sábado, 03 diciembre 2022

El Gobierno se pega un tiro en el pie con CaixaBank por su impuesto

El impuesto a la banca del Gobierno de España sigue haciendo mella en todas las entidades bancarias cotizadas. Después de tres días, el nuevo tributo, el cual tendrá una vigencia de dos años, sigue lastrando la cotización de los bancos del mercado de valores. La medida viene encaminada a reducir los beneficios que los bancos obtengan gracias a la subida de tipos del BCE, la cual está prevista para el próximo 21 de julio. El ejecutivo liderado por Pedro Sánchez entiende que ninguna compañía debe beneficiarse del momento actual, el cual está marcado por la incesante inflación.

El nuevo impuesto bancario ha tenido un efecto inmediato, al menos en el mercado de valores. El mismo día que Sánchez anunció las medidas, las entidades financieras se dejaron por el camino más de 5.000 millones de euros en concepto de valoración bursátil. Además de ello, lejos del parqué bursátil, las primeras estimaciones auguran un recorte del beneficio del 35% en el conjunto de las grandes entidades bancarias.

EL GOBIERNO SE COMPLICA LA VIDA 

Pese a que el propio Pedro Sánchez ha quitado hierro a los descensos bursátiles, la realidad es que el Gobierno se ha complicado la vida. Y es que, pese a que es una medida que el propio BCE estaba estudiando y que varios analistas consideran que otros países pueden imitar, el ejecutivo español no ha tenido en cuenta su presencia en el capital de CaixaBank. El Gobierno española ha tirado piedras a su propio tejado. 

EL FROB ES EL SEGUNDO MÁXIMO ACCIONISTA DE CAIXABANK CON EL 16,1% DEL CAPITAL

El ejecutivo nacional, a través del FROB, tiene una participación mayoritaria en el capital de CaixaBank. El organismo público es el segundo máximo accionista con un 16,1% de la entidad bancaria catalana. Solo lo supera Criteria Caixa, que posee el 30,1% del accionariado del banco con sede en Valencia. Precisamente, el Gobierno tiene una participación significativa en la que es una de las empresas que mejor se estaba desenvolviendo en el mercado de valores en los primeros meses de año. 

CAIXABANK LIDERA AL SECTOR EN BOLSA

CaixaBank viene siendo la entidad bancaria que mejor recorrido bursátil ha mostrado en los primeros siete meses del presente año. Contando con la caída cercana al 10% que la empresa ha experimentado desde que Sánchez anunció la medida, CaixaBank marca una apreciación superior al 12% desde comienzos de año. Por el momento, el valor de sus acciones es de 2,66 euros. Y es que, aunque los analistas le auguran un buen futuro en el mercado de valores, la reacción inicial del mercado al tributo gubernamental no ha sido buena. 

LA ENTIDAD BANCARIA CATALANA ES UNA DE LAS MEJORES POSICIONADAS PARA CRECER CON LA SUBIDA DE TIPOS

CaixaBank sigue siendo uno de los bancos, no solo españoles sino europeos, que más beneficiado se va a ver con el alza de los tipos de interés del BCE. Los analistas vienen apuntando que los bancos que desarrollan gran parte de su negocio en el mercado doméstico son lo que van a notar un mayor impulso por la subida de tipos. El banco liderado por Gonzalo Gortázar cuenta con 21 millones de clientes, y su principal mercado es el español. 

Pese a que la mejora va a ser evidente, el tributo gubernamental va a rebajar los márgenes de beneficios que pudiera conseguir gracias al cambio de política monetaria del BCE. Los inversores entienden que, pese a ser una situación eventual y que CaixaBank avanza con paso firme tanto a nivel comercial como bursátil, el Gobierno ha desfavorecido la dinámica de la entidad

PEDRO SÁNCHEZ DEVALÚA SU POSICIÓN EN 270 MILLONES

Pero además de todo esto, el ejecutivo presidido por Sánchez se ha dado de bruces con su propio tributo. El FROB, el cual entró en CaixaBank después de la absorción de Bankia, cuenta con casi 1.300.000 acciones de la entidad catalana. Atendiendo a la respuesta del mercado, el Gobierno español ha visto como su participación en la compañía presidida por Goirigolzarri caía en picado. 

CaixaBank - Banco Santander
Gonzalo Gortázar, Consejero Delegado de CaixaBank

Desde el pasado 12 de julio, fecha en la que Sánchez anunció el paquete de medidas, la posición del FROB en la compañía española se ha devaluado más de 270 millones de euros. Un golpe asestado por el propio Gobierno. Pese a que las estimaciones de los expertos son buenas y el consenso de mercado considera que CaixaBank tiene potencial suficiente en Bolsa, la realidad es que el ejecutivo se ha encargo de lastrar su posición en la firma bancaria. 

¿BUENOS AUGURIOS O NUEVA ACTUACIÓN DEL GOBIERNO?

Bloomberg considera que, pese a que las decisiones del Gobierno han tumbado la cotización de la entidad bancaria, «la actualización de las previsiones de ingresos en los resultados del segundo trimestre impulsará la mejora del consenso». Aún ello, la agencia de noticias expresa que hay incertidumbre, no sólo por la situación macroeconómica actual, sino por la posibilidad de que pueda haber más intervenciones del ejecutivo nacional, lo cual “podría dificultar la acumulación de un sentimiento positivo”, tal y como añade Bloomberg. 

Si esta circunstancia se cumple, y Pedro Sánchez vuelve a actuar sobre el sector bancario, las reacciones del mercado volverán a ser adversas, lo cual provocará nuevas caídas en las entidades bancarias. Esto a su vez repercutirá de forma directa en la posición del Gobierno en CaixaBank.

La medida gubernamental ha perforado la cotización de toda la banca en el mercado de valores. Pese a que los bueno augurios siguen vigentes, el sentimiento cortoplacista de los inversores es negativo, algo que podría lastrar a CaixaBank para terminar cerrando la semana en negativo. Está por ver si el Gobierno vuelve a lastrar su posición en la que todavía sigue siendo la entidad bancaria más creciente del mercado de valores en 2022. 

Relacionados