martes, 27 septiembre 2022

El miedo, la Fed y un dólar crecido imponen la semana en negro del oro

spot_img

El oro está sucumbiendo a la presión bajista del mercado. La materia prima se ha embarcado en la tendencia bajista debido al cúmulo de factores macroeconómicos que vienen sacudiendo a los activos de inversión. El que históricamente ha sido reconocido como el activo refugio por excelencia mantiene la directriz bajista, la cual ha prorrogado desde inicios de agosto, momento en el que el oro marcó su último repunte. Desde el pasado 11 de agosto, el metal precioso ha caído sucesivamente hasta los 1.664 dólares por onza que marca actualmente. Es decir, la materia prima ha caído hasta niveles de 2020, en plena pandemia.

El momento del mercado es complejo. El oro ha entrado en una semana clave marcada por la más que probable subida de tipos de la Reserva Federal. El organismo liderado por Powell no se sale de su particular hoja de ruta, y la siguiente parada es una nueva alza de tasas de interés. Los expertos consideran que la nueva subida de tipos e la Fed no será inferior a los 75 puntos básicos. Desde hace meses, los expertos preveían que Estados Unidos acabaría el presente ejercicio con los tipos de interés por encima del 3%. Pese a la agresividad con la que ha actuado la Reserva Federal, que ha aumentado los tipos hasta en cuatro ocasiones en lo que va de año, la inflación sigue erosionando la economía de los States.

SEIS MESES QUE EQUIVALEN A UNA CAÍDA DEL 17%

Es por ello por lo que los analistas apuntan a una quinta subida de tipos para intentar cesar el que sigue siendo el mayor problema de la economía global. En esta historia el oro tiene un papel crucial. Y es que la materia prima siempre ha sido reconocida como el mejor activo refugio en tiempos de flaqueza económica. Pese a ello, el oro no está cumpliendo con ese estatus en la segunda mitad del año. La materia prima viene retrocediendo sucesivamente debido al momento de incertidumbre que impera en todos los mercados de valores. 

EL ORO HA RETROCEDIDO UN 8% DESDE PRINCIPIOS DE AÑO

Por el momento, el precio del metal precioso aguanta por encima de los 1.600 dólares por onza. Aún ello, el patrón que viene mostrando el oro es un continuo retroceso, cumpliendo así con las perspectivas que le dan los analistas que siguen al valor. Por ejemplo, Handy and Herman estiman que el precio de la materia prima se mantenga en 1.664 dólares, es decir, un dólar por encima del valor actual. Engelhard por su parte estima que el valor del oro por onza se ubique en 1.665 dólares. 

Pese a que el oro siempre ha tenido una connotación de activo estable, con resistencia a la volatilidad, el momento del mercado ha doblegado al estatus de la materia prima. El mejor ejemplo de ello es que la materia prima llegó a estar por encima de los 2.000 dólares el pasado 8 de marzo para posteriormente caer hasta el valor actual. Es decir, en seis meses la materia prima ha caído más de un 17%. En la misma línea, el oro ha cedido más de un 8% en lo que va de año, un dato más negativo de lo que pueda parecer, ya que, hasta marzo, el metal precioso se revalorizó un 11%. 

UN DÓLAR FORATLECIDO ES SINÓNIMO DE UN ORO BAJISTA

El oro, como cualquier activo, está sujeto a las variaciones macroeconómicas y, por supuesto, a los datos económicos de países con peso en las fluctuaciones de la materia prima, como Estados Unidos. En este caso, los datos de IPC, sumado al rendimiento del bono estadounidense a diez años, podrían mermar aún más el valor del oro. En la misma línea, las nuevas variaciones monetarias de la Fed supondrán un cambio en el precio del oro. De hecho, solo con las perspectivas de una nueva subida de tipos, el valor del metal precioso ha retrocedido. 

LA NUEVA SUBIDA DE TIPOS FORTALECERÁ AL DÓLAR FRENTE A SUS PARES

Otro punto a tener en cuenta es que la subida de tipos fortalecerá al dólar. Históricamente, el billete verde y el metal precioso han mantenido una disputa en la que el precio actuaba a la inversa. Es decir, cuando el precio del dólar crece, el del oro baja, y viceversa. Este año no ha sido una excepción, y ante el fortalecimiento de la divisa estadounidense, el valor del metal precio ha ido retrocediendo poco a poco. Con una nueva subida de tipos, el dólar se verá aún más aupado, algo que repercutirá a la baja en el oro. 

LOS ETFs SALEN DEL ORO

Otro factor que ha mermado la valoración de la materia prima es la liquidación de varios ETF desde la semana pasada. Atendiendo a las tenencias de oro reconocidas por Bloomberg, desde el pasado 14 de septiembre se han dado 17 operaciones de liquidación (ventas) de un total de 24. Es decir, los fondos cotizados han visto que, ante nuevas caídas del precio del oro, lo óptimo era recoger ganancias. Este hecho ha provocado que el precio de la materia prima retroceda.

El oro está en horas bajas, y aún no se ha hecho efectiva la subida de tipos de la Fed. El recrudecimiento de la situación económica se ha plasmado en la valoración del oro. El que históricamente ha sido reconocido como el activo refugio por excelencia está perdiendo su estatus. Por ahora, parece que el mejor refugio ante la inflación sigue siendo el dólar. Pese a esto, y viendo lo cambiante que está el entorno financiero, no es descartable que el metal precios emerja. Todo dependerá de las variaciones macroeconómicas y, por supuesto, del sentimiento inversor. 

Relacionados