martes, 27 septiembre 2022

Ventajas de las Sociedades Limitadas ya Constituidas

Si estás pensando en abrir un negocio, lo primero que puede venir a tu mente es utilizar una sociedad mercantil, pero quizás no has pensado en la posibilidad de adquirir una Sociedad Limitada ya Constituida en vez de constituir una desde cero.

A continuación, te explicamos qué son las Sociedades Limitadas ya Constituidas y qué ventajas podrás obtener si compras una de ellas, como las que gestiona ventadesociedades.eu.

¿Qué son las Sociedades Limitadas ya constituidas?

Las Sociedades Limitadas (SL) son el tipo de sociedad mercantil más extendido en España. Principalmente, las usan pequeñas empresas y emprendedores que consiguen limitar el capital que necesitan aportar, evitando responder con su patrimonio personal ante las deudas de sus negocios.

Este es el tipo de empresa más extendido en España. A principios de 2019 había en España 1.154.289 Sociedades Limitadas, lo que supone el 34,32% de las empresas del país, según datos del Directorio Central de Empresas del INE. Es el tipo de empresa que solamente está por detrás de las personas físicas individuales, que suponen el 54,94%.

Estas son las ventajas de las Sociedades Limitadas ya Constituidas

Las Sociedades Limitadas ya Constituidas ofrecen muchas ventajas con respecto a las Sociedades Mercantiles que tienen que ser creadas desde cero. Te mostramos todos los beneficios que podrás obtener, para que seas capaz de valorar si esta es la mejor opción para ti.

Ahorrarás tiempo

Si quieres comenzar tu empresa desde cero, por mucho que quieras darte prisa, el proceso te tomará más de tres semanas en hacerse real. Según los datos del Banco Mundial, recogidos en su informe Doing Business de 2019, abrir un negocio en España requiere una media de 12,5 días.

Este tiempo se puede reducir mucho si decides comprar una Sociedad Limitada ya Constituida, ya que algunas de ellas garantizan su disponibilidad en cuestión de horas.

No tendrás que hacer tantas gestiones

Este punto es ideal para todas aquellas personas que no quieren perder el tiempo en gestiones varias y papeleo. El hecho de comprar una sociedad limitada o anónima ya constituida y en la que las primeras gestiones ya están resueltas, te permitirá tener la mayoría de las gestiones burocráticas ya realizadas y podrás relajarte en este aspecto.

Estos son los pasos que deberías seguir para crear una nueva sociedad y que podrás ahorrarte cuando compres una ya constituida:

  • Ya tiene denominación, por lo que, salvo que quisieras cambiarlo, ya no tienes que solicitar al Registro Mercantil Central.
  • Ya tiene estatutos. A menos que quisieras cambiar su redacción, no tendrías que modificarlos porque incluso aunque fijes otro domicilio social, esto no requiere modificación estatutaria si los estatutos reconocen como competencia del órgano de administración el cambio de domicilio.
  • Ya está inscrita. Eso significa que ya se acreditó el capital, se otorgó la escritura ante Notario, se presentó la liquidación modelo 600 de operaciones societarias, y tiene NIF.

No tienes que pagar el capital social

Esta es una de las mejores ventajas de las Sociedades Limitadas ya Constituidas, porque el capital social ya lo pagaron, en su momento, los socios fundadores. Este se retira, previamente a su venta, para que se conserve como crédito a favor de la sociedad frente a los socios en el que se subrogan los nuevos socios.

De esta manera puedes tener disponible una sociedad, sin verte obligado a desembolsar en el momento dicho capital.

Confidencialidad de los socios

Al tratarse de una sociedad ya inscrita con unos socios fundadores, durante un tiempo no habrá información pública sobre los socios titulares de las acciones o participaciones. Esta confidencialidad es temporal porque la sociedad está obligada a realizar la declaración de titularidad para dar cumplimiento a la legislación de prevención de blanqueo de capitales.

La sociedad ya vendrá con antigüedad incluida

En algunas ocasiones, uno de los factores que son necesarios para contar con algún proveedor específico o acceder a determinados contratos, es la antigüedad de la sociedad. Por eso, adquirir una cierta antigüedad es una de las ventajas de las Sociedades Limitadas ya Constituidas.

Ahora ya sabes qué son y cuáles son las ventajas de las Sociedades Limitadas ya Constituidas. Esta es uno de los tipos de empresa más extendidos en España, porque aporta muchos beneficios a los pequeños empresarios y emprendedores. Echa un vistazo a la página web de Venta de Sociedades, para obtener más información acerca del tema y comenzar tu negocio de una forma fácil y tranquila.

Relacionados