jueves, 06 octubre 2022

Repsol, cuanto peor mejor: la crisis energética es su principal catalizador

En todas las crisis siempre hay ganadores y perdedores y, si se trata del Ibex, Repsol es la gran beneficiada este año. La compañía que preside Antonio Brufau es el mejor valor del índice con una revalorización del 30%, impulsada por las alzas de precios de petróleo y gas. Un contexto que vuelve a ponerse de cara para la petrolera española, marcado por la grave crisis energética que azota a los países de la zona euro. En este sentido, cuando el escenario se pone cada vez peor, la situación para Repsol mejora a ojos de los expertos.

El nuevo corte de gas de Rusia, esta vez de manera indefinida, ha provocado el aumento de su precio a niveles históricos. Mientras, la producción de petróleo se verá mermada tras la decisión de la OPEP+, liderada por Arabia Saudí, de recortar la producción de 100.000 barriles al día. La nueva estrategia del cartel del crudo de nuevo puede impactar al alza su precio, a la espera de otros posibles recortes en el futuro.

El panorama acerca a Europa a una recesión -en opinión de diferentes expertos y economistas- y Repsol encuentra catalizadores para seguir con el ritmo de crecimiento que ha obtenido a lo largo del año. Para los analistas de Renta 4, estas tensiones geopolíticas suponen un impacto positivo, ya que la compañía «se vería beneficiada ante el alza del precio del petróleo y del gas. Hay que recordar que el 70% de la producción de Repsol es gas y el otro 30% es crudo. Con estos acontecimientos, el gas continúa su escalada, el Henry Hub superando los 8,8 dólares el Mbtu (millón de unidades térmicas británicas métricas) y el precio del Brent consigue mantenerse en niveles cercanos a los 100 dólares el barril».

LOS RECORTES DE PRODUCCIÓN PUEDEN PROLONGARSE

Aunque el recorte de la OPEP es pequeño, el hecho de haberlo llevado a cabo tras la decisión de Rusia de cortar totalmente el suministro del gas a modo de represalia por las sanciones de la Unión Europea hace creer a los expertos que la estrategia siga en la misma línea de cara a los próximos meses. La alianza rusa con el país árabe parece ser la explicación a este giro repentino de la organización productora de crudo.

Así lo consideran los analistas de Bloomberg Intelligence en un reciente informe, donde aseguran que el recorte sorpresa de la oferta de 100.000 barriles diarios para octubre puede ser simbólico, «pero señala al mercado que el grupo estaría dispuesto a realizar mayores recortes si las preocupaciones en torno a la desaceleración económica y la demanda siguen pesando en el sentimiento».

Mientras, a la espera de la próxima reunión prevista para el 5 de octubre, el resto de los miembros parecen esforzarse por aumentar la producción y los expertos creen que pueden haber llegado ya a su capacidad máxima. Pero no son los únicos expertos que opinan de este modo, sino que la mayor parte de analistas ven en las intenciones del país productor más recortes futuros.

«Todo apunta a que los productores que conforman la alianza de la OPEP+ no están por la labor de que el petróleo baje mucho más de lo que ya lo ha hecho en los últimos tres meses«, aseguran desde Link Securities. Y en este sentido también se han pronunciado desde el banco Renta 4, asegurando que se trata de «una señal de que la OPEP+ se encuentra cómoda con un precio del crudo en torno a 100 dólares por barril y no permite anticipar fuertes caídas que contribuyan a una rápida cesión de la inflación”.

LOS ANALISTAS DAN ALAS A REPSOL, QUE HACE CAJA CON CADA SUBIDA

«El grupo no ha cumplido sus promesas el año pasado, y cualquier nuevo aumento podría no cubrir los déficits rusos en medio de la prohibición de la UE (Unión Europea) de importar petróleo del país. El autosancionamiento por parte de algunos bancos y las expectativas de una represión directa de las empresas energéticas ya han dificultado la búsqueda de compradores para parte del crudo ruso, aunque menos de lo estimado inicialmente», añaden desde Bloomberg.

Cabe recordar que Arabia Saudí es el mayor productor de petróleo del mundo, siendo el país con mayor peso dentro de la OPEP+ con un bombeo de 9 millones de barriles diarios. Asimismo, Repsol sale enormemente beneficiada con el aumento del precio del barril de oro negro, por poco que sea. De este modo, variaciones de un dólar de los futuros del petróleo suponen un impacto de 75 millones de euros en el ebitda y de 54 millones de euros en flujo de caja operativo de la compañía.

Repsol cuenta con todo de cara para seguir exprimiendo en bolsa la crisis energética y el mercado valora positivamente a la compañía en este escenario. Tras conocerse la decisión de Arabia Saudí, además de Renta 4 otras firmas como CaixaBank y BNP Paribas Exane han vuelto a evaluar positivamente a la petrolera. En el caso de BNP, los expertos de la entidad han mejorado su recomendación de neutral a sobreponderar, argumentando que los precios del Henry Hub siguen siendo elevados.

El consenso de mercado refleja una opinión optimista sobre el valor que, a pesar de haber experimentado la mayor subida del Ibex 35, todavía ven potencial para una revalorización generosa. De este modo, el precio objetivo medio que establece se sitúa en los 17,13 euros por acción frente a los actuales 13,5 euros, lo que supone un potencial alcista superior al 27%. El respaldo del mercado se ve en las 26 firmas del consenso recogido por Bloomberg que aconsejan comprar sus títulos, por las 9 que recomiendan ser neutrales con el valor y las nulas recomendaciones de venta.

Relacionados