viernes, 02 diciembre 2022

Las inmobiliarias se desangran a falta del próximo zarpazo del BCE

Las inmobiliarias cotizadas siguen a la deriva mientras el panorama financiero se sigue afeando. Merlin Properties e Inmobiliaria Colonial continúan decreciendo debido a la delicada situación que atraviesa el mercado. El escenario financiero está encaminado en ir a peor. La eurozona está sumida en una vorágine financiera, marcada por la incesante inflación y, por supuesto, por los incrementos de los tipos de interés llevados a cabo por el Banco Central Europeo. El organismo liderado por Christine Lagarde dejó claras sus intenciones de irradiar la inflación por cualquier modo. 

Así, y ante la actitud agresiva que ha adoptado el BCE, las subidas de tipos han lapidado las aspiraciones bursátiles de prácticamente todas las compañías cotizadas, entre ellas las del sector inmobiliario. Tanto Merlin Properties como Inmobiliaria Colonial han experimentado importantes descensos en el selectivo nacional debido a la sensibilidad que tienen por cualquier cambio de política monetaria. El sector inmobiliario está estrechamente sujeto a las variaciones macroeconómicas y a las hipotéticas consecuencias que pueda dejar.

UN CÚMULO DE PROBLEMAS 

La inflación ha situado a la eurozona a las puertas de una recesión económica que muchos analistas consideran que ya ha llegado. En la misma línea, y ante las progresivas subidas de tipos de interés, la preocupación de las empresas inmobiliarias radica en una retrotracción del consumo debido a que las subidas de tipos afectan de lleno a las carteras de los consumidores. Otro punto que suscita temor en las inmobiliarias son las dificultades de acometer operaciones de gran escala. En este punto y tratando de adelantarse a un escenario como el actual, Merlin Properties ya dejó claro que realizarían varias desinversiones para obtener liquidez. 

Merlin Properties lanzo un plan estratégico en el que valora la venta de los activos no esenciales

La firma presidida por Ismael Clemente, en su plan estratégico de deshacerse de activo no esenciales, valora la venta de varias propiedades con el objetivo de obtener algo más de 111 millones de euros. Un ejemplo de dicho plan es la operación que la socimi llevó a cabo la semana pasada, en la que vendió el Parque Empresarial Trianon en Madrid por 60 millones de euros. 

LAS INMOBILAIRIAS PIERDEN FUELLE EN EL IBEX 35

La premisa es clara: protegerse ante una situación que apunta ser compleja durante varios meses. El vaticinio de que el mercado financiero va a entrar en una profunda crisis que muchos expertos consideran que puede extenderse hasta 2024, ya se está palpando en el mercado de valores. El selectivo nacional es un metrónomo del estado de salud de la economía de un país, y en el caso de lbex 35, que está un 16% por debajo de los niveles con los que comenzó el presente ejercicio, es evidente que la situación no es halagüeña. 

Merlin Properties
Ismael Clemente, presidente de Merlin Properties

Así, las dos firmas inmobiliarias que figuran en el selectivo nacional vienen sumidas en profundos descensos que casi con seguridad se extenderán a medio plazo. Sin ir más lejos, tanto Merlin como Colonial arrastran importantes caídas desde que el BCE elevase los tipos el pasado 21 de julio. Desde dicha fecha, la firma presidida por Ismael Clemente cede más de un 20% en el principal índice bursátil del país. Por su parte, Inmobiliaria Colonial marca una depreciación superior al 22% desde que Largade acometiese la primera subida de tipos del BCE en lo que va de año. 

MERLIN PROPERTIES Y COLONIAL TANTEAN SUS MÍNIMOS

Bien es cierto que ambos valores soportaron mejor el impacto de la primera subida. Pese a ello, y ante el recrudecimiento de la situación macroeconómica, las inmobiliarias cotizadas ahondaron en sus caídas a partir del pasado mes de agosto. Con los tambores de recesión sonando más fuerte que nunca, y con las palabras de varios expertos y personalidades importantes del marco financiero que avecinan una situación peor de la esperada, ambos valores se han deteriorado aún más en el Ibex 35. 

Colonial está a dos céntimos de tocar mínimos anuales

Merlin Properties tocó mínimos anuales el pasado 27 de septiembre. La acción ha caído más de un 17% en algo más de dos semanas. Por el momento, los títulos de la socimi se ubican en 7,66 euros, a 18 céntimos de su mínimo anual.

Por su lado, Inmobiliaria Colonial muestra una dinámica bursátil a la presentada por su homóloga. La empresa presidida por Pere Viñolas está cerca de su mínimo anual, el cual, como Merlin, lo selló el pasado 27 de septiembre. Por el momento, las acciones de la socimi española están 2 céntimos por encima de los 4,70 euros, que es el mínimo de la firma en el conjunto anual. 

OJO AL IPC Y A LA NUEVA SUBIDA DE TIPOS

Ambos valores están atentos a la evolución del IPC de la eurozona, el cual determinará el alcance de la hipotética nueva subida de tipos que el BCE llevará a cabo el próximo 27 de octubre. El mercado se hace a la idea de que el organismo europeo incrementará los tipos en no menos de 50 puntos básicos. Los últimos datos de inflación diluciden como será la nueva maniobra del BCE. Con un 9,1% de IPC, los analistas se hacen a la idea de que Lagarde y su equipo llevarán a cabo una nueva subida de tipos, algo que repercutiría a la baja en la cotización de las inmobiliarias. Cabe destacar que los tipos de interés de la eurozona ya se ubican en un 1,25%

Las inmobiliarias cotizadas ya están notando la presión de la situación macroeconómica en sus acciones. Tanto Colonial como Merlin Properties mantiene la directriz bajista y están a expensas de cómo evolucione la situación y, por supuesto, de las nuevas medidas que pueda tomar el BCE. Sea como fuere, lo único que parece claro que es ambos valores cerrarán el año con el farolillo en rojo más encendido que nunca.

Relacionados