jueves, 06 octubre 2022

Primark desata el pánico en Inditex

La matriz de Primark ha desatado la alarma en el sector textil, con Inditex como una de las perjudicadas. Associated British Foods se ha hundido un 7,6% en la Bolsa de Londres, aunque la caída ha rondado los dos dígitos durante parte de la jornada de este jueves. Los niveles actuales para el dueño de la ‘fast fashion’ se remontan a mínimos no vistos desde octubre y noviembre de 2012, en plena crisis de deuda mundial.

El motivo de este desplome son las perspectivas sobre las ganancias y rentabilidad para su próximo año fiscal, un profit warning que confirma la debilidad del sector textil ante la elevada inflación mundial, especialmente en los países con mayor poder de consumo, como Estados Unidos y Europa. Y es que, el sector está prácticamente ahogado por los altos precios de la energía y el encarecimiento del dólar.

En la Europa continental, las cifras serán más débiles de lo esperado entre octubre y diciembre de este 2022 debido especialmente a la inflación

El grupo señala que Primark incrementará las ventas en un 40% este año, hasta los 7.700 millones de libras esterlinas a precios constantes, sin realizar el cálculo con el desplome de la libra a mínimos no vistos desde 1985.

PRIMARK REDUCE SU RENTABILIDAD PARA PODER ENCAJAR LOS PRECIOS

En este sentido, ha indicado que las ventas comparables en Reino Unido de cara al último tramo del año alcanzarán niveles cercanos a los meses previos de la pandemia. No obstante, en la Europa continental, las cifras serán «más débiles de lo esperado» entre octubre y diciembre de este 2022 debido especialmente a la inflación. De esta forma, los márgenes operativos alcanzarán en este segundo semestre el 8% frente al 9,6% de los primeros seis meses del año.

Inditex

Sin embargo, el panorama pinta peor de cara al año fiscal. En este sentido, espera un crecimiento de las ventas impulsado «por los precios» y la «aceleración de la expansión de sus tiendas». Así, también visualiza una «volatilidad significativa» en el mercado que afecta a los costes por el fortalecimiento del dólar estadounidense en la recta final del año y los costes de la energía, «más elevados». De esta forma, «la renta disponible de los consumidores disminuirá como consecuencia de la inflación», ha indicado la compañía. Un aviso a navegantes puesto que el textil no sería el único sector afectado por este motivo.

Para mitigar los efectos de la inflación en los costes de las materias primas, Primark lanzará nuevas, pero limitadas acciones de fijación de precios para el próximo ejercicio. «Para el próximo año fiscal, ahora se espera que el margen de utilidad operativa sea más bajo que la segunda mitad de este año fiscal», ha sostenido la compañía en un comunicado destinado a inversores.

INDITEX TENDRÍA QUE ASUMIR LOS COSTES PARA NO DESCOLGARSE DE PRIMARK

De esta forma, Primark asumirá los costes de la inflación, sin incrementar los precios. Para ello, reducirá su propia rentabilidad en esos dos puntos, mientras optimizará procesos para ganar eficiencia. Esta advertencia al mercado se ha contagiado el resto del sector. Inditex ha llegado a caer más de un 3%, si bien la subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo ha animado a los inversores y ha dejado la caída en el 1,7%. H&M, por su parte, se ha dejado un 1,46%; mientras que M&S (Mark & Spencer) se ha hundido más de un 3,5%. Hermes, por su parte, ha logrado cerrar en positivo, mientras Louis Vuitton también ha escapado de los números rojos, si bien estas firmas son de lujo.

Asimismo, la matriz de la conocida como el ‘Carrefour del textil’ estudiará el pago del dividendo de finales de este año debido a la liquidez y a la creciente deuda, situada en los 1.700 millones de libras esterlinas. No sería la primera vez que el grupo decidiera eliminar la retribución al accionista, lo hizo en 2020 con la pandemia. Por otro lado, ha dado a conocer algunas pinceladas sobre su negocio digital, como la tienda online estrenada en Reino Unido en abril y que se desarrollará antes de Navidad para otros mercados, aunque sólo se ofrecerá ropa para bebés.

INDITEX, SIN GASOLINA PARA ENCHUFARSE AL MERCADO

Las acciones de AB Foods pierden un 8% en la Bolsa de Londres registrando su mayor caída desde marzo de 2020, después de que el grupo dijera que espera que los beneficios operativos y las ganancias por acción del año fiscal 2023 serán más flojas que en este ejercicio.

En Inditex, por su parte, no andan bien las cosas. Por un lado, este profit warning daña al sector, y por el otro las perspectivas de las casas de análisis apuntan a caídas en la Bolsa. RBC ha recortado el precio objetivo del gigante gallego a 28 euros por acción, un 3,4% por debajo del anterior. Desde los niveles de cierre de este jueves, Inditex podría ascender cerca de un 30%.

La presión del alza de los precios al consumo está pasando factura a grandes y pequeñas compañías del sector retail. Así, las firmas de inversión no solo valoran con cautela a la compañía que preside Marta Ortega, sino que las opiniones para sus homólogas muestran la «tormenta» que está por venir para el sector. La empresa textil gallega se hunde un 25% desde enero. A pesar de los buenos resultados obtenidos en el último trimestre y las buenas previsiones para las cifras de su segundo trimestre fiscal que presentará el próximo 14 de septiembre, la compañía no ha terminado de encadenar las subidas necesarias para remontar su mal año.

Relacionados