domingo, 25 septiembre 2022

IAG no encuentra suelo en medio del huracán de cancelaciones de Iberia Express

IAG sigue desangrándose en el Ibex 35 y sus acciones no encuentran suelo. El holding de aerolíneas tiene muchos frentes abiertos y un futuro lleno de incertidumbre. Las presiones inflacionistas, la amenaza de una recesión y los continuos problemas en materia laboral llevan presionando su cotización durante todo el verano. Las últimas cancelaciones de Iberia Express dan buena muestra del conflicto con los trabajadores que mantiene el grupo al igual que compañías del sector como Ryanair.

La aerolínea Iberia Express ha cancelado este viernes doce vuelos de ida y vuelta entre los días 28, 29 y 30 de agosto con el objetivo de «proteger a sus clientes» en un período de máxima afluencia turística, y ante la huelga de tripulantes convocada por USO. Tras conocerse las nuevas cancelaciones de la firma del grupo hispano-británico, las acciones de la compañía se desplomaron un 3% al cierre del mercado. Con esta nueva caída, IAG acumula ya una pérdida del 26% de su valor en lo que va de 2022, con sus títulos cotizando a 1,2 euros.

En cuanto a los vuelos cancelados, todos ida y vuelta, son un vuelo diario desde Canarias los días 28 y 29 de agosto, otro desde Baleares los días 28, 29 y 30 de agosto, un vuelo diario desde Sevilla los días 28, 29 y 30 de agosto, un vuelo desde Santiago los días 28, 29 y 30 de agosto y un vuelo desde Málaga previsto para el día 29 de agosto. Por su parte, Iberia Express ha asegurado que las cancelaciones se han llevado a cabo para «minimizar» la afectación de sus clientes en la operación retorno, unas fechas «especialmente señaladas».

IAG Y EL VERANO DE LAS CANCELACIONES

Las cancelaciones de Iberia Express dejan unos 3.000 pasajeros afectados, a los que se les ha notificado la situación y se ha iniciado un proceso de reacomodación en otros vuelos de la firma y otras aerolíneas, además de añadir alternativas como bonos y reembolsos. La compañía ha asegurado haber reubicado al 66% de los pasajeros en otros vuelos y medios de transporte alternativos. En cuanto a los vuelos afectados a partir del día 31 de agosto, no han tomado aún ninguna decisión, puesto que están a la espera de evaluación de la situación.

Los problemas por las huelgas que sacuden a la firma española se suman así a los propios de su negocio en Reino Unido. British Airways, principal motor económico del grupo, está sufriendo también la oleada de cancelaciones que ha llevado a cabo por el mismo problema. Esta misma semana la firma británica anunció la cancelación de 10.000 vuelos desde el aeropuerto de Heathrow para los meses que comprenden octubre y marzo.

Un nuevo recorte de vuelos supone en total 40.000 los que IAG ha cancelado en un período de 12 meses. El motivo no es otro sino la falta de personal del aeropuerto londinense, donde la escasez de trabajadores de tierra está causando graves estragos a las aerolíneas que operan allí. El error de cálculo de prescindir de un gran número de trabajadores durante el período de pandemia por Covid-19 ha resultado volverse en contra del sector.

USO AVISA DE NUEVAS MOVILIZACIONES

Por su parte, el sindicato USO ha advertido este viernes de la posibilidad de llevar a cabo «nuevas movilizaciones» en Iberia Express una vez haya terminado el periodo de huelga de los tripulantes de cabina de la aerolínea, que abarca entre el 28 de agosto y el 6 de septiembre, debido a la falta de entendimiento entre las partes. Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo del sindicato, ha asegurado que tras la reunión de la comisión negociadora formada por la empresa y los sindicatos USO y CC.00, no se ha llegado a un acuerdo en cuanto a la negociación en materia salarial.

En ese sentido, los paros convocados se producen en el contexto de la negociación del II Convenio Colectivo de Tripulantes de Cabina de Pasajeros y a la huelga están llamados un total de 517 trabajadores. Los trabajadores demandan la aplicación de la subida salarial del IPC correspondiente a 2021, del 6,5%. La organización sindical argumenta que es algo a lo que «no pueden renuncia» si quieren consolidar las tablas salariales de este año para, desde ahí, «empezar a hablar de incrementos salariales».

«La respuesta de la empresa, en un ejercicio de orgullo empresarial mal entendido, ha sido insistir en que no va a negociar a pesar de que dice que tiene intención de negociar», ha asegurado Iglesias.

LA ELEVADA INFLACIÓN EN REINO UNIDO: PRINCIPAL AMENAZA

Los problema para IAG se multiplican por momentos y, a pesar de ser una de las compañías del sector que mejor aprovisionamiento de combustible ha realizado, la amenaza de una elevada inflación enfría el optimismo de recuperación de vuelos, especialmente tras el término del verano. Un aumento de la inflación se traduce en un aumento del coste de la vida, que puede repercutir en el consumo y en los viajes de manera negativa.

Algo que está llevando a los bancos centrales a seguir endureciendo la política monetaria con el objetivo de reducir la inflación. Pero, en este escenario, desde algunas firmas de análisis importantes avisan de que la situación es más grave de lo que parece. En este sentido, desde el banco neoyorquino Citi estiman que los niveles de inflación en Reino Unido alcanzarán e incluso superarán el 18% en 2023. De este modo, la entidad actualizó recientemente el Índice de Precios al consumidor (IPC) y el índice de Precios Minoristas del país, considerando que alcanzarán el 18% y el 21%, respectivamente.

Bajo este contexto, y a pesar de sorprender con los últimos resultados trimestrales, IAG no ha tocado fondo, al menos para algunas firmas de inversión que presionan las acciones del holding esperando más caídas en mitad de una situación de incertidumbre y miedo. Es por ello que la compañía tiene en su capital más de un 4% en posiciones cortas de fondos de cobertura ventajistas en momentos bajistas del mercado.

Así, los hedge funds Kintbury Capital (0,99%), Marshall Wace (0,87%), GLG Partners (0,79%), Blackrock (0,6%) y Sandbar Asset (0,93%) Management cuentan con posiciones contra la compañía que acumulan un valor de mercado de 263,34 millones de euros. A pesar de llevar meses instalados en su capital, todavía esperan caídas en bolsa del grupo que preside Luis Gallego. 

Relacionados