lunes, 08 agosto 2022

Bankinter, al filo del desplome bursátil

El selectivo Ibex 35 cerró el mes de junio con una pérdida del -8,7% de su valor. Sin embargo, para este mes podría perder otro -8% o más en parte presionado por el sector financiero que sufre de frente un ciclo en etapa de recesión y con miras a la depresión. Uno de los bancos que presionan las caídas es Bankinter que en tan solo 8 días de julio ya registra una pérdida cercana al -14%.

En el artículo que compartimos con nuestros lectores a través de Inversión.es del pasado 13 de junio, comentábamos que las acciones de Bankinter debían caer cerca de un -30% antes de continuar su movimiento alcista. Esta hipótesis se hizo en relación con la estructura técnica que presenta en marco temporal semanal que establecía que, mediante el camino sobre la directriz alcista que las acciones traen desde noviembre de 2020, si el precio no superaba el máximo registrado a inicios de febrero de este año (6,08 euros), lo respetaba y realizaba un retesteo de ese nivel de referencia, indicaría la confirmación del patrón de reversión bajista y una suficiente presión que lo podría llevar nuevamente a los niveles creados por la llegada de la guerra de Rusia contra Ucrania en inmediaciones de 4,2 euros.

BANKINTER EN EL IBEX 35

Evidentemente, el precio desarrolló el movimiento tal cual lo informamos y actualmente se encuentra retesteando la directriz alcista macro que confluye al mismo tiempo con la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo. Adicional a ello, se encuentra cerca del área de regularidad en el 61,8 de retroceso de Fibonacci de toda la extensión junto con el soporte semanal de diciembre de 2019 en inmediaciones de 4,89 euros por acción, niveles previos a la llegada de la pandemia.

La vela semanal actual es sólida, por lo cual indicaría que para la próxima semana tendríamos un nuevo mínimo. Sin embargo, allí es donde estaremos alertas en cuanto, si el precio desarrolla ese nuevo mínimo, pero respeta los niveles de 4,9 donde confluyen todos los aspectos técnicos mencionados anteriormente (directriz bajista. Regularidad del mercado, soporte semanal y media móvil exponencial de 50 periodos), nos dará claro movimiento de continuación al alza en busca del primer objetivo establecido en enero de 2018 sobre los 6,8 euros por acción, lo que representa una revalorización de más del 37%.

Una segunda hipótesis que prevemos con mayor claridad de acuerdo a la situación de recesión macroeconómica, sugiere que si el precio realiza la ruptura de los indicadores técnicos mencionados (4,85 euros), generará un desplome que incluso lo lleven a visitar niveles de regularidad macro en 3,7 euros que al mismo tiempo por el patrón psicológico de gráfico mensual, podría generar un desplome de Bankinter que lo lleve al vértice del ciclo anterior registrado en julio de 2012 en niveles de 1 euros por acción.

Relacionados