martes, 27 septiembre 2022

La decisión de Iberdrola en Francia da cabida a caídas de la acción

Iberdrola sigue facturando y recibiendo mayores ingresos gracias al encarecimiento de la electricidad, la cual para este martes alcanzaría niveles de 365 euros por megavatio/hora. Niveles que registran nuevos máximos históricos desde la entrada en vigor de la regulación que pondría topes máximos al precio del gas por iniciativa de Pedro Sánchez, presidente de España.

Las alzas de la electricidad se han dado especialmente con la llegada de la incursión bélica de Rusia contra Ucrania, pero en los últimos días se ha empeorado el escenario porque Gazprom, empresa energética referente de Rusia, anunció que cortará el servicio de gas a Alemania con la excusa de labores de mantenimiento.

Esta decisión supone tres días en los que Rusia deja de bombear gas a Alemania, lo que, por ende, el mercado ha entendido como mayor presión política para que Alemania ceda y medie a favor de las pretensiones de Vladimir Putin. Finalmente, frente al problema suscitado por Rusia, estamos viendo que la Unión Europea no es tan unida y que cada país está tomando sus decisiones en beneficio propio.

Las alzas de los precios del gas como de la electricidad claramente le reportan beneficios mayores a la empresa dirigida por Ignacio Galán que, fuera de llamar tontos a sus clientes en España, ha decidido no renovar los contratos de electricidad a sus clientes en Francia, dándole como única opción el uso de una tarifa reglamentada con el argumento de la volatilidad de los precios del mercado, los cuales transferirán el sobre coste a los clientes que decidan oponerse.

ANÁLISIS TÉCNICO DE IBERDROLA

Por otro lado, y ante este cúmulo de noticias provenientes de Iberdrola, vemos que la acción ha parado de subir justo en un área que tenemos demarcada como pánico de mercado y se llama así, porque es precisamente el área donde los compradores suelen aferrarse a noticias negativas de las compañías, tomar beneficios y salir apresuradamente de sus posiciones lastrando la acción.

iberdrola Inversion.es

Ante este escenario y desde el punto de vista técnico que venimos trabajando en camino alcista desde marzo, prevemos un probable retroceso en áreas de regularidad del mercado del último avance en el 61,8 retroceso de Fibonacci que confluye con el área de soporte comprendida entre octubre de 2021 y enero de este año sobre los 10,2 euros por acción.

Precio que de visitar y respetar nos dará incluso la oportunidad de adherir nuevamente posición en compra en busca de los objetivos que tenemos previamente marcados. El primero de ellos lo encontramos en inmediaciones de 11,7 euros que corresponde a los máximos registrados en 2007 previo a la llegada de la crisis inmobiliaria. El segundo objetivo ubicado arriba de 12,5 euros corresponde a sus niveles máximos históricos. Operación que nos otorgará más de un 24% de beneficio estimado al mediano plazo.

Relacionados