lunes, 26 septiembre 2022

ArcelorMittal y Acerinox: con un ojo en China y otro en el precio de la luz

Acerinox y ArcelorMittal, continúan sufriendo el pesimismo del mercado y la incertidumbre del sector. Las acereras del Ibex 35 se preparan para una segunda mitad de año complicada por los elevados precios de la electricidad y el miedo a una contracción en la demanda de acero mundial. Aunque los costes energéticos son especialmente altos en Europa y la mayor parte del negocio de ambas compañías se encuentra fuera del continente, los parones de producción en territorio español están volviendo a ser protagonistas.

La fábrica de ArcelorMittal en Sestao (Vizcaya) ha retrasado su vuelta a la actividad tras el habitual parón de agosto. La multinacional pretende alargar el período estival con el horno apagado para ahorrar costes y reducir su producción a nivel europeo, según han informado medios locales. Por su parte, Acerinox ha comunicado a sus trabajadores de la planta de Algeciras (Cádiz) la aplicación del ERTE pactado en marzo a partir de este jueves 1 de septiembre.

Se trata de una medida que tiene como objetivo reducir la producción de las líneas de acería, laminado en caliente y de recocido en caliente y que durará máximo 15 días. El motivo se encuentra en los elevados precios de la energía, que afectan especialmente a sectores siderúrgicos y acereros considerados como electro intensivos. Una noticia que para los analistas de Renta 4, si bien es negativa, tendrá un «impacto muy limitado, ya que solo afectará a determinadas líneas de la planta, manteniendo la actividad normal en la laminación en frío».

LAS ACERERAS SE PREPARAN PARA MESES COMPLICADOS EN EUROPA

Los expertos recuerdan que esta medida ya fue llevada a cabo durante el primer trimestre del año, sin que tuviera un impacto negativo en los resultados de la multinacional. Del mismo modo actuó la compañía a finales de junio, cuando tomó la decisión de adelantar el parón de un horno alto en las instalaciones de su fábrica francesa en Dunkerque, situada al norte del país galo, por las malas perspectivas que manejaban para la segunda mitad del año.

Tanto Arcelor como Acerinox ya se preparan para unos meses complicados a nivel energético, a la espera de las nuevas medidas que se tomen desde Bruselas para contener el tope del gas y frenar la escalada desorbitada de precios en Europa. Con la llamada excepción ibérica puesta en marcha, aunque los precios en el mercado nacional no se han disparado al nivel de países del entorno como Francia y Alemania, los precios siguen siendo muy elevados, especialmente para el sector acerero.

Sin embargo, la exposición de ambas compañías en Europa es reducida, ya que es en Estados Unidos donde cuentan con la mayor parte de su negocio. Una situación que las beneficia a ojos de las principales firmas de análisis, cuyos expertos siguen considerando a los valores como oportunidad atractiva de inversión a pesar de la incertidumbre actual del mercado.

CHINA MANTIENE EN VILO LA DEMANDA DE ACERO

Mientras Europa sufre niveles de inflación que ponen en riesgo diferentes industrias, las acereras ponen el otro ojo en China, donde la situación en el mercado inmobiliario puede provocar una contracción en la demanda de acero. «La demanda mundial de acero podría contraerse hasta entre un 3 y un 3,5% en 2022, ya que la debilidad del sector inmobiliario chino mantiene la demanda del país en terreno negativo», reflejaba Bloomberg Intelligence en un reciente informe.

Las últimas novedades respecto a esta problemática calman las aguas y frenan el temor generado en las últimas semanas. En este sentido, las principales compañías mineras proveedoras de hierro han querido mandar un mensaje de tranquilidad al mercado, confiando en que los estímulos de China ayuden a impulsar la demanda de acero y de hierro. Este mineral es fundamental para la fabricación de acero que, a su vez, es vital para muchas industrias como la inmobiliaria. Asimismo, los futuros del hierro pierden más de un 6% en lo que va de año.

De este modo, compañías como la australiana Fortescue Metals Group creen que hasta ahora no hay señales de que la demanda se haya derrumbado debido a los bajos niveles de inventario de mineral de hierro en los puertos chinos. Así lo señaló en una entrevista con CNBC la directora ejecutiva de Fortescue, Elizabeth Gaines, asegurando que las inversiones en infraestructura y las políticas gubernamentales de apoyo al sector y la relajación de las medidas COVID-Zero en el país continuarán impulsando la demanda de acero.

SU BAJA EXPOSICIÓN EUROPEA CONVENCE A LOS ANALISTAS

Sin duda las presiones inflacionistas por los elevados precios energéticos están siendo un quebradero de cabeza para las fábricas que las cotizadas del Ibex poseen en territorio español y europeo. Aunque, como ya hemos mencionado, su exposición reducida en el Viejo Continente hace que los expertos las tengan todavía entre sus favoritas.

Entidades como Barclays consideran a ArcelorMittal su mejor opción en el segmento de acero de carbono, debido a «su valoración, su exposición no europea y su alto grado de integración de las materias primas«. También escoge a Acerinox en el segmento de acero inoxidable, «dada su gran exposición fuera de la UE y sus valoraciones cercanas al mínimo» En cualquier caso, aunque el mercado siga penalizando a las multinacionales en un entorno de extrema volatilidad e incertidumbre, los bancos de inversión confían en un rally alcista de las acereras a largo plazo.

Consideran que, a pesar de los riesgos existentes, las compañías cuentan con un potencial en torno al 60%. El optimismo del consenso de mercado recogido por Bloomberg se refleja en que más del 80% de las firmas de análisis recomiendan tomar posiciones en las dos compañías, mientras que a penas cuentan con un consejo de venta, en el caso de ArcelorMittal. Los acontecimientos políticos y económicos que están por venir marcarán el rumbo de las acereras, que por el momento no despuntan al nivel que los expertos consideran.

Relacionados