lunes, 08 agosto 2022

EDF suma y sigue: los accionistas tambalean el control energético de Macron

spot_img

Los presagios se han cumplido y el Gobierno de Francia lanzará una OPA por el 100% de EDF. El Ejecutivo liderado por Emmanuel Macron considera que, ante la actual situación en la que el precio de la energía está desbocado y la apuesta por las renovables es más necesaria que nunca, es crucial hacerse con la parte que no controla de la compañía gala. Francia ya posee el 84% del capital de EDF. Pese a ello, consideran que la compañía debe caminar bajo el control total del estado francés. 

En los últimos días se venía hablando de la posibilidad de que el Gobierno de Macron renacionalizase la compañía eléctrica. El pasado 19 de julio el ministro de Economía anunció que el Ejecutivo galo quería llevar a cabo la compra del 15,9% que no controla en la empresa energética. Pese a que el anuncio se oficializó recientemente, a principios del presente mes, Elisabeth Borne habló de la posibilidad de hacerse con la totalidad de la empresa con el objetivo de garantizar “la soberanía” y reforzar “las capacidades para permitirle a EDF desarrollar a corto plazo los proyectos ambiciosos para el porvenir energético de Francia”. 

LOS MINORITARIOS SE HAN PUESTO MANOS A LA OBRA 

Lejos de objetivos energéticos, la operación gubernamental ha tenido un efecto directo e inmediato en la cotización de la que aún sigue siendo un valor de la Bolsa de París. Las OPAs siempre suelen agitar el accionariado de cualquier empresa. En este caso, pese a que la mayor parte del capital está en manos del Ejecutivo francés, la parte restante ha movido ficha, llevando a EDF a tocar máximos anuales en el mercado de valores. El equipo de Macron ofrece 12 euros por acción. Los expertos estiman que la operación puede suponer un desembolso de hasta 9.700 millones de euros. Pese a que no parece que pueda ser una compra compleja, los accionistas minoritarios ya están presionando la acción para que esta se acerque al precio que ofrece el Gobierno. 

LA OPA DEL GOBIERNO FRANCÉS SOBRE EDF SUPONDRÍA UN DESEMBOLSO DE UNOS 9.700 MILLONES DE EUROS

Es un movimiento recurrente en el capital de las empresas que son pasto de OPA. Los inversores ensalzan el valor de la acción para que quien quiere hacerse con el control de la compañía tenga que hacer un desembolso mayor. Es decir, las ofertas públicas de adquisición generan oportunidades para que los inversores generen plusvalías. En este apartado entran en juego la posición de la empresa, la importancia que tenga en su sector, si es estratégica o no, los proyectos que tengan entre manos, la deuda…

EL ESTATUS ESTRATÉGICO DE EDF PESA EN BOLSA

EDF es una empresa que ha cobrado una importancia superior, fruto de la actual situación macroeconómica. La guerra entre Rusia y Ucrania ha puesto en el foco los elevados precios de la energía. Los Gobiernos han comenzado a desplegar sus armas para frenar los costes energéticos. Es por ello por lo que Francia quiere hacerse con una de las empresas más importantes del sector energético tanto en el país como en Europa.

EN DOS SEMANAS, EDF HA CRECIDO MÁS DE UN 49% EN EL MERCADO DE VALORES FRANCÉS

Precisamente los inversores minoritarios se están cubriendo bajo ese estatus de empresa estratégica que tiene EDF para apretar la oferta del Ejecutivo francés. Es por ello por lo que, desde el pasado 5 de julio, fecha en la que comienza a conocerse las intenciones del Gobierno, la acción crece desde los 7,84 euros hasta los 11,73 euros actuales. Es decir, en algo más de dos semanas, EDF se ha revalorizado más de un 49% en el mercado de valores. 

Los inversores se han encargado de reducir la prima que ganaban con la oferta del Gobienro de Macron. Entienden que es una oferta baja teniendo en cuenta el peso de la compañía en el sector energético, el cual ha pasado a un primer plano debido al impacto de la guerra en el este de Europa. El panorama actual ha obligado a Francia a ver la enorme dependencia energética que tienen de Rusia. Salvaguardar y exprimir todas las herramientas energéticas urge más que nunca, y Francia ha visto en EDF una de sus armas para intentar ser más independiente del gas ruso

PRESIÓN PARA MACRON 

Electricité de France es una empresa que cuenta con varios lastres, siendo una deuda de más de 6.000 millones de euros el más importante. Este es uno de los motivos que invitan a pensar que caminar de la mano del Ejecutivo liderado por Macron es la mejor idea. Aún esto, los minoristas siguen empujando para que la acción se aproxime a la oferta del Gobierno. Hoy por hoy, de aceptar la OPA, los inversores ganarían una plusvalía del 2% con respecto al precio actual de las acciones de EDF

EDF - Macron - Francia
Planta de EDF

La empresa se ha embarcado en la tendencia alcista en el último mes. Atendiendo a esta dinámica y a que los analistas le siguen dando potencial bursátil, parece que los minoristas podrían obligar al Gobierno a lanzar una oferta mejor. Pese a que Francia tiene la operación muy encarrilada, no sería extraño ver como los inversores siguen apretando para que el precio se acerque a los 12 euros que ofrece el Gobierno. De ser así, a Macron le saldría más caro hacerse con uno de sus objetivos energéticos. 

La independencia energética se antoja crucial en estos tiempos, y los suministros, lejos de verse como un mero negocio, se han convertido en una necesidad indispensable para las naciones más dependientes del gas ruso. Macron quiere hacerse con el control total de EDF, pero para ello deberá lidiar y convencer al 14,9% del accionariado que no está dispuesto a regalar su posición en la empresa. 

Relacionados