lunes, 08 agosto 2022

Netflix, tras sus resultados, ¿hora de comprar o rebote de gato muerto?

spot_img

Esta semana, Netflix informó sobre sus resultados del segundo trimestre que perdió menos suscriptores de lo que tenían estimado, lo que hizo que sus acciones subieran más del 12,6% en las operaciones posteriores al cierre de mercado contribuyendo de esta forma, a plasmar pantallas verdes con lo que el S&P500 terminó subiendo el 2,8% apoyado de 494 empresas de las que integran el índice, revalorizándose con fuerza al unísono como no sucedía desde abril de 2020. Por su parte, el índice NASDAQ presentó el mismo comportamiento anotándose subidas superiores al 3,1%.

Los mercados accionarios se impulsaron inicialmente por la información que compartía Reuters a inicios de semana en la cual aseveraban, que el Banco Central Europeo estaba considerando seriamente un aumento en los tipos de interés de 50 puntos básicos para la reunión del jueves 21 de julio, “anuncio que resultó ser verdad confirmada este jueves, poniendo fin a 8 años de tipos de interés negativos en Europa“, lo que representaba el doble de lo estimado por el consejo de gobierno del BCE que fue acordado por unanimidad y confirmado por su propia presidenta Christine Lagarde en el simposio de Sintra.

LOS INVERSORES TOMAN MAYORES RIESGOS

Al mismo tiempo, informaron que los flujos de gas provenientes de Rusia a través del famoso gasoducto Nord Stream 1, volverían a funcionamiento a partir del jueves una vez se concluyera el mantenimiento programado con lo cual, aunque los precios del gas no presentaron mayor impacto, sí género un elevado optimismo en los mercados descontando la idea de que la eurozona podría librarse de una recesión y que los mercados entrarían en el inicio de una nueva tendencia alcista. Basta con dar un vistazo al indicador (Fear & Greed) de la CNN Business, el cual pasó de estar en 23 puntos en extremo miedo, a miedo, alcanzando los 39 puntos en tan solo una semana y ya va en busca de los 50 puntos como si nada estuviera pasando.

Esto llanamente significa que, aunque todavía se mantiene un ambiente de preocupación “leve” en los mercados, los inversionistas están comenzando a tomar mayores riesgos, esperemos que no sea un simple rebote de gato muerto pues para el caso del gas, el gasoducto parece funcionar apenas al 30% de su capacidad. Es lo típico, una noticia a medias que el mercado se come entera. 

NETFLIX NO SE CENTRÓ EN LOS RESULTADOS FINANCIEROS

En ese orden de ideas, muchas de las acciones a nivel mundial comenzaron un repunte y Netflix no sería la excepción, en especial por la entrega de los resultados a sus accionistas. La pionera del streaming informó que perdió 970.000 suscriptores para el segundo trimestre de 2022 lo cual superó las expectativas de Wall Street, ya que la propia empresa había anunciado el trimestre anterior que la pérdida de suscriptores alcanzaría los 2 millones. Los ingresos brutos alcanzaron los 7.970 millones de dólares que comparado a los 7.868 del primer trimestre de 2022, equivalen a un leve incremento del 1.3% lo que, a su vez, deja entrever que la facturación a cierre año será similar a la de 2021. Por su parte, el beneficio neto de la compañía para el segundo trimestre alcanzó los 1.441 millones que equivalen a un incremento del 6,4% frente a los 1.353 registrados en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, frente a los beneficios netos registrados en el primer trimestre de 2022, equivalen a una pérdida del -9,8%. 

El cuerpo directivo de Netflix no se centró en los resultados básicos financieros tanto como en el plan de choque que pretende dinamizar sus ingresos a cuenta de la unión con Microsoft para hacer realidad la opción de venta de suscripción a menor precio, pero con publicidad incluida, al peor estilo de YouTube

Netflix estima cerrar en positivo con una cifra cercana a los 1.000 millonesde dólares

También recalcó el desarrollo de las pruebas piloto que vienen haciendo en algunos países de Latam en la cual cobrarían a los suscriptores cargos adicionales por utilizar una misma suscripción en diferentes locaciones geográficas. Bajo este concepto, la compañía desea extender el plan piloto no sólo a un miembro adicional en otra locación sino a una casa adicional por la cual se estima un precio de 2,99 dólares por casa. 

NETFLIX ASEGURA SER AUTOFINANCIADA

Finalmente, pero con mayor enfoque, las directivas de Netflix hicieron hincapié en las expectativas de su flujo de caja libre a futuro el cual, para este año, estiman cerrar en positivo con una cifra cercana a los 1.000 millones de dólares. El flujo de caja libre para el trimestre en cuestión cerró con 13 millones de dólares positivos en comparación con los -175 millones de pérdida del segundo trimestre del año anterior, recordando que su flujo de efectivo libre negativo máximo alcanzó los 3.300 millones en 2019, aunque Spencer Neumann, el director financiero en Netflix, aseveró que la compañía podría gastar cerca de 17.000 millones de dólares en contenido a cierre de 2022. 

Desde Netflix aseguran ser autofinanciados en esta parte de su historia gracias a que desde hace 5 años atrás vienen construyendo su propio estudio para producir la mayoría de sus títulos originales con lo cual, hasta el momento, la compañía ha logrado que un 60% del contenido total de Netflix sea producido por ellos mismos. Esta dinámica le permitirá reducir costes y al mismo tiempo le impulsará la eficiencia en su flujo de caja libre y claro está, mayores beneficios netos, aunque registren menos suscriptores. 

LA COMPAÑÍA EN BOLSA

Desde noviembre del año pasado y durante los siguientes 6 meses, las acciones de Netflix dibujaron velas rojas consecutivas que la llevaron a perder hasta el -72,7% de su valor. Por la entrega de los resultados financieros y las proyecciones presentadas, las acciones de Netflix han retomado cerca del +25% en lo corrido del mes dando idea de un punto de giro al alza. Sin embargo, es importante destacar que la acción mantiene un patrón psicológico macro que se activará al alza solo si se vuelve a ubicar sobre los 272 dólares por acción de acuerdo con los lineamientos que compartimos en la gráfica mensual.

Si el precio no recupera y retestea el área de Buy Pívot (Pívot de compra), podría simplemente utilizar el movimiento actual como un pullback para continuar con la presión bajista luego de haber quebrado la directriz alcista macro, como si se tratara de un mero rebote de gato muerto que llevaría el precio a niveles de 2015 en inmediaciones de 100 dólares por acción.

Si el precio retestea y recupera los 272 dólares, tendría una alta probabilidad de cumplir el objetivo del patrón psicológico en sus máximos históricos arriba de 690,9 dólares, lo que corresponde a más del 150% de revalorización.

Relacionados