sábado, 24 septiembre 2022

Dogechoco, la realidad del metaverso alimentario desde la capital del chocolate

spot_img

Agustín López Mayor, CEO de Dogechoco, busca construir el primer metaverso alimentario del mundo en combinación con la venta de productos relacionados con el chocolate. El emprendedor alicantino tiene en sus manos la fórmula perfecta para fusionar la alimentación y las criptomonedas, con una mirada a futuro que sorprende a propios y extraños. Y es que, sabe que la tecnología no se quedará únicamente en el metaverso tal y como se está desarrollando hasta ahora.

«Habrá mucho más allá», ha asegurado en una conversación con INVERSIÓN. De esta forma, ha materializado su idea, concebida relativamente poco tiempo, pero que está llevando a cabo con esfuerzo y apenas una ronda privada de 22.000 euros. Sin embargo, continúa llamando a las puertas de los grandes supermercados e inversores para presentarles su modelo de negocio, no sólo en el metaverso, sino también para que sus productos se muestren en los lineales, a la vista de todos los consumidores.

Hasta ahora nadie había propuesto este ecosistema digital y físico en la alimentación y es sencillo

El creciente interés que despierta Dogechoco se hace palpable cuando son algunos fondos de inversión se acercan a conocer no sólo los productos físicos, sino también los entresijos de una empresa incipiente. Y es que, este autónomo ha fusionado la alimentación, tecnología, matemáticas, innovación y ciencia, sus grandes pasiones, para llevar a cabo esta aventura de largo plazo.

DOGECHOCO, EL METAVERSO ALIMENTARIO CON FERIAS PERMANENTES

«Me gusta mucho visualizar el futuro, cómo hacerlo y pensando qué vendrá después», ha destacado. Así, cree que la sociedad actual se ‘tokenizará’, como ya lo hacen sus productos de alimentación tradicional, como es el cacao y sus derivados. En este sentido, ha destacado que «cuando los clientes adquirirán productos de los que son inversores«, una fidelización del 100% sin necesidad de tarjetas cliente que ofrecen descuentos en cada compra. Este modelo de negocio les permite autofinanciarse, sin necesidad de pedir prestado en un futuro, porque parte de sus beneficios se reinvierten en el negocio, al contrario de lo que sucede con otras compañías del sector. «Con el beneficio se comprarán equipos de minería de criptomonedas, equipos de validación…

Dogechoco llegó a la base de Elon Musk
Dogechoco llegó a la base de Elon Musk

«Lo que haremos es conseguir esa autofinanciación que nos permitirá recomprar y quemar nuestro propio token para introducir todo ese capital a la liquidez«, ha resumido. López Mayor afirma que su empresa es la primera en el sector de la alimentación en vender productos tokenizados. Todo basado en el chocolate, un producto muy preciado y consumido por todos, más en la capital española del cacao, La Vila Joiosa o Villajoyosa, un municipio de referencia mundial junto con Suiza. «Este es el nuevo sistema en el que creo que irá la sociedad tecnológica del futuro», ha considerado.

DOGECHOCO SE ABRE CAMINO EN LAS CRIPTOMONEDAS EN ALIANZA CON WAYNANCE

Dogechoco está iniciando su andadura. «Ahora mismo estamos en fase de construcción de la sociedad», ha explicado, mientras espera al CIF definitivo para poder comenzar la implantación. Los productos, sin embargo, ya están disponibles en la tienda online, desde cereales a tabletas de chocolate, pasando por las habituales cremas de cacao, entre otros.

Los pagos se pueden realizar o bien a través de dinero físico o criptomonedas, a través de Waynance desde este mes de agosto tras cortar lazos con Coinpay por los problemas con CoinBase. Su idea es presentar la empresa a los consumidores tan de forma física como virtual, con todo lujo de detalles, como si de un museo se tratara. «Estamos en esa renderización de productos que ya hemos hecho y lo próximo es crear nuestra propia experiencia en el metaverso«, ha sostenido. Así, «se podrá visitar nuestro museo, nuestra fábrica, que después abrirá al público físicamente, pero aún está en desarrollo». «Queremos crear esa experiencia para todos los públicos», ha sostenido.

Dentro del proyecto, una de las finalidades es construir un metaverso centrado en la alimentación, con ferias permanentes, sin necesidad de estar al tanto del calendario, y donde presentar las innovaciones y nuevos productos. Un espacio virtual que no sólo ahorrará costes sino que interactuará directamente con clientes e inversores, así como compradores, interesados durante 24 horas los 365 días del año. Una salto de calidad tecnológica con eventos especiales.

EMPEZAR DE CERO SIN TECHOS DE CRISTAL, LA AMBICIÓN EN DOGECHOCO

«Empezamos desde cero, construyendo los conceptos e irá creciendo. Con alguno de los proveedores ya hemos hablado de alianzas», ha destacado sobre este metaverso. «Se habla de las tierras de otros espacios virtuales, terrenos para bancos o centros de moda, por qué no hablar de tierras destinadas para artesanos», ha reflexionado. Así reivindica un lugar donde el gusto aún no está desarrollado para el usuario particular. «Somos los profesionales artesanos de la alimentación», ha apostillado. Todo el proyecto gira entorno al cacao, que llegó a ser utilizado como medio de pago en la época prehispánica. «Ahora lo estamos recuperando también con esta alianza con Waynance«, ha indicado.

De esta forma, existe la tecnología necesaria para poder implantar su Dogechoco en todos los comercios, además de venderse en los supermercados. Y es que, su ambición no acaba únicamente en la cesta de la compra, sino también en el canal de hoteles, bares y restaurantes (HORECA) e incluso en parques temáticos. «El chocolate se usa en multitud de actividades«, ha incidido. Su inspiración para alumbrar este concepto proviene del modelo de éxito de Chocolates Valor.

TIENDAS FÍSICAS ESTRATÉGICAS

Así, afirma que tratará de instaurar tiendas físicas en las principales capitales, como Madrid y Barcelona, serán espacios no sólo de muestra y degustación, sino también para mostrar en realidad virtual la fábrica, su museo y acercar la historia del chocolate a las familias. Su visión es abrir un total de 12 establecimientos en un inicio, bajo gestión propia y franquicias.

La visión de López Mayor no se atañe únicamente a la alimentación en sí. Su personaje, que ilustra los envases de las tabletas, será protagonista de videojuegos, series de animación e incluso un cortometraje. «Estamos construyendo para competir o colaborar con Nintendo, Disney y Nestlè en un futuro», ha desgranado. «Hasta ahora nadie había propuesto este ecosistema digital y físico en la alimentación y es sencillo«. Por este motivo, en Dogechoco se trabaja para dar pasos firmes, sin el habitual ensayo y error de las startups que han despilfarrado en la última década. Y es que, la fuente de ingresos de la empresa alicantina continuará siendo la venta de productos.

REPARTO DE BENEFICIOS PARA REINVENTIR

Para ello, compite con los gigantes de alimentación, implantados en la mente del consumidor. El producto es de primera calidad, pero a precios muy en línea con el mercado. Por ejemplo, una de sus tabletas de 125 gramos alcanza los tres euros en este momento debido a que se realizan de forma artesanal. Una vez se instale la fábrica, este coste irá reduciéndose, optimizando así los procesos y generando una mayor rentabilidad.

La gestión del beneficio pasaría por derivar el 26% a equipos, mientras que un 10% se destinará a markéting. Asimismo, el 10% irá a la recompra de tókens, mientras que un 1% de la facturación irá a parar a la fundación social para atender a hogares, causas sociales y protección de los animales.

DogeChoco ha presentado su proyecto a Lanzadera, la aceleradora del presidente de Mercadona, Juan Roig, así como a otros supermercados. Su fase es tan incipiente que aún no ha tenido el respaldo. Eso sí, lo presentaron sin haber construido la tienda online. Ahora la tienen, tras nueve meses, y con productos terminados. También ha hablado con hoteles y restaurantes, y otros supermercados. «Tan sólo es el inicio de esta aventura a largo plazo», concluye.

Relacionados