lunes, 08 agosto 2022

Logista sigue dando oportunidades en medio de la crisis

Acumulamos un beneficio del +6,7% desde los 17,5 euros en las acciones de Logista como nivel de compra que compartimos con nuestros lectores en el artículo del pasado 11 de mayo denominado, “Logista crece ligeramente pese a la pandemia y la guerra rusa”. El precio logró ubicarse por encima de la media móvil exponencial de 50 periodos respetando el soporte macro, lo cual confirmaría el movimiento de continuación alcista. De esta forma, mantendremos los mismos objetivos establecidos en 19,6 euros correspondiente al pulso del ciclo macro por el cual se desarrolla el patrón. Posteriormente, ubicamos un segundo objetivo arriba de los 21 euroscorrespondientes al cierre del ciclo macro que se creó desde diciembre de 2019.

Aunque claramente el movimiento de continuación alcista para las acciones de la Compañía de Distribución Integral Logista Holdings S.A. ya se confirmó desde los 17,5 euros, sabemos que, en una operación determinada al mediano o largo plazo, podemos encontrar diferentes puntos para adherir en compras y potenciar los beneficios.

LOGISTA EN BOLSA

Para el caso de las acciones de Logista y de acuerdo con la ubicación del índice de fuerza relativa que se encuentra cercano a niveles de sobrecompra, estimamos un probable retroceso a modo de pullback sobre los 18 eurosdonde confluirían el área de regularidad del último avance en el 61,8 de retroceso de Fibonacci con la conjunción de las medias móviles exponenciales de 50 y de 250 periodos.

Por otro lado, vemos que, si el precio desarrolla un movimiento mayor a la baja, podría crear una formación de truco (V invertida) sobre los 17,5 euros nuevamente que estarían cubiertos por la directriz alcista formada desde los mínimos creados por la pandemia más, el soporte macro registrado el primero de junio de 2020. Este movimiento nos otorgaría cerca de un +20% de beneficio adicional estimado al mediano y largo plazo.

Recordemos que la empresa posee una interesante cobertura frente a la situación actual de crisis donde la inflación es la mayor amenaza dado que, la mayoría de sus contratos mantienen cláusulas de revisión de precio mensual o trimestral con lo cual se puede trasladar el sobrecosto que ello produce y puede seguir gozando de sus acostumbrados márgenes de rentabilidad.

Relacionados