lunes, 08 agosto 2022

Cellnex y Alemania: una retirada a tiempo es una victoria

La última jornada bursátil dejó a Cellnex como una de la supervivientes de un día que estuvo marcado por la tendencia bajista en el mercado de valores. La compañía de torres de telecomunicaciones fue, junto a Inditex, la única que logró crecer de manera relevante en el selectivo español. De hecho, la firma capitaneada por Tobías Martínez Gimeno fue el valor más apreciado de una sesión en la que el Ibex 35 cayó por debajo de los 8.000 puntos

Y es que, la mayoría de las empresas se vieron lastradas por el nuevo impuesto del gobierno de España a las entidades bancarias y a las compañías energéticas, dos de los sectores que más peso tienen en el principal índice bursátil del país. Por su parte, Cellnex se vio aupada en el mercado de valores por su retirada de la compra por las torres de Deutsche Telekom (DT). De esta forma, la compañía española pone el broche, aunque no como les hubiese gustado, a una operación que llevaba encasquillada desde hace varios meses. 

CRECIMIENTO DESDE PRIMERA HORA 

Cellnex se vio apreciada desde primera hora. Es por ello por lo que el precio de la acción de la firma nacional ascendió desde los 38,77 euros hasta los 41,46 euros con los que cerró la última sesión bursátilLa compañía con sede en Madrid logró crecer cerca de un 6%. Pese a que la empresa venía mostrando una buena dinámica desde el pasado 14 de junio, Cellnex viene sumida en la tendencia bajista desde comienzos de año.

CELLNEX MUESTRA UNA DEPREACIACIÓN SUPERIOR AL 19% EN EL CONJUNTO DEL AÑO

La firma liderada por Martínez Gimeno muestra una depreciación superior al 18% en lo que va de año.Aún ello, la última apreciación generada por su retirada de la puja por las torres en Alemania ha valido para que la empresa coja aire en el mercado de valores. Cellnex ha logrado crecer más de un 8% en los últimos 30 días. 

CELLNEX OFRECIÓ MENOS QUE SUS COMPETIDORES 

El diario alemán Handlesblatt lanzaba el pasado martes la noticia de que la empresa española se bajaba de la puja por las torres de Deutsche Telekom. El medio alemán sostiene que la oferta de la firma española era inferior a la lanzada por el resto de los fondos, los cuales siguen optando a hacerse con las torres de la empresa alemana. 

TOBÍAS MARTÍNEZ GIMENO ARGUMENTÓ QUE NO ESTABAN “OBSESIONADOS” CON ESTAR EN ALEMANIA

Pese a que era una operación de gran escala, la cual podría significar un avance de Cellnex en tierras alemanas, la compañía se ha echado atrás. Tobías Martínez Gimeno argumentó el pasado mes de abril que, pese a que tenían interés en estar en Alemania, no estaban “obsesionados“.

PREMIO EN BOLSA PARA CELLNEX

Atendiendo a la respuesta que ha tenido el mercado tras la retirada de la compra, los inversores preferían no comprar las torres de Deutsche Telekom. De hecho, hay minoristas que consideran que esta operación era la que estaba lastrando a la empresa en el selectivo nacional. Por otro lado, los accionistas consideran que no era necesario hacerse con las torres, puesto que la operación hubiese supuesto un aumento de la deuda. Cabe destacar que la venta de las 33.000 torres de DT tienen un coste de 18.000 millones de euros. 

LA VENTA ERA DE 33.000 TORRES DE DT, CON UN COSTE DE 18.000 MILLONES DE EUROS

El momento actual es complejo para las empresas de infraestructuras de telecomunicaciones, sobre todo por el azote de la inflación. Este puede ser otro de los puntos que explique la caída bursátil de Cellnex en el conjunto del año. A la reticencia de los accionistas por cómo ha ido avanzando la operación con DT, hay que sumarle que el momento actual viene condicionado por la volatilidad y la incertidumbre de los mercados, algo de lo que ninguna empresa está exenta.

RESISTENCIA PESE A LA CAÍDA DEL IBEX 35

Cellnex ha hecho honores a las palabras de Napoleón Bonaparte, “cuando una retirada a tiempo es una victoria”. En su caso, haberse alejado de la compra de las torres de DT les ha venido como agua de mayo en el mercado de valores. Además, la subida ha coincidido en un momento en el que el Ibex 35 se ha resentido, llegando a estar por debajo de los 8.000 puntos. 

Cellnex ha puesto punto final a una de las operaciones más importantes del presente ejercicio. El resultado inmediato ha sido el premio de los inversores, quienes han visto con buenos ojos la retirada de la puja en Alemania. La empresa española, por el momento, no logrará crecer en el país europeo. Pese a esto, las circunstancias actuales no invitan a pensar que fuese una operación tan buena como hubiesen imaginado en Cellnex desde el inicio. La empresa de infraestructuras logró cerrar en verde la anterior sesión y ya está por encima de los 41 euros por acción. Está por ver si logran mantener la tendencia hasta finales de la semana. 

Relacionados