lunes, 08 agosto 2022

Juan López (Kibo Ventures): “Vienen curvas, pero en estas crisis se generan nuevas oportunidades”

spot_img

El ecosistema sturtup es una realidad creciente a la que cada día se unen más inversores. Kibo Ventures es uno de esos nexos entre emprendedores que quieren iniciarse en sus proyectos e inversores. La compañía de origen español, a la cual muchos asocian al ecosistema sturtup, es un fondo que invierte en empresas con potencial de crecimientoJuan López Santamaría, uno de los socios de Kibo Ventures considera que tienen “un enfoque startupero, ya que nos hacemos todo y todos colaboramos en los proyectos”. Teniendo más de una década, la compañía ha levantado cuatro fondos de inversión y gestionan hasta 300 millones de euros. 

El crecimiento de Kibo Ventures ha ido correlacionado con el auge del ecosistema startup, sobre todo a nivel nacional. De hecho, el motivo por el que la empresa nació fue porque “en España no había un ecosistema de inversores institucionales”, tal y como explica el socio de la empresa. “El entorno startup estaba aún por montar, y uno podía oler que se podía crear”, añade Juan López.

LOS PRIMEROS EN ESPAÑA 

El fondo es uno de los que más reconocimiento y presencia tienen en el ecosistema startup. Varias empresas que tiene en su porfolio han logrado expandirse a nivel global, incluso debutar en el mercado de valores. Pese a que en España fueron de los primeros en tocar a la puerta de los inversores, el partner de Kibo Ventures expresa que “no es que estuviésemos creando algo nuevo, pero veíamos que en España había un potencial que no se estaba usando. En ese sentido sí que creo que cogimos una ola muy importante que era ir sin complejos al inversor institucional”, expresa Juan López. El ejecutivo remarca que Kibo Ventures “estaba caminando sobre un camino ya andado”, pero al mismo tiempo considera que “un poco innovadores sí que fuimos”. 

“El sector startup es complejo de entender y necesita un ecosistema muy maduro”

Kibo Ventures se ha hecho grande explotando un nicho que hoy por hoy sigue creciendo. El ecosistema startup, aunque es un sector asentado en varias economías internacionales, está desarrollándose en España. Aunque ha crecido de forma exponencial, aún existe reticencia. Juan López expresa que “es un sector complejo de entender y que necesita un ecosistema muy maduro“. 

KIBO VENTURES NO HA DEJADO DE INVERTIR PESE A LA CRISIS

Las dudas y el temor inversor han crecido en los últimos meses. Y es que la situación actual del mercado no invita a pensar que sea un buen momento para apostar por una empresa. El riesgo es un factor que pesa entre los inversores. Además, viendo que los mercados están cayendo, el sentimiento inversor es negativo. Esto es algo extrapolable al ecosistema startup que, pese a que sí ha notado un fuerte ascenso, ha visto como esa rápida proyección se frenaba poco a poco. 

“hay que invertir con cuidado y buscar buenas compañías”

El ejecutivo de Kibo Ventures considera que “vienen curvas”. Pese a esto, “en este tipo de crisis solo se generan nuevas oportunidades”, explica Juan López. Además de ello, el socio de la empresa admite que “no hemos dejado de invertir, nosotros somos capital paciente“. Como fondo de inversión entienden que el momento entraña dificultades. “Hay que invertir con cuidado y encontrar buenas compañías”, añade López Santamaría. 

CREAR VIABILIDAD EN UN MERCADO INFLADO 

Al hilo de las dificultades que están teniendo estas empresas, fruto del momento macroeconómico actual, varias startups han sucumbido a la presión económica. Esto ha hecho que estas compañías estén bajo la lupa más que nunca. Una de las cuestiones que más redunda en el entorno startup es si todas las empresas son viables. Ante ello, Juan López comenta que “la mayoría de las empresas en las que Kibo Ventures invierte no son viables, sino que somos nosotros quienes creamos esa viabilidad”.

“Cuando el dinero está barato y una industria crece, se mete gente menos sofisticada en el sector que suele inflar los precios para luego desaparecer”

Bien por escala, modelo de negocio, capital disponible…son varias las empresas que en momentos de dificultades económicas muestran fragilidad. El ejecutivo también considera que estas caídas son fruto de los inflacionado que estaba el sector. Y es que el ecosistema startup ha crecido como la espuma en los últimos dos años. “Ha habido un ajuste, y esa corrección se debe a que se estaban haciendo cosas por lo inflado que estaba el ecosistema”, expresa Juan López. 

EL DESCONOCIMIENTO SE PAGA CARO

La sofisticación es un factor que se tiene poco en cuenta. Este sector estaba en auge, y los inversores estaban viendo que había buenas oportunidades de hacer valor de una forma rápida. “Hay compañías que eran una locura. Cuando el dinero está barato y una industria crece, se mete gente menos sofisticada en el sector que suele inflar los precios para luego desaparecer”, explica el partner de Kibo Ventures. 

Es decir, el socio de Kibo Ventures considera que hay gente que se ha aventurado por desconocimiento del sector. Esto ha conducido a que haya varias empresas que caigan en momentos como el actual, marcados por la incertidumbre, la volatilidad y el miedo inversor. Son aquellas compañías que estén bien estructuradas y cuenten con solidez financiera las que atraviesen esta etapa de la mejor forma. 

Sea como fuere, el ecosistema startup sigue avanzando. Pese a las dificultades económicas, Kibo Ventures sigue invirtiendo y sigue viendo oportunidades en el sector. Aún ello, hoy en día, las dudas inundan cualquier mercado. Los inversores, como los grandes fondos, mantiene la cautela. Por lo pronto, y lejos de las reticencias, el sector sigue creciendo y asentándose. Juan López cree que “han salido cosas muy interesantes, ya hay empresas que valen 2.000 millones de euros, y no creo que esto sea humo”. 

Relacionados