jueves, 01 diciembre 2022

BBVA y Banco Santander obran la caída conjunta de la banca cotizada

El sector bancario sigue presumiendo de la fortaleza que está mostrando en un momento como el actual, marcado por la inestabilidad y las dificultades macroeconómicas. El Ibex 35 sigue sumido en la tendencia bajista desde principios de año, y todo apunta a que no saldrán de ella en lo que resta de ejercicio. Pese a que la mayoría de los sectores se han visto azotados por los diversos factores político-económicos, la banca, en aspectos generales, venía siendo uno de los núcleos fuertes del Ibex 35. 

Pese a ello, y atendiendo a que CaixaBank sigue siendo el valor más alcista del selectivo nacional, la banca tampoco camina en verde desde que comenzase el año. Bien es cierto que los analistas vienen apuntando que las diversas subidas de tipos llevadas a cabo por los organismos monetarios internacionales beneficiarían a toda la banca por igual. Seguido a esto, los expertos apuntaban que los incrementos de las tasas de interés supondrían un empujón bursátil, sobre todo para aquellas entidades que desarrollan su negocio en el mercado doméstico.

BANCO SANTANDER Y BBVA DESLUCEN AL SECTOR

Ante esto, BBVA y Banco Santander, los dos bancos con más comercio fuera de nuestras fronteras, se han visto damnificados en el mercado de valores, llevando al sector a caminar en negativo. Aunque CaixaBank, Bankinter y Banco Sabadell no se salen del carril alcista, las entidades presididas por Carlos Torres y Ana Botín se han encargado de deslucir el buen momento de sus tres pares.

EL TEMOR QUE AFLORA EN EL MERCADO ALEJA A LOS INVERSORES DE LAS EMPRESAS QUE ENTRAÑAN CIERTO RIESGO

Tanto Santander como BBVA, por su presencia en mercados que los inversores catalogan de riesgo, se han visto lastrados en el mercado de valores. Aunque los dos presentan buenas perspectivas comerciales, quienes invierten en Bolsa lo hacen con el miramiento de evitar riesgos, lo que les aleja de las que son las entidades bancarias más grandes del país. 

BANKINTER, CAIXABANK Y SABADELL SUMAN CERCA DE 9.500 MILLONES

En el lado opuesto están Banco Sabadell, Bankinter y CaixaBank que, al contrario que Santander y BBVA, siguen exprimiendo al máximo su presencia en España y esa condición de mayor ‘seguridad’ que ofrece a los inversores. Sin ir más lejos, la entidad liderada por Gonzalo Gortázar es el valor más alcista del Ibex 35. De hecho, CaixaBank viene siendo una de las compañías más sólidas a la par que alcistas en los últimos doces meses. Hoy por hoy, la entidad bancaria catalana se apunta un crecimiento en Bolsa superior al 41%, lo que les ha valido para elevar su valoración bursátil en más de 7.500 millones de euros hasta los 27.487 millones que vale ahora mismo.

Seguidamente, Bankinter y Banco Sabadell son las otras dos firmas que suceden a CaixaBank en este índice particular de las entidades bancarias cotizadas del Ibex 35. La firma presidida por Dolores Dancausa es la que sigue a CaixaBank con un crecimiento de casi el 29% en lo que va de año. En su caso, la firma naranja ha logrado revalorizarse en más de 1.100 millones de euros, llevado su capitalización bursátil hasta los 5.276 millones de euros. 

CAIXABANK HA LOGRADO REVALORIZARSE EN MÁS DE 7.500 MILLONES DE EUROS EN LO QUE VA DE AÑO

La tercera de este listado es Banco Sabadell. La entidad financiera presidia por César González-Bueno sigue siendo el valor más barato del selectivo nacional. Pese a que esto podría catalizar la volatilidad, el banco se apunta un ascenso superior al 22% en lo que va de año. Fruto de la buena dinámica que presenta la compañía catalana, ésta ha logrado elevar su valoración bursátil en 731 millones de euros hasta los más de 4.100 millones que vale ahora mismo.

LA BANCA DOMÉSTICA CRECE 

Las subidas de los tres bancos responden a los mismos parámetros: buen negocio en España el cual se ha visto impulsado por las progresivas subidas de tipos llevadas a cabo por el BCE. Aunque la morosidad o el daño a la cartera de los clientes es uno de los problemas que podrían generar las nuevas subidas de tipos, el mercado sigue primando los hipotéticos beneficios que genera las nuevas políticas monetarias del organismo liderado por Lagarde. La menor exposición internacional ha catalizado las subidas de Bankinter, CaixaBank y Banco Sabadell. Esta última también ha notado el impacto al alza provocado por las nuevas tasas de interés de Inglaterra, donde su filial británica, TSB Bank, sigue yendo como un tiro.

Banco Sabadell
César González-Bueno, presidente de Banco Sabadell

Atendiendo a las revalorizaciones de las tres firmas bancarias, Banco Sabadell, Bankinter y CaixaBank suman un crecimiento en conjunto casi 9.500 millones de euros. La compañía presidida por Goirigolzarri es la que más aporta a ese crecimiento, con una revalorización superior a 7.500 millones de euros.

BANCO SANTANDER Y BBVA SE DEVALÚAN EN 11.000 MILLONES

La contraposición (y el descalabro del sector) lo dan BBVA y Banco Santander. Pese a que ambas entidades también se van a ver beneficiadas de las subidas de tipos que han hecho los organismos monetarios internacionales, la exposición de ambas empresas en mercados como el de Brasil, México o Turquía, han teñido de rojo su cotización. Es por ello por lo que Banco Santander cede un 15% en lo que va de año, mientras que BBVA desciende más de un 10% en el conjunto anual. 

Es por ello por lo que la compañía presidida por Ana Botín se ha depreciado en cerca de 7.900 millones de euros mientras que la liderada por Carlos Torres ha perdido más de 3.500 millones de valoración. Ambas entidades aglutinan unos descensos de más de 11.000 millones, lo que conduce al sector bancario a dejarse cerca de 2.000 millones de euros en los más de ocho meses transcurridos. Las alzas de CaixaBank, Bankinter y Banco Sabadell no son suficientes para esquivar las caídas del sector.

No hay duda de que las subidas de tipos dilatarán los márgenes de beneficios de todos los bancos. Sin embargo, la respuesta en Bolsa es distinta. Los inversores priman la ‘seguridad’ antes que los riesgos, y en este apartado, tanto BBVA como Santander son los dos que más expuestos están a las variaciones del mercado internacional. 

Relacionados