jueves, 06 octubre 2022

Descubre todo acerca del Factoring

Dentro del ámbito empresarial, mantener un sistema de liquidez eficaz resulta fundamental para asegurar las actividades diarias. Orientado al corto plazo, el Factoring es un método de financiación que permite cumplir con dicho propósito. Mediante el adelanto de los cobros pendientes, este garantiza el flujo de capital circulante de la empresa.

¿Qué es el factoring y cómo puede ayudar a tu empresa?

Como suele suceder en el ámbito empresarial, existen ciertos mecanismos financieros que permiten mejorar el rendimiento operativo de la empresa. En el caso del factoring, se trata de un método de cobro por el cual la empresa acreedora puede obtener de manera anticipada el cobro de facturas de sus clientes, lo que le garantiza liquidez.

Este método no debe confundirse con el denominado Confirming, el cual permite adelantar el pago de las facturas a proveedores mediante financiación por parte de terceros. Gracias a ello, las empresas que emplean servicios de confirming pueden adelantar el cobro de sus propias facturas.

En este sentido, se puede decir que la gran diferencia entre ambos métodos es quien cobra los pagos: en el factoring, es nuestra empresa la que obtiene el pago por parte de sus clientes, mientras que, en el confirming, son nuestros proveedores quienes adelantan el pago sin tener que esperar el vencimiento.

Todo ello puede realizarse gracias a una tercera empresa que asume las cargas o derecho de cobro sobre las facturas, mientras que la empresa que solicita el cobro “vende” dicho derecho por el pago en metálico de su valor.

Sin embargo, este tipo de instrumento, además, suele comportar un servicio de gestión de las deudas y asesoramiento financiero para la empresa acreedora. Este consiste en recurrir a un gestor especializado que se ocupa de administrar y emitir los pagos según sea solicitado por los proveedores de la empresa.

¿Cuál es la mejor opción de factoring para mi empresa?

Este tipo de operaciones de financiación a corto plazo representan un beneficio muy importante para las empresas: puede aplicarse a cualquier organización sin importar el tamaño o la complejidad de su estructura. Resulta especialmente útil para pymes y empresas en los que los pagos pueden diferirse de 30 a 90 días.

Sin embargo, puede resultar difícil elegir el servicio más conveniente para nuestra empresa: las condiciones varían dependiendo de la entidad que se contrate y el tipo de empresa que la contrate. Por lo tanto, lo más conveniente es recurrir a un sistema de factoring similar al que ofrece MytripleA, uno de los de mejor rendimiento del mercado.

En efecto, esta empresa dispone de un software de última generación mediante el cual nuestra propia empresa solo debe seleccionar la factura que desea cobrar y el software ejecuta automáticamente dicha orden. Asimismo, la empresa ofrece servicios financieros y Préstamos de manera inmediata a sus clientes, lo que aumenta su efectividad y beneficios.

Actualmente, este programa es uno de los más recomendados debido a su alto rendimiento y sencillez: la empresa puede mantener un control actualizadoclaro y transparente de todas las operaciones de pago y vencimientos pendientes. Al mismo tiempo, puede solicitarse servicios de asesoría y mantenimiento ante cualquier problema.

En definitiva, la gestión financiera resulta más accesible que nunca. En el caso de los servicios de factoring, existen empresas que ofrecen soluciones informáticas para adelantar el cobro de facturas y garantizar la liquidez de la propia empresa. Asimismo, estas permiten mejorar la gestión de pagos y reducir su costo general.

Relacionados