sábado, 03 diciembre 2022

BBVA puede respirar en Turquía pese a la debacle financiera de Erdogan

Turquía sigue siendo uno de los mercados de riesgo para BBVA, pero, a su vez, uno de los nichos más importantes para la entidad bancaria presidida por Carlos Torres. Desde hace tiempo, el mercado turco es uno de los predilectos de la entidad vasca. De hecho, junto a España y México, es otro de los países en el que tiene una posición privilegiada. Garanti es el brazo extensible de BBVA en Turquía. Se antoja como el banco prestamista más grande del país otomano. 

Garanti, además de ser uno de los activos más importantes de la entidad española, se ha convertido en uno de los culebrones empresariales del primer semestre de 2022. El pasado 18 de mayo, el banco español cerró la compra del 36,12% de la parte que no controlaba en la filial turca. De esta forma, BBVA tiene el control del 86% de Garanti. Pese a que para la compañía era crucial cerrar esta operación, los inversores han mostrado su reticencia debido al estado de salud de la economía turca. 

TRANQUILIDAD DENTRO DEL RIESGO 

BBVA mantiene la confianza en un banco que indudablemente tiene una buena demarcación en el mercado. La problemática viene dada a que la lira está en constante depreciación y Erdogan, presidente de Turquía, se ha empeñado en nadar a contracorriente en una etapa marcada por la inflación y la incertidumbre. El máximo mandatario decidió reducir los tipos de interés cuando el resto de las naciones están empleando medidas agresivas para alzar los tipos de interés. Erdogan, a través de su política monetaria, sigue lastrando a la lira, la cual sigue en constante depreciación. 

LOS BANCOS TURCOS CUENTAN CON UN SÓLIDO COLCHÓN DE 9.000 MILLONES DE DÓLARES

Pese a que la debacle financiera en la que lleva sumida Turquía desde hace varios meses ha deslucido la operación de BBVA sobre Garanti, la realidad es que la compañía de Carlos Torres puede respirar tranquila. De inicio, pese a que es un mercado de riesgo, la entidad española cuenta con una buena cartera de clientes, además de que la filial turca es una de las más importantes del país. Pero además de esto, Bloomberg detalla que los bancos turcos cuentan con un sólido colchón de 9.000 millones de dólares para hacer frente a la depreciación de la lira.

Según la agencia de noticias, la banca turca, en la que está Garanti, se ha dejado más de 2.000 millones de dólares por la depreciación del 11% que ha experimentado la lira frente al dólar en el segundo trimestre. Hoy por hoy, un dólar equivale a 17 liras. Bloomberg detalla que, de ponerse a 24 liras por dólar, podría llegar a debilitar a la filial turca de BBVA. Pese a ello, la agencia detalla que Garanti tiene provisiones libres que podría utilizar para absorber las perturbaciones monetarias. 

EL ACCIONARIADO NO QUIEREN RIESGOS EN BBVA 

BBVA es el banco más lastrado en el selectivo español en lo que va de año. La entidad con sede en Madrid se deja más de un 18% en el Ibex 35. Y es que, pese a que es uno de los bancos mejor posicionados en el mercado y que cuenta con un buen ritmo de ingresos, los inversores no terminan de creer en operaciones como la de Garanti. Los accionistas quieren minimizar riesgos a la hora de invertir, y las operaciones en mercados como el turco no tiene una buena connotación. De ahí que los inversores de BBVA hayan decidido reducir posiciones en el banco español. 

BBVA ES EL BANCO DEL MERCADO DE VALORES QUE PEOR RECORRIDO HA MARCADO EN EL PRIMER SEMESTRE

Los analistas coinciden en que la exposición en mercados de riesgo puede suponer un condicionante para los accionistas de BBVA. Para más inri, los expertos están alineados en que, aunque la subida de tipos de interés va a mejorar las cuentas de las entidades bancarias, serán las que tengan mayor presencia en el mercado internacional las que sufran más en el mercado de valores. BBVA cumple con todos los parámetros y es por ello por lo que el banco no logra coger el vuelo en el Ibex 35.

CRECER EN TURQUÍA, CLAVE PARA LA ACCIÓN DE BBVA 

Aún esto, la actual vorágine financiera tiene caducidad, aunque por el momento todo apunta a que es una situación que se extenderá a lo largo del año. Pese a ello, BBVA ha apuntalado su futuro en el que es uno de sus mercados predilectos. Los analistas expresan que uno de los factores que podría impulsar la acción de la entidad copresidida por Carlos Torres y Onur Genç está en las próximas cuentas de la compañía ibérica. Si BBVA logra reportar unas cuentas sólidas en los mercados de riesgo, el inversor apartaría la reticencia y podría volver a poner la mirada en el banco vasco. 

SEGÚN BLOOMBERG, BBA TIENE UN POTENCIAL RETORNO DE 44% EN EL SELECTIVO ESPAÑOL

Además, y atendiendo a las estimaciones de Bloomberg, la banca turca está cubierta para resistir el impacto financiero provocado por Erdogan. Garanti sigue siendo una de las entidades bancarias más sólidas del país otomano, algo que beneficia directamente en BBVA. Si la filial turca mantiene el ritmo y logra aguantar la presión económica del país, la acción de la matriz española podría experimentar una mejora.

Aún esto, es evidente que, si la lira sigue depreciándose a este ritmo, el banco español ganará menos dinero. La política monetaria de Turquía es uno de los frenos del negocio de BBVA en el país del este de Europa. Por lo pronto, la entidad española puede respirar en el que es uno de sus mercados fetiche. Además, la firma bancaria cuenta con buenas perspectivas en el mercado de valores, con un potencial retorno del 44%. Aunque el banco vasco sigue siendo el valor del sector bancario más depreciado del mercado de valores, los buenos resultados podrían impulsar su acción, y aquí, Turquía tiene un rol protagonista. 

Relacionados