miércoles, 17 agosto 2022

ArcelorMittal sigue sin levantar la cabeza y con perspectivas de desaceleración

La cotización de las acereras sigue sufriendo en el mercado de valores en un contexto económico incierto y con potenciales riesgos al acecho en los próximos meses. ArcelorMittal sigue sin levantar cabeza, dejándose desde junio más de un 30% de su valor, y las perspectivas de desaceleración siguen penalizando a la compañía.

El próximo 28 de julio presenta resultados trimestrales y, aunque los expertos prevén que la firma siga generando buenas cifras, también que continúe la desaceleración que viene marcando desde el mes pasado. En este sentido se han pronunciado desde Renta 4, destacando que esperan un gran comportamiento, pero con una ralentización de la demanda desde junio, cuando los almacenistas empezaron a reducir inventarios.

La entidad prevé un descenso de los envíos del 1,6%, principalmente en los mercados del este de Europa (Ucrania y Kazajistán) y de Sudáfrica. “En Ucrania se sigue sin poder producir acero, mientras que en Kazajistán se siguen buscando mercados alternativos a Rusia. En Sudáfrica una huelga de dos semanas contrajo la producción y los envíos”, señala.

DESACELERACIÓN DE LA DEMANDA

Asimismo, espera que los precios del acero se moderen en línea con el proceso de normalización tras dos años de precios históricamente elevados. En este aspecto prevén una caída del 6%, que incluye una leve subida en Brasil, favorecido por la fortaleza de la demanda doméstica. “En Europa los precios han reducido la caída gracias a la renovación de los contratos del sector autos en abril, un 30% del total”, añade.

Una situación que seguirá penalizando a corto plazo a ArcelorMittal, aunque cuente con la confianza casi plena de los analistas del consenso de mercado y uno de los mayores potenciales alcistas del Ibex 35. Pero las previsiones de Renta 4 para los siguientes meses siguen marcadas por la desaceleración de la demanda de acero que se viene observando desde principios de junio.

“Entendemos que este es un proceso necesario y que el mercado ya venía descontando tras casi dos años con unas condiciones de mercado extraordinarias y que era imposible que se mantuvieran mucho más tiempo”, explican los analistas del banco. Además, esperan que el proceso de reducción de inventarios continúe durante varios meses más, con los almacenistas pendientes de ver a qué nivel comienzan a estabilizarse los precios. “Para el segundo trimestre de 2022 esperamos un ebitda más moderado que en el primer trimestre, tanto por precios como por volúmenes“, indican.

EXCESIVA PENALIZACIÓN

A pesar del descenso en la demanda y, por ende, en el crecimiento de la compañía, los analistas creen que ArcelorMittal está siendo penalizada más de la cuenta en Bolsa. Pero la entidad sigue confiando en el largo plazo y mantiene su recomendación de sobreponderar el valor, si bien es cierto que pone en revisión el precio objetivo de la compañía.

“En nuestra opinión, los inversores están descontando un panorama excesivamente negativo en relación a la compañía. Reiteramos que la situación de ArcelorMittal es realmente buena, con una calidad de activos muy elevada, una base de costes eficiente, unos planes de inversión (descarbonización y nuevos proyectos) muy interesantes y que deberían contribuir a ampliar su liderazgo a nivel mundial y una capacidad de remuneración a los accionistas muy atractiva”, explican.

Por ello, calculan que la directiva tendrá capacidad de recomprar acciones por valor de unos 800 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022. Sin embargo, no descartan que aprovechen los bajos precios actuales de la acción y anuncien un adelanto de parte del plan previsto para 2023.

“En nuestra opinión, los títulos están excesivamente penalizados y creemos que los inversores serán más capaces de valorar las fortalezas de la compañía una vez los precios se estabilicen y se den cuenta que incluso en situaciones macro menos favorables ArcelorMittal también es capaz de generar caja y valor para los accionistas”, concluyen.

Relacionados