sábado, 03 diciembre 2022

Twitter: una operación que entierra la pericia empresarial de Elon Musk

spot_img

La indecisión de Elon Musk con la compra de Twitter puede llevarle a los tribunales. Lo que en un principio era una de las operaciones mayor envergadura económica se ha convertido en un culebrón judicial que puede arrastrar a Musk a una compra obligatoria de la red social. El milmillonario de origen sudafricano anunció el pasado 8 de julio su marcha atrás en la compra de la red social del pájaro azul, una decisión que no gustó ni a accionistas ni a la propia Twitter, que ya ha puesto el caso en los tribunales. La cúpula directiva de la red social considera que el hombre más rico del mundo no puede echarse atrás. 

Musk siempre se ha mostrado reticente con el tanto por ciento de usuarios de Twitter que son bots. Tanto que el dueño de Tesla ha alegado este motivo para echar el freno y anular la compra de la compañía estadounidense. Por el momento, Elon Musk no ha desembolsado los 44.000 millones de dólares que en un inicio ofreció por el 100% de la red social. Atendiendo al cambio de opinión de Musk, queda lejos esa opinión del fundador de Tesla de que la red social necesitaba un cambio.

ELON MUSK PODRÍA ESTAR A MERCED DE TWITTER

Tras cuatro meses y varios vaivenes, la operación está en punto muerto, por mucho que Musk haya cancelado la compra. Y es que Twitter, al haber puesto el caso en los tribunales, puede tener la sartén por el mango. Pese a que varios expertos consideran que la decisión del magnate milmillonario ha dejado en una demarcación compleja a Twitter, también expresan que, ante los tribunales, el motivo que expresa Musk es insuficiente

TWITTER SE DEJA CERCA DE UN 14% EN BOLSA EN LOS PRIMEROS SEIS MESES DEL AÑO

Es decir, las dudas y la creencia de que Twitter no ha facilitado los números reales sobre las cuentas falsas no es un motivo de peso para cancelar una operación de este calibre. Pese a que los expertos judiciales auguran una batalla legal de largo recorrido, varios consideran que Elon Musk puede acabar comprando la red social por obligación

MUSK HA LASTRADO A TWITTER

Sea como fuere, esta operación ha lastrado a Twitter desde el inicio. De base, el año en Bolsa de las tecnológicas está siendo negativo. La volatilidad ha conducido, no solo a las tecnológicas, sino al propio Nasdaq a la tendencia bajista desde inicios de año. Así, Twitter se deja cerca de un 14% en el mercado de valores estadounidense. Para más inri, la cotización podría verse aún más deteriorada en los próximos días. 

TWITTER COTIZA A 5,85 DÓLARES MENOS QUE A INICIOS DE AÑO

Pese a que la entrada de Musk en el capital de la red social animó la cotización de la compañía, Twitter ha acabado sucumbiendo tanto a los movimientos y las dudas de Musk, como al actual momento del mercado. La compañía estadounidense, pese a ser una de las más importantes del mundo, está viviendo una etapa compleja a expensas de que se resuelva su futuro. Por el momento, las acciones de la empresa fundada en San Francisco cotizan a 36,81 dólares, 5,85 dólares menos con respecto a inicios de año.

La cotización de la compañía estadounidense ha sido tan volátil como el pensamiento de Elon Musk. El milmillonario ha pasado de querer actualizar la red social a cancelar la compra sobre Twitter. Esos sobresaltos se han extrapolado a la cotización de la firma cotizada del Nasdaq, que ha pasado de marcar mínimos anuales en 32,42 dólares a comienzos de marzo para marcar máximos anuales en 51,70 dólares a finales de abril, y posteriormente descender por debajo de los 40 dólares.

UN AGUJERO EN LA CARTERA DE MUSK

Dentro de que Elon Musk cuenta con solvencia suficiente como para acometer este tipo de operaciones, Twitter puede convertirse en una mancha en el currículum empresarial del fundador de Tesla. Y es que el empresario estadounidense ha perdido más de 200 millones de dólares desde que entrase en el accionariado de la compañía. Hoy por hoy, Musk sigue siendo el segundo máximo accionista de la empresa con el 9,57% del capital por detrás de Vanguard. Desde que irrumpiera en el accionariado de Twitter, el empresario solo ha perdido dinero mientras se decidía por comprar o no la red social en su totalidad. Tras sus últimas palabras y después de cuatro meses, el balance es negativo con una pérdida de 200 millones de dólares. 

Elon Musk - twitter
Elon Musk, fundador de Tesla

A la relación entre Musk y Twitter le queda recorrido. Aunque el pasado viernes el empresario de origen sudafricano cesase la compra de la red social, no todo está dicho. Elon Musk podría comprar la compañía por los 44.000 millones de dólares iniciales. Mientras, Twitter sigue cayendo en Bolsa, lastrada tanto por las actuales circunstancias del mercado como por la incertidumbre por su posible compra.

Por su parte, Musk, que en los últimos meses ha estado en varios focos marcados por la polémica, podría sumar un nuevo borrón en su currículum empresarial. Su indecisión por la compra de la red social le ha costado 200 millones en Bolsa. Y es que las dudas del milmillonario han condicionado a la baja la cotización de la empresa con sede en San Francisco, olvidándose de que es el segundo máximo accionista de Twitter. Musk se ha dejado 200 millones de dólares, ha lastrado a Twitter y, además, finalmente podría comprar la red social por obligatoriamente después de haber cancelado la adquisición. 

Relacionados