sábado, 03 diciembre 2022

Efecto pánico bursátil: Aena sube tráfico, pero pierde en bolsa

Aena ha alcanzado en el primer semestre de 2022 una recuperación del 82% de su tráfico aeroportuario frente a los registros previos a la pandemia con un total de 104,9 millones de pasajeros. Tan sólo para el mes de junio, la compañía registró 24,2 millones de viajeros siendo el inicio de la temporada de verano, lo que representa un 89,2% de recuperación frente al mismo periodo de 2019.

El cálculo de los despegues y aterrizajes para el semestre corresponde a 102 millones, ubicándolo a tan solo 9 puntos porcentuales de los datos registrados previos a la pandemia. El transporte de mercancías se encuentra a 1,2% de lograr las cifras registradas por Aena de enero a junio de 2019.

Como de costumbre, el aeropuerto de Madrid-Barajas se sitúa en el primer lugar de aporte de tráfico alcanzando 4,5 millones de viajeros de los 24,2 millones registrados en el mes de junio. El aeropuerto de Barcelona-El Prat, registró 4 millones de viajeros sumando así entre los dos el 35,1% del trafico aeroportuario español.

De acuerdo con estas cifras, Aena, la compañía presidida por Maurici Lucena, confirma sus previsiones al alza para 2022 correspondientes a la banda entre los 205 y 232 millones de viajeros, lo que representaría cerca de un 100% de incremento frente a los 120 millones registrados en 2021 y muy cercano a los 274 millones registrados en 2019, previo a la pandemia.

ANÁLISIS TÉCNICO

Sin embargo, es necesario ser consecuentes con la situación económica actual no sólo de España, sino del mundo en general. En medio de una posible recesión, el ahorro disminuye considerablemente presionando el gasto focalizado en necesidades básicas. Sectores como en los que se mueve Aena, suelen sufrir periodos de estancamiento que resienten sus acciones.

aena Inversion.es

De momento, las acciones de Aena suman ya seis sesiones semanales consecutivas a la baja desvalorizando su acción en un -18,7%, visitando nuevamente niveles de noviembre de 2020. Técnicamente estaríamos alertas del movimiento para la próxima semana del precio, el cual, siempre que respete el área de regularidad sobre los 120 euros que son el punto de inflexión, podría generar punto de giro al alza.

Situación que podría llevarlo nuevamente a los máximos de 2022 registrados en febrero antes de la incursión bélica de Rusia contra Ucrania en niveles de 155,8 euros por acción, lo que representaría más de un 30% de revalorización. Sin embargo, si el precio realiza apertura semanal por debajo de los 120 euros, fácilmente podría desplomarse a niveles mínimos registrados por la pandemia por debajo de los 98 euros por acción.

Relacionados