lunes, 26 septiembre 2022

Los valores españoles que prefieren los gestores más rentables del 2022

La bolsa española siempre ha sido un coto de caza difícil. La presencia de compañías muy ligadas a sectores propensos a la regulación como bancos, constructoras o energéticas ha llevado a muchos gestores a mirar hacia otra parte. Pero en el variopinto mercado español sobresalen algunas firmas, normalmente de pequeña capitalización, a las que muchos inversores están consiguiendo sacarle mucho valor. Aun así tampoco es fácil dar con la tecla correcta. Y es que la pregunta que se hacen todos es: ¿aprovechar una crisis o dejarse llevar por los buenos resultados?

Vidrala es un gran ejemplo de eso mismo. La compañía apareció de golpe, por ejemplo, en el portfolio del fondo GVC Gaesco Minu Growth MK Neu I, uno de los fondos con más rentabilidad en lo que va de año con casi un 22%. En concreto, el vehículo de inversión informó en su última notificación remitida a la CNMV, que había comprado una cantidad importante de títulos de la firma española. Una apuesta que comparte con otros fondos como el de Renta 4 Multigestión Numantia, pese a que sus filosofías de inversión son totalmente diferentes.

Mientras, True Value, con un perfil value, vendía toda su posición, según los registros de la CNMV. Entonces, ¿qué ocurre con Vidrala?

La realidad de la compañía española es complicada. Vidrala es una empresa especializada en el vidrio, principalmente crea envases de cristal, un negocio que es muy intensivo en energía. Entonces, los elevados precios energéticos han afectado fuertemente a sus costes y a sus márgenes, ya que todavía no es capaz de trasladarlos en su totalidad a sus clientes. Sin ir más lejos, su resultado operativo en el segundo semestre fue negativo.

LAS CRISIS: ¿OPORTUNIDAD O DESVENTAJA?

Eso le ha llevado a perder una buena parte de su capitalización. Una mala noticia si estás dentro, pero buena si estás fuera y crees que se recuperará. Y en esas andan los gestores más reconocidos. Para la gran mayoría, Vidrala tiene el suficiente poder de mercado para ir trasladando costes a sus clientes y ampliando márgenes, mientras otros creen que ese proceso puede tardar más tiempo, por lo que deciden esperar. A pesar de todo, las valoraciones de las casas de análisis son positivas.

Curiosamente, a pesar de que la bolsa española siempre suele estar por detrás de sus pares hay un fondo español que invierte en acciones españolas que está entre los más rentables de 2022. Quizás uno de los mayores hitos que se recuerdan. Se trata de AzValor Iberia y sirve también para encontrar empresas con potencial. También para encontrar aquellas que (bajo el criterio de su gestor, el reconocido Álvaro Guzmán de Lázaro) parecen haber agotado su potencial.

En el primer caso, sobresale especialmente Tubacex, Tubos Reunidos y Prosegur Cash que acumulan un peso en el fondo del 25%. La elección de dichas compañías parece seguir ese patrón de apostar por aquellas que presentan más dificultades. De hecho, las tres firmas han caído en el último año natural entre un 15% y un 33%. Eso permite que los gestores encuentren esa máxima de Benjamin Graham de invertir con margen de seguridad o eso consideran. También sobresale la fuerte entrada en Atresmedia.

Por su parte, desde AzValor Iberia consideran que el potencial se ha agotado para firmas como Repsol, OHL o Zardoya. El dato más sorprendente es la actitud frente a la petrolera española, una de las grandes protagonistas bursátiles del año, a la que consideran que no le queda recorrido. Quizás porque los tambores acerca de una recesión han empezado a sonar.

LAS GRANDES EMPRESAS ESPAÑOLAS SIGUEN SIN ATRAER

Por último, aparecen otras compañías consolidadas. Un caso de éxito es el de Amadeus que está presente en el fondo Gestión Boutique VII Allroad que ocupa el pódium entre los más rentables del semestre, con un increíble 39%. El vehículo de inversión ha intentado aprovechar el despegue del turismo en 2022, pero la compañía parece todavía estancada tanto por los problemas en los vuelos como por el miedo a una recesión. De hecho, sus acciones caen cerca de 7,7% en lo que va de año. El fondo a su vez también mantiene su apuesta por Unicaja, Aena o Elecnor.

La propia Elecnor es la gran apuesta de otro nombre muy reconocido en el mundo de la inversión española: Francismo Paramés. De hecho, la firma es la principal apuesta de su fondo especializado en empresas españolas, Cobas Iberia, toda una declaración de intenciones. Le acompañan también Técnicas Reunidas y Miquel y Costas (otra empresa que gusta a los gestores españoles). Mientras, que se ha deshecho de todos los títulos que mantenía en Metrovacesa, Ence, Prisa o ACS. Los movimientos de Parames le permiten mantener en sentido positivo su vehículo ibérico, con una rentabilidad del 3%, en este 2022.

En definitiva, hay que rascar la superficie de los grandes fondos para encontrar oportunidades también en el mercado español. Otras firmas como Grifols o Cellnex son también ya un clásico en carteras consumadas, por ser empresas de calidad. Aunque a día de hoy todavía sigue sorprendiendo como otras muchas compañías consumadas como las propias entidades de crédito, Bankinter es uno de los más rentables de Europa, eléctricas, como Iberdrola (de las más rentables del mundo) o constructoras no entran en sus planes. Y es que España todavía es demasiado dada al decretazo político como se ha demostrado en las últimas semanas.

Relacionados