lunes, 28 noviembre 2022

El precio del gas podría dar un respiro después de que Putin lo lleve hasta los 200 euros

spot_img

Nuevo episodio en el precio del gas. El valor, al igual que el suministro, del ‘combustible azul’ se ha convertido en uno de los culebrones financieros del año. La guerra entre Rusia y Ucrania puso en el eje del continente europeo la importancia del gas en las economías nacionales. Así, el precio de la materia prima se ha disparado ante la presión que el estado ruso viene ejerciendo sobre el resto de las naciones europeas. Rusia sigue aprovechando su estatus como el mayor portador de gas del mercado europeo para paliar las sanciones que vienen desde la Unión Europea y Estados Unidos. 

Cualquier movimiento que lleve a cabo el país presidido por Putin tiene un efeto directo sobre el precio de la materia prima. Es por ello por lo que, en los últimos días, con los nuevos anuncios de la reducción del suministro a través del Nord Stream, el precio del gas se ha encaramado en la tendencia alcista. Tanto es así que el valor del gas ya se asoma a su máximo histórico, el cual selló el pasado mes de marzo en 226,01 euros. Hoy por hoy, el precio a futuros del gas que marca el mercado holandés es de 190.91 euros. Pese a que dista de su máximo, el pasado 27 de julio llegó a superar la barrera de los 200 euros al conocerse la reducción del suministro a través del Nord Stream. 

LETONIA, LA ÚLTIMA AFECTADA 

La última noticia que llega desde Moscú es que el país le ha cortado el grifo del gas a Letonia. Esta decisión ha supuesto un nuevo hachazo al precio del ‘combustible azul’. No se descarta que el valor de la materia prima vuelva a escalar por encima de los 200 euros. Y es que Rusia sigue avivando un fuego que está candente desde que invadiese a Ucrania el pasado 24 de febrero. El gas viene marcando una progresión alcista que parece que no va a cesar hasta que la situación en el este de Europa se normalice. Ante las continuas acometidas, el resto de naciones han ido perfilando sus estrategias energéticas para paliar la dependencia del país ruso. 

ALEMANIA CREE QUE LA REBAJA DE SUMINISTRO A TRAVÉS DEL NORD STREAM ES UNA «DECISIÓN POLÍTICA»

Aún ello, y pese a que los estados vienen diversificando sus fuentes energéticas, naciones como Alemania siguen estrechamente vinculadas al suministro ruso. Así, el país con capital en Berlín ha manifestado su disconformidad con la decisión de Rusia. Considera que se trata más bien de una «decisión política» que de una cuestión técnica como si defiende Gazprom, la gasística estatal que nutre de gas a gran parte del Viejo Continente. Putin ha vuelto a poner a Alemania en un brete energético. Y es que el suministro del Nord Stream es indispensable para las reservas alemanas. 

FIN AL «RESPIRO» QUE HA DADO EL GAS 

El pasado miércoles 27 de julio, el precio del gas escalaba más de un 14% después de que la gasista rusa emitiese un comunicado anunciando nuevos recortes del suministro. Ahora, tras la decisión de cortar el riego de gas a Letonia, el precio podría volver a escalar hasta los 200 euros. Pese a que por el momento la decisión no ha presionado al alza el valor de la materia prima, no sería extraño ver como el gas escala hasta la barrera de los 200 de nuevo, acariciando así la zona de su máximo histórico. 

EL COMBUSTIBLE AZUL ESTÁ ASENTADO POR ENCIMA DE LOS 190 EUROS

Pese a que el precio del gas viene siendo elevado durante todo el año, en los últimos cuatro meses parecía que el valor había dado un ligero respiro. Siguiendo la cotización de la materia prima en el mercado holandés, el de referencia, entre marzo y mediados de junio, el precio de la materia prima se había ubicado en la horquilla de entre los 125 euros y los 82 euros. Después de ello, y ante las nuevas medidas de Rusia y toda la polémica de las turbinas de Siemens, el precio ha vuelto a tornar al alza, sobrepasando la barrera de los 200 euros. 

Putin ha puesto fin a ese pequeño «respiro» que el precio a futuro de gas venía indicando. El valor de la materia prima en el TTF cayó hasta los 77,88 euros a principios de junio, precio con el que inició el año. Tras esto, el valor del ‘combustible azul’ ha escalado hasta los 190,91 euros actuales.

¿PODRÍA VOLVER A CAER EL PRECIO DEL GAS?

Rusia sigue siendo el regidor del precio de la materia prima. El gas se ha convertido en un elemento crucial a la par que estratégico. El estado ruso tiene en sus manos el que sigue siendo el elemento más codiciado del presente ejercicio. El valor de la materia prima depende los próximos movimientos que lleve a cabo el país liderado por Putin. No se descarta que Rusia venda el gas a un precio más elevado con el objetivo de cubrir las sanciones que vienen desde occidente. A la par, Rusia ha ido buscando nuevos clientes con la premisa de no solo depender de las naciones europeas

EL PRECIO A FUTUROS DEL GAS HA CRECIDO UN 145% EN LO QUE VA DE AÑO

El precio a futuros del gas sigue escalando. En lo que va de año, el ‘combustible azul’ se ha revalorizado más de un 145%. Pese a que los analistas de Bloomberg coinciden en que en el corto plazo los precios de la materia prima pueden seguir creciendo motivados por los cortes de suministro, no descartan que los valores vuelvan a bajar hasta los 100 euros. Desde Bloomberg entienden que “es posible que avance, pero parece más probable que una inevitable bajada haga que el soporte de 100 pase a ser una resistencia con la misma rapidez con la que el mercado ha subido”.

Lejos de hipótesis, la realidad actual es que le precio se acerca de nuevo a la barrera de los 200 ante las nuevas presiones que llegan desde Rusia. Está por ver si el valor de la materia prima vuelve a dar un respiro o, por el contrario, sigue creciendo hasta acercarse a su máximo histórico. Por lo pronto, Letonia es la última víctima de Putin en lo que a materia energética se refiere. Veremos si el máximo mandatario ruso vuelve a llevar a cabo nuevos recortes. 

Relacionados