lunes, 08 agosto 2022

Meliá anula la reserva a los bajistas mientras IAG despega a tiempo ante las huelgas

El sector turístico remonta con fuerza ante la llegada de la segunda parte del verano. Meliá Hotels International se suma al festín con una fuerte subida tras superar con fuerza las expectativas para este año, mientras IAG calienta motores ante las huelgas en sus competidoras, como Lufthansa y Ryanair, para acoger a los miles de clientes que se quedarán sin vuelo.

Los resultados de la hotelera han sorprendido para bien al mercado, tras incrementar los precios un 75% durante los primeros seis meses del año debido a la gran demanda existente. Y es que, las ganas de viajar y escoger los mejores alojamientos se mantienen pese a la gran incertidumbre que vendrá tras el fin de la época estival. Los ingresos se han disparado hasta sumar 512 millones de euros, que han dado como resultado un Ebitda de 141 millones, un 13% respecto al segundo trimestre de 2019, superando así los niveles de la pandemia. Excluyendo las ayudas de Alemania, los ingresos suben en un 10% respecto a los esperados por los analistas, mientras que el Ebitda sería de 109 millones, también por encima de las expectativas.

EL BENEFICIO DE MELIÁ HUNDE A LOS BAJISTAS

Los hoteles en propiedad y alquiler suponen un peso del 86% en los ingresos del grupo, que han superado con creces las previsiones, todo pese a una menor ocupación de habitaciones disponibles, que caen un 8% respecto a las cifras de hace tres años. Sin embargo, el nivel de reservas efectivas se ha situado en el 65,9%, con un incremento de precios del 17% respecto al mismo periodo de 2019. América, libre de guerras, y especialmente Europa, África y Oriente Medio han dado las mayores alegrías pese a la invasión de Rusia a Ucrania. Todo ello, debido a ese incremento de precios para combatir la inflación.

Tanto Meliá Hotels como IAG rompen resistencias y ponen rumbo a cotas más elevadas

En este contexto, la deuda de Meliá se reduce en 15 millones en tasa trimestral, hasta los 2.904 millones de euros; mientras la liquidez alcanza los 320 millones de euros a cierre de junio, un nivel suficiente para cubrir tanto los vencimientos de este año como los del próximo. Con estas cifras, el mercado da un respiro a Meliá, cuyos títulos se han dejado más de un 13% en el último mes antes de la presentación de cuentas. Y es que, los inversores descontaban un escenario traumático, más con la entrada de los bajistas de Eleva Capital, que ostenta el 0,51% del capital desde el pasado 4 de julio.

Las últimas subidas han dejado esta posición en un brete. Y es que, desde que el fondo entró en Meliá, las acciones de la hotelera han subido más de un 5% tras la vertiginosa subida en las últimas jornadas. Los analistas de Renta 4 apuntan a “sobreponderar” ante la posibilidad de que el escenario de la recesión no tenga un mayor impacto en el sector. Meliá ha conseguido perforar la resistencia de los 6,09 euros.

IAG, BENEFICIADA POR LAS HUELGAS DE RYANAIR Y LUFTHANSA

Respecto a IAG, la aerolínea se está beneficiando de las huelgas de dos de sus principales competidores, como la alemana Lufthansa y la irlandesa Ryanair. La primera ha tenido que cancelar más de 1.100 vuelos, mientras que el paro del personal de cabina de Ryanair se extenderá hasta el día después de Reyes. De esta forma, el mercado espera que los pasajeros escojan aerolíneas que han mantenido el tipo en los últimos meses, como el grupo hispano británico.

Iberia (IAG)

Los inversores, además, han desatado una oleada de compras que ha permitido la superación de niveles tan importantes como los 1,38 euros por título. La aerolínea ha cerrado la jornada con fuertes alzas, para alcanzar los 1,41 euros. De consolidar esta resistencia, ahora soporte, IAG tendría vía despejada para atacar los 1,6 euros, con todo el mes de agosto por delante.

LOS BAJISTAS APARECEN EN IAG DESDE LONDRES

Hace apenas un mes, Goldman Sachs apuntaba un precio objetivo para la compañía de 1,98 euros por título, un nivel estratosférico entonces y que en este momento parece más factible. En este sentido, el potencial alcista desde los niveles actuales se sitúa en el 40%, más con un consenso de mercado muy favorable. La empresa tiene el apoyo de la mayoría de expertos, que recomiendan entre “sobreponderar” y “comprar” en este momento.

Según los registros de la Bolsa de Londres, consultados por INVERSIÓN, las posiciones bajistas se sitúan en el 4,26%, un cuarto de punto inferior a los registrados hace un mes. De nuevo, Sandbar Asset Management ostenta la primera posición al incrementar su presión bajista al 0,94% el pasado 21 de julio. El sempiterno Marshall Wace LLP alcanza el 0,9% del capital, mientras que Kintbury se mantiene con el 0,99% desde hace dos semanas.

BlackRock Investment Management (UK) Limited ataca desde Londres, con el 0,6%, mientras que GLG Partners LP tiene en cartera el 0,83%. Estas posiciones no se replican en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, donde IAG no cuenta con ningún bajista. Point 72 se ha bajado del avión de IAG y despeja así algunas dudas que aún mantiene la aerolínea.

Relacionados