lunes, 28 noviembre 2022

El enigma de CAF: como crecer y decrecer a partes iguales

CAF sigue siendo una de las paradojas del mercado de valores en 2022. Habiendo pasado un semestre, la compañía con sede en Beasain no logra coger el vuelo en el Mercado Continuo. Y es que, pese a que las actuales circunstancias económicas son adversas para prácticamente todas las empresas, CAF mantiene las perspectivas de crecimiento a nivel comercial. 

La firma ferroviaria cuenta con una gran demarcación en el mercado y la prueba de ello son la cantidad de contratos que han ido sumando a lo largo del presente año. A su vez, y atendiendo a los últimos resultados que CAF presentó, la compañía es rentable y al mismo tiempo ha logrado rebajar la deuda. La empresa presidida por Andrés Arizkarreta se hizo con 89 millones de euros en 2021. A su vez, en el primer trimestre del presente ejercicio, CAF ha reportado más de 20 millones en concepto de beneficios. 

EL VALOR DE LAS ACCIONES DE CAF EN EL ÚLTIMO CIERRE FUE DE 27,05 euros

La compañía vasca se ha hecho con múltiples contratos a lo largo del último mes. La empresa ferroviaria trabajará en varios mercados internacionales como Francia, Emiratos Árabes Unidos, Alemania…atendiendo a que todos ellos son acuerdos millonarios, y de seguir así, la compañía española verá reflejado todo este trabajo en las cuentas trimestrales. 

UN VALOR LASTRADO POR VARIOS FACTORES 

Pese a las buenas noticias que levitan entorno a la empresa, la acción se CAF sigue apuntando hacia la directriz bajista. Y es que la compañía vasca lleva sumida en la tendencia bajista desde finales del pasado año. Así, la empresa española marca una depreciación superior al 27% desde que comenzase el presente año. El valor actual de los títulos de la ferroviaria es de 27,05 euros. 

Y es que CAF, como el resto de las firmas dedicadas a la infraestructura en cualquiera de sus formas, están estrechamente vinculadas a las variaciones en los precios de las materias primas. La inflación se ha postulado como el principal problema de la economía global, y como no podía ser de otra manera ha tenido y tiene un peso crucial en los mercados de valores. El presente año está marcado por la crisis energética y por la crisis de las materias primas. 

CAF CUENTA CON POTENCIAL 

Dentro de que CAF ha logrado esquivar la problemática de los precios de las materias primas y, a su vez, ha logrado rebajar la deuda, los inversores siguen sin confiar en un valor que cuenta con un potencial del 73% en Bolsa, según datos de Bloomberg. El miedo se ha convertido en uno de los regidores del mercado de valores. Y es que la incertidumbre financiera y la volatilidad siguen azotando a las cotizaciones de las empresas. 

HAY VARIOS FACTORES QUE NO MOTIVAN A LOS INVERSORES A APOSTAR POR CAF

La inflación, la fragilidad del euro, la subida de tipos del BCE o los acontecimientos geopolíticos, sobre todo los provenientes de la guerra entre Rusia y Ucrania, son algunos de los factores que mantienen en vilo a los mercados de valores. Es por ello por los que varios analistas y expertos financieros atisban una recesión económica que caerá más pronto que tarde. Demasiados factores de riesgo que no animan al inversor a entrar en una empresa que mantiene las perspectivas comerciales. 

EL DIVIDENDO YA ESTÁ AQUÍ

Por otro lado, el pago del dividendo de CAF está a la vuelta de la esquina. Mañana, 8 de julio, se reparte un dividendo de 0,60 euros a todos los accionistas de la compañía. Y es que, pese a que el dividendo es uno de los principales agitadores de la acción de cualquier empresa, no parece estar teniendo efecto en la firma ferroviaria. Aunque en la última sesión CAF ha mostrado un crecimiento del 3%, la compañía está lejos de los niveles esperados, tanto por los analistas como por los inversores. 

CAF REPARTE UN DIVIDENDO DE 0,60 EUROS EL PRÓXIMO 8 DE JULIO

Ni el dividendo, ni los buenos resultados, ni siquiera la cantidad de contratos que se ha apuntado CAF están sirviendo para levantar la acción de la compañía. La volatilidad y el miedo por la recesión económica están pesando más que la buena dinámica comercial de la empresa. Estar en la antesala del pago del dividendo parece haber animado el valor de los títulos de la ferroviaria vasca. Pese a ello, CAF sigue lejos de los 36,60 euros por título con los que empezaron el presente ejercicio.

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles ha notado el impacto de la actual vorágine financiera, la cual ha envuelto al mercado de valores una manta de volatilidad, incertidumbre y miedo a una recesión económica que, dicho por varios analistas, está a la vuelta de la esquina. Por lo pronto, la empresa vasca reparte mañana un dividendo de 0,60 euros. Está por ver si la firma ferroviaria logra crecer en el mercado de valores y ponerle el broche en verde a la semana. 

Relacionados