sábado, 03 diciembre 2022

Cellnex se baja de la puja de Deutsche Telekom: ¿y ahora qué?

Cellnex Telecom toca retirada en plena puja por los emplazamientos de Deutsche Telekom. La compañía alemana ha escogido la alternativa financiera antes que la de un socio industrial, es decir, revalorizar los activos a través de inversiones a medio plazo de fondos de inversión como KKR, Stonepeak y GIP. La compañía española iba de la mano del fondo Brookfield, con un horizonte de inversión a largo plazo, para desarrollar las torres y crear valor. El montante de Cellnex alcanzaba los 20.000 millones de euros, una operación que dejaba un sabor agridulce a los inversores debido a la deuda que tendría que emitir el operador neutro con sede en Cataluña. Asimismo, la compañía alemana tenía una necesidad imperiosa de liquidez, debido a una deuda de más de 136.000 millones de euros.

Sin embargo, la germana ha optado por el dinero dinero antes que el desarrollo de nuevos emplazamientos con un socio fiable, como Cellnex. La decisión, no obstante, deja la puerta abierta de cara al futuro para materializar la compra por parte de la catalana. Y es que, la inversión de los fondos tiene un principio, pero también un final. La búsqueda de esta rentabilidad se tiene que realizar en un tiempo predeterminado al no tratarse de una operación a largo plazo.

CELLNEX PODRÁ TENER SU OPORTUNIDAD EN LOS PRÓXIMOS AÑOS

La estrategia habitual de estos fondos es invertir para después vender, como ha hecho de forma similar el propio fondo KKR con Telxius -entonces en el perímetro de Telefónica- y Pontegadea. Ambos sacaron plusvalías con la venta de este cable submarino a American Tower. La propia Cellnex, de hecho, también hizo lo propio cuando los fondos entraron en Vantage para comprar después Hivory, vendida finalmente al operador español.

Inversion.es

En toda la negociación y presentación de ofertas, Cellnex se ha mostrado como un socio de largo plazo y es posible que en el próximo lustro pueda hacerse con estas torres, siempre y cuando los fondos decidan venderla a la española. Y es que, el de Deutsche Telekom es un paquete importante, con unos 33.000 emplazamientos, que evitarían un acercamiento de la competencia.

Cellnex se ha mostrado como una opción industrial en esta operación, por lo que no se puede descartar ningún escenario de cara al próximo lustro

No obstante, Cellnex tiene más que cubierta su operatividad de cara al 2030. La compañía presidida por Tobías Martínez tiene un compromiso de inversión por valor de 7.500 millones de euros durante los próximos ocho años para el despliegue de nueva infraestructura. Son acuerdos alcanzados con los socios con los que opera y trabaja para prestar el servicio.

CELLNEX Y UNA INVERSIÓN COMPROMETIDA DE 7.500 M€

Así, hasta finales de este década tiene contratado el despliegue de 25.000 emplazamientos en los 12 países donde opera. La mayoría de ellos servirá para dar servicio al 5G y reducir también el tiempo de latencia -tiempo de respuesta desde que se da la orden hasta su ejecución- en las conexiones.

De esta forma, Cellnex no se quedará ni mucho menos parada. Una vez realizado este plan de inversiones, Cellnex alcanzará las 137.000 torres de telecomunicaciones, manteniéndose como líder en el Viejo Continente. Vantage, en segundo lugar en Europa, ostenta unos 70.000 emplazamientos. Habrá que esperar si American Tower podría entrar en próximas pujas para hacerse con estas infraestructuras, clave para el despliegue del 5G.

Asimismo, Cellnex da protagonismo a los activos adyacentes, infraestructuras unidas a las torres de telecomunicaciones, como edge computing -recopilación de datos brutos-, redes privadas para industria, los sistemas distribuidores de antenas -ubicados en zonas con gran concentración de datos, como estadios-.

LA DECISIÓN DE DEUTSCHE TELEKOM DISPARA A CELLNEX

Los inversores celebran que el denominado operador neutro no acuda a esta puja debido a los casi 20.000 millones de euros que debía desembolsar, un montante que hubiera incluido la emisión de deuda. Sin embargo, Cellnex no tendrá un competidor en el negocio europeo, por ahora. Estos fondos tan sólo buscan una rápida plusvalía y habrá tranquilidad en el sector de cara a los próximos cinco años.

De hecho, las subidas en el operador neutro son una realidad. Desde mínimos anuales, en niveles cercanos a los 35 euros por acción, Cellnex registra una subida fuerte del 15%, mientras que el Ibex 35 cede terreno ante el riesgo de una inminente recesión, que ya estaría activada en Reino Unido, según Berenberg.

El operador neutro se encuentra ahora a las puertas de una importante resistencia, en los 41,2 euros, y muestra una fuerte solidez a las caídas del Ibex 35. Los expertos de IG Markets le otorgan aún un precio objetivo más elevado, cercano a los 55 o 60 euros por acción. Si el valor cayera, los soportes se encuentran en las zonas de los 38 y 36 euros por acción.

LA RUPTURA DE LOS 48 EUROS, CLAVE PARA CELLNEX

«Si consigue romper y consolidar los niveles de resistencias mencionados anteriormente, es probable que puedan meterse nuevamente sobre los 48 euros», ha apuntado Diego Morín, analista de IG Markets.

Las primeras filtraciones de la decisión de Deutsche Telekom dispararon los títulos un 5%. Y es que, «el mercado veía con buenos ojos evitar el fuerte desembolso para hacerse con las torres de Deutsche Telekom, cuyos activos superan los 18 000 millones de euros en valoración», según señala Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de Inversión.

CELLNEX BAJARÁ ENDEUDAMIENTO

«A día de hoy, existen otros fondos de inversión de Estados Unidos que están mejor posicionados que la española para hacerse con las torres de telecomunicaciones, por tanto, ahora parece que Cellnex se encuentra fuera de la puja», ha sostenido cuando se le pregunta si Cellnex estaría en disposición de hacerse con este paquete en los próximos años.

Respecto a la visibilidad de la acción de cara a los próximos meses, Morín destaca que «en los momentos actuales podría tener un buen rendimiento, siempre y cuando no perfore los mínimos anuales«. Asimismo, ha indicado que «el objetivo de ir reduciendo su endeudamiento en los próximos años es una nota positiva para los inversores»; y «sin olvidarnos de que es el líder del sector en Europa y cuyo negocio presenta una alta demanda«.

Relacionados