jueves, 06 octubre 2022

El maquiavélico plan de Lagarde y Powell: «Los más desfavorecidos pagarán»

La recesión como solución para combatir la desbocada inflación. Este es el plan de los bancos centrales para reducir la presión inflacionista. El cierre de empresas y el incremento del paro se verán meses después, como consecuencias últimas de las medidas adoptadas por la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y el Banco Central Europeo (BCE).

Jerome Powell, presidente de la FED, advertía de que sus alzas de tipos de interés y el fin de las ayudas, así como la reducción del balance de la institución, traería «dolor» a familias y empresas. La palabra la pronunció hasta en dos ocasiones para explicar su agresiva política monetaria. Las continuas alzas del precio del dólar apenas se notaron en los precios. De hecho, a la espera de conocer el dato de agosto, que se publica este martes, los precios ascendieron en julio al 9,1% en tasa interanual, su nivel más elevado en los últimos 40 años. Aún así, la FED de Powell insiste en incrementar las tasas, mientras el billete verde pierde fuelle frente al euro en las últimas jornadas y se recuperan niveles, pero por encima de la paridad.

Pero, ¿y si los bancos centrales están equivocados en este combate contra la estanflación? La eficacia de las políticas monetarias están entredicho debido a la situación de estanflación y que esta crisis difiere de otras al tratarse de una escasez de oferta en muchos sectores, desde el automovilístico al logístico por las continúas restricciones de China impuestas para el control de la pandemia.

LA FED Y EL BCE ESPERAN NO SÓLO CONTROLAR LA INFLACIÓN SINO LA PROFUNDIDAD DE LA RECESIÓN

Tanto la FED como el BCE tienen mandatos claros. El primero abandonó el crecimiento para perseguir la estabilidad de precios, mientras que el Banco Central Europeo, dirigido por Christine Lagarde, tiene la misión de mantener los precios en niveles cercanos al 2%, sin importar tanto el crecimiento de la economía.

Como dijo recientemente un conocido economista, Olivier Blanchard, es un poco difícil explicarle a la gente que Rusia invadió Ucrania y por este motivo debes perder tu trabajo

Ambos han incumplido sus propias exigencias desde hace meses. La inflación en la Eurozona, por ejemplo, superó el 5% en diciembre del pasado año, antes de la invasión de Rusia a Ucrania. Sin embargo, Lagarde no movió un dedo y mantuvo los tipos de interés en su sitio. En marzo, tras la invasión, afirmó que no tocaría el precio del euro hasta 2023. Otra promesa incumplida en julio de este año al subir los tipos en un imperceptible 0,25%. Ahora, en septiembre el incremento es del 0,75%, para dejar el precio entre el 1% y 1,25%.

LA FED INCUMPLE EL MANDATO

La misma situación se repite en Estados Unidos. La FED incumple su mandato dual, que además de los precios es el «pleno empleo» en la economía estadounidense. Cuando la inflación se desboca, su principal herramienta es la subida de los intereses, pero esto tiene duras consecuencias. La primera de ellas, que familias y empresas necesitan asumir un mayor coste para acceder al crédito; la segunda, es que los intereses de la deuda y los préstamos concedidos se incrementan.

Por tanto, se ahoga directamente a la economía más endeudada, incrementando el desempleo y lo peor de todo sin conocer los efectos de la medida en los precios. La FED está siguiendo a pies juntillas los mismos pasos dados en la década de los 70, en plena crisis energética, para provocar la parada económica. Por aquel entonces, el nivel del paro alcanzó el 10%, sólo visto después en la crisis de 2008. Miles de familias y empresas quebraron y se quedaron en el camino antes y durante la recuperación. El bien común por encima del individual.

LOS MÁS DESFAVORECIDOS, EN AUMENTO EN EE UU

En esta situación, de nuevo los más desfavorecidos son los principales perjudicados. Por un lado, apenas tienen ahorro para hacer frente al alza galopante de la inflación ni tampoco tendrán acceso al crédito por las condiciones financieras que presentan. Son los primeros en ser golpeados en todas las crisis, pero en esta lo están siendo especialmente.

indice desfavorecidos universidad michigan Inversion.es
Ciudades más desfavorecidas, según el índice de la Universidad de Michigan

Por esta razón, en la mayoría de análisis así como el índice de pobreza de la Universidad de Michigan muestran que la brecha entre los ricos y pobres vuelve a abrirse en esta recesión en Estados Unidos. «La estanflación / recesión la pagarán antes los más desfavorecidos«, sostienen los documentos consultados por INVERSIÓN.

LAS ZONAS DE POBREZA EXTREMA, AL ALZA

Según los datos de la conocida universidad, la costa Oeste y parte de la central de Estados Unidos se registran las zonas más desfavorecidas. La diferencia entre las ciudades más y menos favorecidas radica esencialmente en la esperanza de vida.

Según este indicador, el índice de pobreza media se sitúa en el 14,7% en este momento, pero se multiplica hasta el 33% en las zonas más desfavorecidas y cae al 5,3% en las zonas más ricas. La esperanza de vida se reduce a los 72 en las zonas marcadas en oscuro en este mapa, mientras que en las zonas claras se llega a los 83 años y cuatro meses.

Para evitar este maquiavélico plan de los bancos centrales -la entrada en recesión-, hay quienes esgrimen otra teoría sobre la forma de actuar de estas instituciones. ¿Por qué dejar en manos de un único organismo las decisiones para combatir la inflación? Es la pregunta que se ha hecho Nathan Tankus, director de investigación de Modern Money Network. A su juicio, habría que salirse del dogma habitual de oferta y demanda, más cuando los modelos económicos habituales apuntan a la demanda como único indicador para fijar los precios. En este sentido, aboga por «encontrar un equilibrio entre los precios que la gente debería pagar y los trabajos e ingresos que la gente debería tener».

LA ‘ESTAFA’ DE LA RESERVA FEDERAL

Tankus tilda a la Reserva Federal de ‘estafa’, aunque ensalza el trabajo esencial que realiza para liquidar los pagos en el sistema bancario. «Hay casos en los que la Reserva Federal no es una estafa entre comillas. Pero la forma en que la Reserva Federal es una estafa es la promesa de que puede administrar la economía en el mejor interés para todos y que cuando la Reserva Federal decide que es hora de pisar el freno, la forma en que lo hace, el impacto en puestos de trabajo para los estadounidenses comunes es la mejor manera de hacer ese trabajo», ha indicado en una entrevista a vox. «Es una estafa decir que necesitamos equilibrar las cosas como la inflación cargándolas a espaldas de los desempleados«, ha sostenido.

El economista y seguidor de la teoría moderna recuerda el argumento instaurado en el colectivo. Toda la subida de precios se debe a la invasión de Rusia a Ucrania. Así, que los bancos centrales, para controlarlo, deciden retirar liquidez del sistema. La teoría tradicional apunta que «cuanto menor es el dinero disponible menores son los precios». Sin embargo, básicamente se traduce en que los trabajadores necesitan menos dinero para controlar los precios. «Los desempleados, en su caso, no tendrán ningún ingreso», ha indicado.

En este sentido, se pregunta si la causa de esa inflación resultante es realmente porque las familias tienen demasiado dinero o porque existe una circunstancia global que escapa del control individual. «Como dijo recientemente un conocido economista, Olivier Blanchard, es un poco difícil explicarle a la gente que Rusia invadió Ucrania y por este motivo debes perder tu trabajo», ha zanjado.

Relacionados