jueves, 18 agosto 2022

Aeternal Mentis, cuesta abajo: la inteligencia artificial sigue sin despertar en el BME Growth

Aeternal Mentis siguen sumida en la tendencia bajista y, por el momento, aún no sabe cuál es un suelo. La compañía dirigida por Jorge Santiago se ha acostumbrado a vivir en la tendencia bajista. Aetenrnal es uno de los casos más paradójicos del mercado de valores de small cap. Y es que la que fuera una de las revelaciones del pasado ejercicio se ha convertido en uno de los valores más decrecientes del antiguo MAB. Por el momento, la firma vasca se deja más de un 54,21% en lo que va de año.

El precio de Aeternal Mentis en la última sesión bursátil fue de 9,25 euros. En la misma, la compañía volvió a ceder más de un 1%. Y es que los descensos se han convertido en la tónica general de un valor que el pasado año creció por encima del 306%. La empresa dedicada a la inteligencia artificial no logra levantar su cotización en el mercado de valores. De hecho, atendiendo a su gráfica, el último movimiento alcista de la empresa se produjo a principios de año. La compañía comenzó el año con títulos a 20,20 euros. Tras ello, ascendió hasta los 22 euros, cerrando así su máximo histórico. 

11 MESES COMO COTIZADA DEL BME GROWTH

Cabe destacar que Aeternal Mentis es un valor muy joven en el mercado de valores. El próximo 30 de julio celebrará su primer año como cotizada, aunque de la mejor forma. Pese a que la compañía mantiene el piloto en verde encendido desde que comenzase a cotizar, Aenternal Mentis no sale de la dinámica bajista y, por ahora, nada apunta a que la situación vaya a cambiar.

AETERNAL MENTIS FUE UNA DE LAS REVELACIONES DEL ANTIGUO MAB EL PASADO AÑO

La firma liderada por Jorge Santiago mantiene una revalorización del 110% desde el pasado 30 de julio de 2021 debido a que el pasado ejercicio fue tremendamente positivo para la compañía. Aeternal Mentis fue uno de los debuts más destacado del mercado de valores de samll caps, con una temprana subida del 50%. La compañía mantuvo la buena dinámica hasta principios de este año. Tras ello y sellar su máximo histórico el 10 de enero del presente año, la empresa se ha sumido en una espiral bajista de la que no logra salir. 

LOS OBSTÁCULOS DE AETERNAL MENTIS 

Es cierto que las circunstancias actuales no invitan al optimismo. El mercado financiero viene cargado de incertidumbre y los inversores mantienen la cautela. El sentimiento inversor es negativo y quienes se lanzar a invertir lo hacen minimizando los riesgos y yendo a por valores seguros, algo que no abunda en el mercado de valores. 

AETERNAL MENTIS SE HA DEPRECIADO UN 57% DESDE QUE ALCANZASE SU MÁXIMO HISTÓRICO EN ENERO

A su vez, Aeternal Mentis se dedica a la inteligencia artificial. Dentro de que es un sector llamado a tener un fuerte impacto en los mercados de valores, por el momento se ha visto lastrado por los altos costes de las materias prima. La desbocada inflación sigue haciendo mella en las empresas que necesitan de las materias primas para sacra adelantes sus proyectos. 

UN VALOR VOLÁTIL

Unido a ello, los analistas coinciden en que las empresas tecnológicas están estrechamente sujetas a las variaciones en el mercado de valores. Este tipo de compañías, independientemente de a lo que se dediquen, son volátiles, y la prueba de ello está en que Aeternal Mentis ha pasado de ser uno de los valores más alcistas del parqué bursátil nacional a una de las firmas más depreciadas del presente ejercicio. 

La compañía vasca cumplirá un año como cotizada con un deterioro del 57% desde que tocase su máximo histórico a principios de enero. El antiguo MAB es un mercado inmóvil, en el que las fluctuaciones no abundan. En el caso de Aeternal, la compañía cuenta con dos accionistas mayoritarios que no mueven ficha. Ante esto, los descensos continuados provienen de los minoristas que sí que están moviéndose en el capital de la compañía. Aeternal Mentis se mantiene en la senda bajista. Por ahora, la inteligencia artificial no ha cobrado vida en el BME Growth. 

Relacionados