lunes, 26 septiembre 2022

Telefónica es clara oportunidad de compra

Finalmente, las acciones de Telefónica visitaron los 4,25 euros al cierre de la semana pasada los cuales estimábamos desde meses atrás debido al típico movimiento que un activo debe hacer para regularizarse antes de continuar con su movimiento tendencial, que para este caso es alcista en el mediano plazo. La acción de Telefónica visitó el área de regularidad respetándola y creando un primer punto de giro sobre el soporte confluyente del 9 de agosto. Sin embargo, vamos a adherir posición de compra una vez el precio realice la debida ruptura de la media móvil exponencial de 50 periodos lo cual generará presión alcista en busca de los objetivos estimados sobre los 6 euros por acción lo que nos otorgaría más de un 40% de revalorización.

El componente técnico está sumamente claro y al mismo tiempo lo vemos apoyado de su componente fundamental, el cual reside en la entrega de los resultados financieros. A cierre del primer semestre de 2022, la compañía registró un beneficio neto atribuido a los accionistas de la sociedad dominante de 1.026 millones de euros, dato muy positivo frente a los históricos que traía en pérdida desde años atrás, aunque el mercado no lo hubiera recibido de la mejor manera por compararlo frente al resultado que obtuvo para el primer semestre del año anterior el cual alcanzó una cifra récord de 8.629 millones de euros pero que se dieron gracias a las plusvalías generadas por la venta de las torres de Telxius a American Tower y el cierre de la fusión de O2 y Virgin Media

TELEFÓNICA GANA UN 4,2% MENOS

Los ingresos de Telefónica alcanzaron 19.450 millones de euros, lo que representa una disminución del 4,2% frente al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, es importante recalcar que la situación coyuntural mundial ha beneficiado a Telefónica en los tipos de cambio proveniente de países de Latam, incluso, estos ingresos se han reajustado en porcentaje de participación.

España representó el 28% de los ingresos de Telefónica

Para el primer semestre de 2022, España representó el 28% de los ingresos de Telefónica mientras que Hispam, integrado por las operadoras del Grupo en Colombia, México, Venezuela, Ecuador, Argentina, Chile, Perú y Uruguay, representó el 20% sobre el total facturado seguido de Brasil con un 19%, Alemania el 18% y Reino Unido con el 13%.

Aunque la deuda financiera de Telefónica se incrementó un 8% frente al mismo período del año anterior, se debe en particular a las compras realizadas en Brasil que, como lo comentamos anteriormente representa el 19% de la facturación total. País en el que decidió crear un fondo de inversión llamado Vivo Ventures con cerca de 60 millones de euros para invertir en startups que apoyen su negocio en Brasil.

Imagen 1 2 Inversion.es

De esta forma Telefónica confía en que, para cierre de 2022, continuará con números financieros al alza y, por lo tanto, ha reiterado su política de remuneración al accionista que corresponde a un dividendo de 0,30 euros por acción en efectivo.

Relacionados