domingo, 25 septiembre 2022

Los bajistas toman el control de Telefónica, mercados en pánico bursátil

Los bajistas anidan en Telefónica desde el pasado mes de mayo ejerciendo mayor presión en la primera semana de septiembre. El precio actual se encuentra apenas al 2% del precio inicial de año acabando con la esperanza del resurgir de las acciones de la teleco. Desde los máximos registrados en mayo se deja cerca del -23%, pero desde los mínimos de octubre de 2020 presionados por la pandemia hasta los máximos registrados anuales, la acción subió cerca de un 85%, lo cual, el retroceso actual es apenas normal.

El mercado en general está lleno de pánico y no es para menos, pues una crisis como la vivida en tiempos actuales, donde la inflación es incontrolable, de acuerdo con los datos entregados en días anteriores, hará que los bancos mantengan una política monetaria agresiva y con subida de tipos nunca vista, situación que pone en riesgo el bienestar de Telefónica dado un potencial decrecimiento en ventas junto a una elevada deuda presionada por el riesgo cambiario.

TELEFÓNICA EN EL IBEX 35

No obstante, para las acciones de Telefónica un retroceso adicional puede predecir una nueva oportunidad más que el alarmante desplome. Técnicamente siempre revisamos el área de regularidad de cada avance del precio de una acción. Las acciones de Telefónica quebraron el pulso del mercado en 4,25 euros y al mismo tiempo la directriz alcista interna que promovía desde octubre del año pasado. Sin embargo, si tomamos todas las mediciones de mínimos a máximos de la última secuencia, podemos establecer una visita a niveles de 3,65 euros que, de respetar, ojalá en formación de truco (V invertida), confirmará la adición en compra sobre las acciones de Telefónica.

Imagen 1 2 Inversion.es

Esta oportunidad con mejor ubicación de precio viene precedida de doble patrón alcista en gráfico de marco semanal que estaría apoyado de la ubicación en niveles de extrema sobreventa del índice de fuerza relativa. El área de adhesión de compra ubicado en inmediaciones de 3,65 euros nos daría un primer objetivo en el máximo anual sobre 5 euros que, de quebrar con la potencia suficiente, llevaría el precio a un segundo objetivo establecido en la resistencia de agosto de 2019 en inmediaciones de 6 euros, donde se toparía al mismo tiempo con la directriz bajista macro mensual.

Relacionados