sábado, 03 diciembre 2022

Turquía cumple con los peores presagios y se convierte en el peor negocio de BBVA

Los resultados de BBVA no han dejado indiferente a nadie. La compañía liderada por Carlos Torres anunció unas ganancias semestrales superiores a los 3.000 millones de euros. La entidad financiera con sede en Madrid continúa haciéndose grande en el mercado internacional, siendo uno de los bancos españoles referencia en otras naciones como México o Turquía, entre otras. La exposición internacional de BBVA es una de las bazas más atractivas y que más ha sabido explotar el banco liderado por Onur Genç. 

Los buenos presagios en torno a los resultados de la firma financiera se cumplieron. BBVA se hizo con 634 millones de euros más con respecto al primer semestre del pasado año. Así, el banco vasco logró unas ganancias de 3.232 millones de euros en los primeros seis meses del presente ejercicio. Una cifra positiva, la cual era previsible debido a que la banca es uno de los pocos sectores que avanza con paso firme en un momento marcado por la incertidumbre, la volatilidad y el miedo. La inflación se antoja como un problema mayor para la economía internacional y los bancos centrales ya han desplegado sus armas para atajar el que se ha convertido en el principal enemigo de las naciones. 

DE SER CRUCIAL A CONVERTIRSE EN EL PEOR NEGOCIO 

En esas, y con la subida de tipos, los bancos se han visto beneficiados. BBVA ha engordado sus cuentas exponencialmente, además de por la subida de tipos, porque el banco viene trabajando bien en sus mercados. Pese a ello, y analizando las cuentas de la entidad bancaria española, uno de los nichos de negocio que venían siendo clave para BBVA se ha convertido en uno de los agujeros de la compañía. Turquía ha pasado de ser el segundo mercado de mayor peso en las cuentas del banco vasco al último. Un transición acelerada y motivada por la política monetaria del país liderado por Erdogan. 

BBVA SE HIZO CON EL 36% DE LA PARTE NO CONTROLADA DE GARANTI EL PASADO 18 DE MAYO

BBVA siempre ha mantenido que su presencia en el país otomano es crucial para su negocio. Tanto es así que la compañía, a través de Garanti, es una de las entidades financieras líderes en Turquía. Si algo ha caracterizado los primeros meses de BBVA ha sido su apuesta por el mercado turco. La compañía se hizo con el 36% de la parte que no controlaba en Garanti el pasado 18 de mayo

LA LIRA, UN PROBLEMA PARA BBVA 

La OPA sobre la filial se convirtió en un culebrón financiero que acabó con BBVA poseyendo el 86% de la filial turca. La entidad presidida por Carlos Torres quería hacerse, si no con la totalidad, con la mayor parte posible de la compañía turca. La operación, a nivel económico, salió redonda a BBVA. Y es que la lira se ha ido depreciando a un ritmo acelerado debido a la política monetaria que ha tomado el presidente de Turquía, Erdogan.

TURQUÍA HA SUPUESTO 62 MILLONES DE EUROS A LAS CUENTAS DE BBVA

El máximo mandatario del país tomó la determinación de bajar los tipos de interés en un momento en el que la inflación está sacudiendo con todas sus fuerzas a las economías. Así, la lira se ha depreciado más de un 16% con respecto al euro en lo que va de año. Una desvalorización que ha tenido una repercusión mayor en las cuentas de BBVA. Tal y como informaron en sus resultados, el mercado turco supuso un beneficio de 62 millones de euros en el primer semestre del año. El pasado año BBVA ingresó 384 millones de Turquía, siendo uno de sus principales mercados.

BBVA ESTABA AVISADA 

Dentro de que la expansión internacional y las pretensiones de BBVA de hacerse más fuerte en los países en lo que ya era líder son positivas, Turquía venía dando señales de que la economía iba a seguir en picado. Pese a ello, la compañía española siguió adelante con la idea de que el país otomano podría dar beneficios a largo plazo. Por el momento, la mayor exposición de BBVA en Turquía ha supuesto un descenso de 322 millones de euros en las cuentas de la compañía española. 

Erdogan - BBVA
Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía

Pese a que la entidad financiera sigue ganando dinero con Garanti, la realidad es que las circunstancias económicas del país con capital en Ankara siguen siendo complejas. La economía turca no da síntomas de mejora, algo que lastra de forma directa a BBVA. Erdogan sigue siendo uno de los quebraderos de cabeza de la firma vasca. El beneficio en el país situado en Europa oriental ha caído un 84% con respecto al primer semestre de 2021.

UN LASTRE EN EL IBEX 35

Además del agravo en las cuentas del banco, Turquía también ha sacudido la cotización de BBVA. Es por ello por lo que, hasta ahora, la entidad financiera es la peor valorada del sector en el parqué bursátil. La mayor presencia en el país otomano no convenció a los inversores desde el primer momento. Los accionistas ya han mostrado su reticencia ante un mercado que muchos consideran de riesgo. Y es que, pese a los beneficios, las cuentas del banco reflejan que, por el momento, Turquía lastra más que suma en BBVA. Hasta ahora, el valor ha caído un 16,26% desde principios de año. Es cierto que, tras el anuncio de los resultados, el valor de los títulos de la compañía experimentó una subida cercana al 6%. 

El banco vasco ha crecido en el resto de los mercados. Los resultados de BBVA son positivos en aspectos generales. La compañía ha reforzado su posición en México, mercado en el que es líder por delante de otras entidades como Citi o Banco Santander. Además, la entidad ha logrado acrecentar sus beneficios en España. Turquía es el único punto negro de los resultados del que es el segundo banco español más grande. Está por ver si la cabezonería de BBVA por Turquía da rédito de aquí a final de año. 

Relacionados