lunes, 08 agosto 2022

Oryzon allana el terreno jurídico para su salto inminente al Nasdaq

Oryzon ha dado un paso más en su camino hacia el Nasdaq estadounidense. En concreto, la compañía biotecnológica española ha ejecutado distintas actividades de evaluación, estudio y preparación jurídica para saltar el charco, según ha confirmado. En especial, la firma ha puesto especial énfasis en allanar el terreno jurídico de cara a ese posible debut bursátil en Estados Unidos, ya que se trata del paso más exigente e importante. Con ello, la empresa podría llegar finalmente al índice tecnológico norteamericano a finales del 2022.

El Nasdaq es sin duda uno de los índices de referencia en todo el mundo. Incluso, se podría afirmar que es el más importante para las compañías tecnológicas pequeñas. También es un punto de referencia para el sector biotecnológico en el que se fijan muchos inversores. De hecho, aparecer en el Nasdaq ofrece una visibilidad mayor que ningún otro índice del mundo, salvo el Dow Jones y el S&P 500. De ahí, la insistencia de Oryzon por lograr que sus títulos puedan aparecer y comercializarse a través de dicha bolsa de valores.

Los directivos de Oryzon han estado jugando con esa idea durante más de seis años, pero no no fue hasta 2020 que se volvió una alternativa real. Aun así, la pandemia volvió a retrasar los planes de la compañía que pasaron del corto al medio plazo. Ahora, a medida que ese espacio temporal, de dos o tres años, llega a su fin, la firma biotecnológica tiene encauzado el camino de su debut estadounidense. Un proceso en el que lleva invertidos casi dos millones de euros entre 2021 y 2022.

RUMBO AL NASDAQ, PERO SIN SALIR DE ESPAÑA

Así, la compañía desveló en sus cuentas anuales del pasado año que había pagado hasta 1,3 millones de euros para la puesta a punto de su salida al Nasdaq. En concreto, desde Oryzon señalaban que se había contratado “los servicios relativos a la evaluación, el estudio y la preparación jurídica relativa a una potencial cotización bursátil en el mercado americano (Nasdaq)”. En los seis meses siguientes, el primer semestre de 2022, la firma reconoce que ha seguido con el proceso y que en esta ocasión el coste ha ascendido a 564.000 euros.

La compañía prevé que su cotización en el Nasdaq se haga a través de dual listing 

Con ello, Oryzon parece intentar tener lista toda la documentación necesaria para su salto de cara a comienzos de 2023. Aunque el plan se ha rehecho, en el fondo sigue siendo muy parecido al original. La compañía prevé que su cotización en el Nasdaq se haga a través de dual listing. En pocas palabras supone que la compañía cree una estructura corporativa en la que dos corporaciones funcionan como una sola empresa, pero conservan identidades legales y listados de bolsas separados. Con ello, la biotecnológica conseguirá mantener su cotización en España, mientras también lo hace en Estados Unidos. 

NUEVA ALIANZA PARA FORTALECER A LA COMPAÑÍA

Pese a los esfuerzos de la compañía todavía parece que hay algunos hándicaps en contra, el principal es que se necesita una cotización mínima a la que Oryzon le está costando llegar. Una solución para ello pasa por seguir haciendo crecer a la compañía. Un objetivo para el que la última alianza de la firma parece ideal. Y es que la compañía cerró recientemente un Acuerdo de Investigación y Desarrollo Cooperativo (CRADA, por sus siglas en inglés) con el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos, que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). 

Oryzon y el NCI colaborarán en el posible desarrollo clínico adicional del inhibidor de LSD1 de Oryzon en fase clínica, iadademstat, en diferentes tipos de cánceres sólidos y hematológicos. “Este acuerdo de investigación y desarrollo con el NCI es, en primer lugar, una fuerte validación de iadademstat, probablemente el inhibidor de LSD1 más potente y selectivo actualmente en desarrollo clínico, y también nos permitirá ampliar significativamente nuestro programa de desarrollo clínico para este compuesto”, explicó Carlos Buesa, presidente y CEO de la compañía.

la realidad es que la compañía esta en mucha mejor posición para intentar ese salto a Estados Unidos

Además, también supuso un fuerte empujón para las acciones de la compañía. En concreto, solo el día del anunció se dispararon por encima del 20%. Y pese a que en las siguientes jornadas se ha reducido la euforia, con caídas, la realidad es que la compañía esta en mucha mejor posición para intentar ese salto a Estados Unidos. Tanto porque el crecimiento de la capitalización les puede ayudar como porque es un catalizador importante de cara al futuro.

EL PRESIDENTE DE ORYZON ENTRE LOS BENEFICIADOS POR EL SALTO AL NASDAQ

Un salto del que no solo se beneficiarán los accionistas, sino también el equipo directivo. De hecho, es uno de los objetivos que se incluyeron en la propuesta de retribución variable para el presidente, Carlos Buesa, para el plazo que arrancó en 2020 y finaliza en 2022. En concreto, se especifica que “la salida al Nasdaq antes de la finalización del Plan con un determinado valor bursátil el primer día de cotización“. Al fin y al cabo, el propio índice exige mantener un límite de cotización al cierre. Como parte de “la consecución de los objetivos corporativos a los que se vincula el (…) qué dependerá de los siguientes objetivos con la misma ponderación”.

Oryzon
Carlos Buesa, consejero delegado de Oryzon Genomics

En definitiva, parece que todo apunta a que finalmente la compañía española termine dando el salto al Nasdaq. Una noticia que sería positiva no solo para los interesados en la compañía, accionistas y equipo directivo, sino también para la ciencia en España. De hecho, es un paso adelante importante en un sector que en las próximas décadas se convertirá en pieza esencial para los mercados financieros. Y tener el mayor número de empresas españolas en la pomada es la mejor noticia posible.

Relacionados