jueves, 06 octubre 2022

La Fed prepara el quinto golpe a la inversión en oro

spot_img

La Reserva Federal está preparando una nueva subida de tipos. Pese a la aparente relajación que ha surgido en los últimos días gracias a unos datos de empleo mejor de los esperados en Estados Unidos, todo apunta a que la Fed volverá a elevar los tipos de interés. Aunque se trata de una hipótesis del mercado, los analistas y expertos consideran que el organismo liderado por Jerome Powell elevará las tasas de interés por quinta vez en lo que va de año. 

La subida de tipos tiene un efecto directo en prácticamente todos los activos de inversión. Pese a ello, a lo largo del año se ha visto como a medida que la Reserva Federal aumentaba los tipos de interés, el valor del oro decrecía. Y es que, el dólar y el oro mantiene una relación antónima. Históricamente, si el billete verde se fortalecía, el metal precioso decrecía, y viceversa. En este punto, la Fed se ha convertido, no solo en el regidor del dólar, sino también del precio del oro.

EL ORO, ASENTADO EN LOS 1.700 DÓLARES 

La realidad actual del oro es que está asentado por encima de los 1.700 dólares por onza. Pese a que se mantiene por encima de un nivel aceptable, las nuevas medidas que pueda llevar a cabo la institución dirigida por Powell podrían torpedear nuevamente el valor del oro. De base, las subidas de tipos están encaminadas a paliar la desbocada inflación, que, atendiendo a los datos del pasado mes de julio, en Estados Unidos roza un 9%. En este punto, la Reserva Federal ha adoptado una postura agresiva para cesar el que sigue siendo el mayor problema de la economía estadounidense y, por supuesto, de la global. 

LA PRÓXIMA REUNIÓN DE TIPOS DE LA FED SE CELEBRARÁ EL 21 DE SEPTIEMBRE

La próxima reunión de tipos de la Fed tendrá lugar el 21 de septiembre. Pese a que las circunstancias pueden varias hasta la fecha, todo apunta a que el organismo aumentará los tipos de interés nuevamente. La duda radica en si será una subida de 50 puntos básicos o, apostarán por una nueva subida de 75 puntos básicos como ya hicieran en el pasado mes de julio. Sea como fuere, la subida tendrá un efecto directo en el dólar, que hoy en día es uno de los activos que mejor está resistiendo la presión inflacionaria. 

LAS SUBIDAS DE TIPOS DE LA FED MERMAN AL ORO 

La divisa americana se ha visto fortalecida con respecto a sus pares, sobre todo con el euro. Esto ha provocado la prolongada caída del oro desde que tocase máximos el pasado 8 de marzo sobrepasando la barrera de los 2.000 dólares. De hecho, el descenso del oro se corresponde con la primera de las cuatro intervenciones que el organismo presidido por Powell ha llevado a cabo hasta ahora. En marzo, la Fed elevó los tipos de interés en 25 puntos básicos. 

EL ORO SE HA DEPRECIADO MÁS DE UN 4% EN LO QUE VA DE AÑO

Tras ese primer cambio de política monetaria, la Reserva Federal ha llevado a cabo tres subidas de tipos, siendo las llevadas a cabo en junio y julio de 75 puntos básicos cada una. Atendiendo a la agresividad con la que la Fed ha decidido cesar el impacto de la inflación, el dólar se ha visto tremendamente fortalecido, algo que dista con la evolución que ha mostrado el oro. De base, el valor del metal precioso ha retrocedido más de un 4% desde inicios de año.

MENOS 15% DESDE MARZO

Lejos de ello, y para evidenciar el impacto de las nuevas políticas de la Fed, el oro se ha depreciado más de un 15% desde la primera subida de tipos llevada a cabo el pasado mes de marzo. Pese a que la inversión en oro es uno de los clásicos del mundo de la inversión, la realidad es que, con la subida de tipos, los rendimientos y las plusvalías no son tan estables, algo que ha conducido a que el oro se deprecie. 

Jerome Powell, presidente de la FED
Jerome Powell, presidente de la FED

Aunque su valor se mantiene por encima de los 1.700 dólares, nivel al que los analistas consideran clave, podría variar en función de los nuevos acontecimientos macroeconómicos y, sobre todo, de una nueva subida de tipos, la cual parece inevitable. 

EL DÓLAR GUSTA A LOS INVERSORES 

De darse una nueva subida de tipos de interés, el dólar se podría ver aún más fortalecido, algo que tendría un efecto directo en el precio del oro. Hasta el momento, los inversores se están perfilando por invertir en la divisa americana que en el metal precioso. Quien invierte lo hace con el objetivo de obtener rentabilidad, pero hoy en día, huir de los riesgos es casi tan importante como obtener plusvalías con una inversión. En esas, y ante el deterioro de otras divisas en detrimento de un dólar fortalecido, los inversores han visto en el billete verde una apuesta en firme para ganar dinero. 

Todo apunta a que la Fed llevará a cabo una quinta subida de tipos el próximo 21 de septiembre. Está por ver si esta, como las anteriores, aúpan al dólar o, por el contrario, el mercado lo descuenta. De ser así, es más que probable que el oro torne al alza, alejándose de la barrera de los 1.700 dólares. Aún ello, y viendo que el entorno financiero no da un respiro, no se descarta que un nuevo acontecimiento influya a la baja en el valor tanto del oro como del dólar. No hay que olvidar que el próximo 8 de septiembre, el BCE celebra su reunión de tipos en la que se presume que el organismo alce los tipos en no menos de 50 puntos básicos. 

Relacionados