viernes, 02 diciembre 2022

Ethereum, un proyecto de mucho futuro

Las criptomonedas se han convertido en un activo financiero muy común en la actualidad. Estas divisas digitales suelen estar descentralizadas para que su valor no dependa de ninguna entidad bancaria ni de ningún agente que pueda influir en ella a su antojo como, por ejemplo, puede hacer el Gobierno de cualquier país con su moneda.

Las criptomonedas llevan un tiempo viviendo un periodo de auge y se espera que en el futuro su uso sea aún más habitual de lo que lo es en la actualidad.

En 2008 nació el bitcoin y a la zaga de esa divisa virtual han surgido otras; algunas con más importancia y otras sin apenas éxito. De todas, la única que rivaliza con el bitcoin es el Ethereum.

Qué es Ethereum

El proyecto Ethereum comenzó a gestarse a finales del año 2013 en las mentes de Vitalik Buterin y Gavin Wood. Al año siguiente fue presentado en sociedad y en 2015 por fin se programó y ejecutó.

Ethereum es una plataforma para aplicaciones descentralizadas. Dicho de otra manera, es una especie de sistema operativo descentralizado; ninguna persona ni entidad lo controla. Las aplicaciones que se ejecutan en este sistema operativo quedan registradas mediante los smart contracts.

Aunque muchos inversores están interesados en dónde comprar Ethereum, lo cierto es que Ethereum no es la divisa. La moneda virtual recibe, en realidad, el nombre de ether.

Grandes bancos en todo el mundo como UBS, Barclays o BNP Paribas se han mostrado interesados en la tecnología que desarrolla Ethereum.

Qué es el Gas de Ethereum

El Gas de Ethereum es una unidad de medida que sirve para estipular el coste de la comisión que reciben los mineros de Ethereum por realizar las acciones que les son solicitadas como una transacción o un smart contract.

Ventajas de Ethereum

La plataforma Ethereum ofrece una serie de ventajas que conviene reseñar:

  • No necesitan intermediarios: los contratos inteligentes facilitan que los agentes de un intercambio no necesiten a intermediarios que supervisen y oficialicen dicho intercambio.
  • Rapidez en los procesos: la descentralización de los contratos posibilita que se ejecuten en el mismo momento en el que se cumplen las condiciones especificadas en ellos. Eso agiliza los procesos y hace que las transacciones sean mucho más rápidas que cuando se producen de forma centralizada. Por ejemplo, una transacción en ether se realiza en solo unos 15 segundos.

The Merge de Ethereum

El pasado 15 de septiembre se produjo un hito en la historia de Ethereum. Ese día, la compañía se fusionó con Beacon Chain en un proceso que se conoce mundialmente como The Merge (La Fusión).

Este movimiento supone un importante ahorro de energía (99%) con un modelo ecológicamente más sostenible. Además, también conlleva cambios en la validación de las operaciones. Tras la fusión no serán necesarios ni los mineros ni grandes y costosos hardwares.

The Merge pretende acabar con el trilema de la tecnología blockchain: mejorar su escalabilidad sin tener que comprometer ni su descentralización ni su seguridad.

Invertir en Ethereum y ether

La tecnología Ethereum tiene un potencial enorme en el marco de las finanzas descentralizadas, pudiendo llegar a ser muy importante en el futuro, lo que haría aumentar en gran medida su valor.

El momento de cotización de Ethereum tras The Merge es a la baja, pero es más que probable que a medio y largo plazo suba su valor de manera considerable.

Cabe señalar que como es costumbre en el sector de las criptomonedas, se trata de activos financieros que tienen una alta volatilidad, por lo que, aunque la rentabilidad puede ser muy alta, también lo son los riesgos que hay que asumir. Teniendo esto en cuenta, es fundamental invertir solo ahorros, nunca dinero que sea necesario para vivir el día a día. Dentro de una cartera diversa, invertir un porcentaje en Ethereum puede ser una buena opción.

Relacionados