lunes, 08 agosto 2022

Las acciones de Redeia van a un 20% tras sus resultados

Redeia, más conocida como Red Eléctrica, entregó resultados semestrales dejando un sin sabor en el mercado por el leve crecimiento que registró, en especial, teniendo en cuenta que se dio gracias a sus negocios internacionales.

Redeia, en cabeza de Beatriz Corredor, su presidenta, registró un tímido incremento en los beneficios del 1,4% alcanzando los 363 millones de euros frente a los 358 millones registrados en el primer semestre del año pasado. La compañía alcanzó un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 784,6 millones de euros, lo que corresponde a un incremento del 1,7% frente al mismo periodo del año anterior, mismo porcentaje comparado entre el segundo trimestre de 2021 y 2022 que pasó de 382 a 389 millones de euros.

LA CIFRA DE NEGOCIO SUPERÓ LOS 1.000 MILLONES

Por su parte, la cifra de negocio de Redeia se incrementó en el 2,8% alcanzando 1.003 millones de euros, esto se da gracias básicamente al desarrollo del negocio en Chile, Perú y Brasil, acuñado al mismo tiempo de un mejor tipo de cambio.

Redeia redujo la deuda financiera neta en un 22,5% llegando a 4.374,7 millones de euros, principalmente gracias a la venta del 49% de su participación de Reintel al fondo KKR, negocio tasado en 995,6 millones de euros y que reportó cerca de 919 millones de plusvalía. Es necesario recordar que, gracias a esta operación, Redeia anunció un aumento del dividendo de hasta 1 euro por acción a 2023.  

El pasado 5 de julio compartimos un artículo sobre Redeia haciendo especial énfasis en la estructura del marco semanal que la acción viene trabajando a través de un canal alcista que inició en febrero del año pasado el cual, hasta los máximos alcanzados en mayo de este año, ha logrado una revalorización de más del 45%. 

REDEIA EN EL IBEX 35

Es importante remarcar la estructura que el precio ha realizado visitando y respetando un área de soporte en inmediaciones de los 17,5 euros desde los cuales se ha apoyado en más de tres ocasiones donde confluyen el soporte con el área de regularidad del mercado en el 61,8 retroceso de Fibonacci del último avance, más, la media móvil exponencial de 50 periodos y claro está, el nivel inferior del canal alcista. Por esta razón hemos venido comprando desde los 17,9 euros con dos objetivos claros establecidos.

El primero de ellos en inmediaciones de 19,7 euros donde confluyen el cierre del ciclo anterior y la directriz bajista mensual, operación que nos otorgaría cerca de un 10% de beneficio. Si el precio desarrolla la ruptura de dicha directriz bajista, muy probablemente buscará como segundo objetivo los máximos históricos registrados en 2017 arriba de los 20,7 euros, inclusive sobre los 21,3 euros donde se encontraría con el nivel superior del canal alcista, operación que otorgaría más de un 20% de beneficio estimado a un mediano plazo.

Relacionados