jueves, 01 diciembre 2022

Ibercaja se despide de una «opción interesante» de financiación

spot_img

Ibercaja ha aclarado que su futuro inminente finalmente no pasará por la Bolsa. Pese a que la OPV de la firma aragonesa venía siendo una de las operaciones más mediáticas del mercado de valores nacional, finalmente no se producirá, al menos por ahora. La compañía bancaria había aparcado en varias ocasiones la opción de saltar al parqué bursátil a la espera de que las condiciones del mercado fueran «más propicias«, tal y como argumentó su consejero delegado, Víctor Iglesias, el pasado mes de junio.

Pese a que en un inicio la firma bancaria tenía la obligación de debutar en Bolsa antes de 2022, este mandato (el cual era gubernamental) desapareció después de que Ibercaja crease un fondo de reserva el pasado mes de junio. Ahora, tras más de dos años de continuas posposiciones, la entidad bancaria ha optado por aparcar su debut bursátil debido a las malas condiciones que azotan al mercado financiero. «La salida a Bolsa para nosotros hoy no tiene sentido ni existe la presión que teníamos antes, pero sigue siendo una opción estratégica que se valorará más adelante», alegó Víctor Iglesias el pasado 22 de septiembre.

UN MARCO ACTUAL NO ES «RECOMENDABLE«

Con estas palabras, Ibercaja, pese a no cerra la puerta por completo a un salto al mercado de valores, sí que aleja la posibilidad de ver a la entidad aragonesa en Bolsa a corto y medio plazo. La cúpula directiva de Ibercaja insiste en que es una opción que se contemplará cuando las circunstancias del mercado sean más propicias. Si algo es cierto es que el escenario actual es complejo para la mayoría de las empresas. Y es que, pese a que el financiero es un sector que viene creciendo en el mercado de valores, los analistas creen que la no salida de Ibercaja no sorprende

«El exceso de partícipes en un sector como el financiero y concretamente de banca minorista, como es el caso de Ibercaja, no juega a su favor»

Darío García, analista de XTB

Darío García, analista de XTB, cree que «el marco actual es poco recomendable para sacar a Bolsa una compañía». El experto, además, considera que «el exceso de partícipes en un sector como el financiero y concretamente de banca minorista, como es el caso de Ibercaja, no juega a su favor». La entidad zaragozana aseguró que tenían todo a punto para debutar el pasado mes de febrero, pero la guerra entre Rusia y Ucrania terció todo. La realidad es que el conflicto bélico supuso un punto de inflexión en el escenario financiero.

IBERCAJA QUIZÁS NO CONVENCE 

La incertidumbre, la volatilidad y el temor inversor a los activos con cierto riesgo sigue lastrando a los índices bursátiles. Todos estos condimentos han sido los que han obligado a Ibercaja a posponer continuamente su debut. Dentro de la lógica que desprende el no debutar en Bolsa con unas circunstancias como las actuales, los continuos retrasos han podido agotar la paciencia de los potenciales inversores particulares. De hecho, en el primer tramo del presente ejercicio, hubo expertos que apuntaban que Ibercaja había podido perder credibilidad debido al no debut bursátil. 

«El sentimiento del mercado está muy deprimido y quizás un banco no sea tan atractivo»

«La sensación aparente en estos constantes retrasos parece que tiene que ver más con la capacidad de colocación previa entre institucionales más que sobre la capacidad de los minoristas de acudir en masa a la OPV», expresa Darío García. El experto cree que los inversores institucionales han podido perder el interés en el banco. Pese a ello, el sentimiento inversor actual, el cual es negativo, tampoco augura un buen porvenir para una empresa nueva en el mercado de valores. «El sentimiento del mercado está muy deprimido y quizás un banco no sea tan atractivo«, alega García. 

¿QUÉ PUEDE PROVOCAR LA SUBIDA DE TIPOS?

La subida de tipos de interés en la eurozona es otro de los puntos clave en Ibercaja. Y es que, pese a que el alza de tasas de interés por parte del BCE beneficia a la empresa liderada por Víctor Iglesias, la nueva política monetaria también abre un espacio cargado de dudas. «A pesar de que el incremento de los tipos de interés pueda incrementar potencialmente los intereses cobrados, la elasticidad del consumidor a la subida de tipos puede provocar la reducción de la contratación de productos como hipotecas», explica Darío García. 

VÍCTOR IGLESIAS CREE QUE LA BOLSA ES UNA APUESTA «INTERESANTE»

Es decir, el alza de tipos de interés es un factor que, a priori, beneficia a la entidad aragonesa. Pese a ello, la llegada de políticas económicas más agresivas del BCE podría mermar las carteras de los clientes, generando morosidad. Pese a que es una opción que parece no estar pesando a los inversores de la banca, los analistas sostienen que es un factor que puede devenir de políticas económicas más restrictivas. 

A fin de cuentas, y contando con que el incremento de los tipos beneficia a Ibercaja, el terreno es pantanoso para debutar en Bolsa. Aunque la banca camina en positivo, el escenario financiero deja varias dudas sobre si actualmente una OPV sería exitosa. Víctor Iglesias no cierra la puerta a un futuro debut bursátil de la empresa financiera, cree que es una apuesta “interesante”. Aún ello, el mercado no verá a Ibercaja en Bolsa a corto plazo. 

Relacionados