jueves, 06 octubre 2022

CaixaBank es líder en el sector y sus acciones van por el 50% de revalorización

CaixaBank ha sido uno de los bancos españoles de mejor evolución (si no el mejor) en lo corrido del año, sus acciones se han revalorizado cerca de un 20,2%, habiendo alcanzado una revalorización hasta del 51% en la semana del 20 de junio, tocando los 3,64 euros por acción que no visitaba desde diciembre de 2018.

Este movimiento al alza pagó nuestro primer objetivo, el cual compartimos en los artículos de abril y mayo, estipulando áreas de compra sobre los 2,8 euros, dándonos más de un 25% de beneficio. Lo que tenemos de frente y después de un importante retroceso, promovido por el nuevo impuesto con el que se grabará al sector bancario sobre los resultados de 2022 y 2023, es la ubicación del precio sobre una importante zona de soporte en el que confluyen varios aspectos técnicos que, de respetar, podría generar punto de giro para la continuación alcista.

En primer lugar, vamos a recalcar que ese retroceso del 25% en las acciones de CaixaBank provenientes del impuesto equivalente al 4,8% sobre los resultados de 2022 y 2023 al sector bancario, sirvió de gasolina para llevar el precio a las áreas esperadas. Finalmente, las noticias son el combustible que mueven el precio en una dirección necesaria para este caso, respecto del nuevo gravamen que llenó de pánico al mercado.

Los bancos que superen los 800 millones de euros en cifra de negocios, es decir, en la suma de los intereses y las comisiones netos, tendrán que pagar ese 4,8% durante los 2 próximos años. Aunque la CNMC y el Banco de España prohibieron tanto a bancos y energéticas el trasladar este coste a los clientes, es claro que, de alguna manera, lo cubrirán y cómo, si no es con el bolsillo de sus clientes.

CAIXABANK EN BOLSA

En segundo lugar, revisamos la evolución de las cifras financieras de CaixaBank, el cual viene creciendo un 17,1% en beneficios durante el primer semestre de este año. Esto significó para el primer semestre más de 1.573 millones de euros en beneficios, los cuales se esperan que, para cierre de 2022, se registra al menos una cifra similar, es decir, superando los 3.000 millones de euros en beneficios, que le alcanzarán para pagar los 450 millones por el impuesto a la banca que, el mismo banco, prevé.

Lo cierto es que no se van a quedar ilíquidos, y las acciones de CaixaBank están presentando oportunidad de adquirir compras. En el gráfico de marco semanal visita el soporte clave de febrero 2020, previo a la llegada de la pandemia sobre los 2,9 euros.

caixabank Inversion.es

Esta área confluye, con un cierre de ciclo previo y con un nuevo soporte registrado en mayo de 2021 y en enero de este año, adicional a esto, la misma área confluye con la regularidad del mercado, es decir, el 61,8 retroceso de Fibonacci del último avance y para mayor seguridad, la misma área confluye con la directriz alcista que la acción viene trayendo desde los mínimos alcanzados por la pandemia y con la ubicación de las medias móviles exponenciales de 50 y 250 periodos.

En pocas palabras, visitar el área de regularidad, respetarlo y recuperar el área de soporte, trabajando por encima de 2,9 euros, nos indica una latente oportunidad de compra en busca del primer objetivo, en el máximo más cercano arriba de 3,6 euros por acción que, de romper, con solidez, la directriz bajista mensual nos llevará al pago del segundo objetivo en el cierre de ciclo macro sobre 4,5 euros.

Relacionados