lunes, 08 agosto 2022

Grifols, de mal en peor con una nueva sangría por su deuda

Grifols visita la zona de mínimos anuales tras desplomarse más de un 10% en la jornada de este jueves. Las pérdidas en Bolsa se deben al fuerte incremento de su endeudamiento debido a los elevados gastos en la compra de la alemana Biotest, hasta situarlo en 9 veces, un 38% más respecto al cierre del ejercicio anterior. La catalana dirigida por la familia Grifols evitó dar estos datos al mercado durante el primer trimestre del año al no ser obligatoria su publicación.

Sin embargo, ha tenido que desvelar al mercado la caída del 46% en su beneficio semestral, hasta los 143 millones de euros, respecto a los 266 millones registrados durante los primeros seis meses del pasado año. No obstante, no ha sido el único dato que ha centrado la atención del mercado. Y es que, la farmacéutica ha desvelado unos ingresos de 2.810 millones de enero a junio, mientras que el Ebitda ajustado también ha gustado a los analistas. Las continuas subidas de los tipos de interés en Estados Unidos han tenido un efecto favorable en las cuentas, al beneficiarse por el tipo de cambio. Asimismo, la entidad tiene una gran parte de su deuda, el 65%, a tipo fijo, por lo que no hay un efecto severo. Además, los vencimientos más importantes tendrán lugar en 2025.

“El descenso en el beneficio viene dado por los gastos financieros tras la adquisición de Biotest, aunque los objetivos de demanda sigue siendo positiva para la entidad”, ha destacado Diego Morín, analista de IG Markets. A preguntas de INVERSIÓN, el experto no ve los resultados “tan negativos, puesto que una de sus grandes competidores, Takeda, también tuvo una reducción del 39% hasta junio”. Y es que, el sector ha registrado una fuerte caída del beneficio, si bien los inversores han desatado una oleada de ventas en el Mercado Continuo.

LA PREOCUPACIÓN DEL MERCADO ES EL FUERTE APALANCAMIENTO

Los datos de apalancamiento de Grifols ocupan y preocupan. Y es que, hasta que no se reduzca a un nivel inferior a las cuatro veces no habrá pago de dividendos. La compañía catalana planteó la posibilidad de retribuir de nuevo a los accionistas en 2024, una estimación que podría quedar en entredicho en el escenario actual. Sin embargo, Morín apunta que “las estimaciones apuntan a un 3,63 veces“. “Veremos si puede cumplirlo”, ha apostillado.

Los sólidos resultados del primer semestre reflejan el momentum actual, incluyendo una importante aceleración de las donaciones de plasma

Por ahora, hay un margen de año y medio para tratar de ver si Grifols se encamina a la senda correcta para poder reducir su nivel de endeudamiento. Y es que, el objetivo es “bastante ambicioso“, ha considerado Morín. Por ahora, no hay una visibilidad en el mercado para poder afirmar con rotundidad que se incumpla.

Gráfico de Grifols en pleno desplome por su apalancamiento
Gráfico de Grifols en pleno desplome por su apalancamiento

La subida de los ingresos de Grifols, un 3,4% superiores a los del primer semestre del año pasado, se deben principalmente al negocio de Biopharma, que ha aportado el 82% del total, hasta los 2.313 millones de euros. En esta primera parte del año, este área ha aumentado la facturación en un 16,5%. Todo ello, debido a un mayor volumen de donaciones de plasma y mayores precios. Además, Biotest ha aportado resultados positivos. “Los sólidos resultados del primer semestre reflejan el momentum actual, incluyendo una importante aceleración de las donaciones de plasma, una tendencia que esperamos que continúe en el segundo semestre del 2022″, ha afirmado la cúpula de la compañía. Las donaciones de plasma, no obstante, muestran una aceleración del 22% en este periodo, tras haber registrado un incremento del 16% en los primeros tres meses del año.

DIAGNOSTIC, LA PIEDRA DE GRIFOLS

La división de Diagnostic ha sido una de las piedras en el zapato para Grifols, al descender los ingresos en un 16,7%, hasta los 329 millones de euros. Y es que, en este trimestre ha finalizado el acuerdo de las pruebas de Covid-19 y del virus Zika.

Para Morín, existe un sólido crecimiento y una buena consolidación de Biotest, unos resultados que han favorecido el margen del 22% en el Ebitda. Si bien, los “desafíos de la entidad son claros, cuyo principal objetivo sigue siendo el desapalancamiento, presentando unos fundamentales que podrían continuar con el aspecto positivos de cara a los próximos años y sobre todo, con una sólida posición de liquidez”.

En cuanto al análisis técnico, Grifols presenta un “escenario complicado”. “El valor sigue inmerso dentro de una tendencia bajista pese a los rebotes que hemos visto en los últimos meses, volviendo a incrustarse dentro de un rango lateral”, ha indicado. De hecho, Morín ha considerado que la ruptura de los 15 euros abre la puerta al “peor de los escenarios”, que sería acercarse en los próximos días a lo mínimos anuales. Por ahora, está a tan sólo unos céntimos para volver a niveles que no se veían desde finales de febrero.

GRIFOLS, ENTRE VISITAR LOS MÍNIMOS ANUALES O DISPARARSE UN 68%

En caso de una renovación de las caídas, Morín considera que por ahora habrá “que ver la actuación de la demanda alrededor de los soportes que tiene el valor, puesto que a día de hoy es impredecible conocer la respuesta de los mismos en próximas sesiones, una vez que el mercado digiere los resultados”.

El soporte más cercano de Grifols en este momento son los 14 euros, un 3,9% por debajo de los niveles actuales. “Los precios objetivos de la compañía no se han visto modificados, teniendo posibilidad de estabilizarse por encima de los 20 euros, pero si bien es cierto que el valor trae un correctivo superior al 25% desde los máximos anuales, por lo que esperaría a ver si el mercado consigue estabilizarse o crear suelo”, ha señalado sobre la posibilidad de entrar en este momento en el valor.

En caso de mantenerse por encima del soporte de los 14 euros, Grifols tendría ahora la resistencia de los 14,9 euros para volver al rango lateral. La siguiente resistencia estaría en los 17,36 euros, para poder atacar después los 20 euros. El precio objetivo de IG Markets se sitúa en los 24,5 euros, un potencial alcista del 68% respecto al cierre de este jueves. Por el momento, el principal beneficiado de este desplome es AKO Capital, el único bajista en la compañía catalana, con el 0,88% del accionariado.

Relacionados