de pago. Y es que, aunque no sea el mejor momento para la criptomoneda, la realidad está en que el bitcoin es uno de los pesos pesados de la economía global y más aún del mercado financiero. Es por ello por lo que no es extraño que los organismos gubernamentales hayan puesto sus ojos en la cripto y quieran legislarla a toda costa. 

Hay inversores que piensan que este tipo de medidas es tratar de ponerle puertas al campo. Y es que el mercado de las criptomonedas ha alcanzado una dimensión abrupta en poco tiempo. Todos los expertos coinciden en que cuanta más regulación y mayor presión haya sobre la delincuencia, mejor para el sector. Aún esto, Javier Castro-Acuña considera que esta medida es «incluir una burocracia adicional que creo que no va a valer para nada». El business controller considera que las instituciones «están poniendo el foco en un sector en el que la actividad delictiva es mínima». Dentro de 18 meses entrará en vigor una medida que mucho piensan que tendrá un efecto inerte. 

Relacionados