jueves, 01 diciembre 2022

Reino Unido vive su propio Titanic con Truss: a la deriva y sin capitán

La economía de Reino Unido, dirigida por Liz Truss, se deteriora más rápido de lo previsto y apunta a una recesión más larga de lo previsto. Las medidas del nuevo Gobierno no ayudan a atraer la inversión al emprender el camino de una polémica reforma fiscal, a la que se suma la compra y emisión de más deuda, con el apoyo del Banco de Inglaterra. La maniobra se ha interpretado como un error mayúsculo y la nota de los bonos soberanos del país está en entredicho.

Moody’s, el FMI y voces de su propio partido cargan contra el ‘Trusseconomics’

Truss ha realizado una fuerte rebaja fiscal que beneficiará a las rentas más altas, una medida que incrementará la desigualdad, según el FMI, y que podría ser negativa para el crédito, según la agencia Moody’s. Las críticas a Truss se centran en la falta de objetivos claros en la política fiscal, dado además la alta presión inflacionista debido a los altos precios energéticos. Por este motivo, el FMI no recomienda este tipo de recortes debido a que la política monetaria va en sentido contrario, más cuando el Banco de Inglaterra ha emprendido el camino de la subida de tipos de interés para tratar de contener el alza de los precios al consumo.

TRUSS NO DARÁ MARCHA ATRÁS PESE AL HUNDIMIENTO DE LA LIBRA

Pero Truss no se ha dado por aludida y se mantiene firme en la decisión. «Es la correcta«, ha afirmado sobre la nueva reforma tributaria que aliviará bolsillos de consumidores y empresas, al menos las menos endeudadas. Y es que, al mismo tiempo, el Banco de Inglaterra mantendrá el endurecimiento de la política monetaria, pese al hundimiento a mínimos históricos de la libra frente a un dólar cada vez más fuerte.

El par de divisas se encuentra muy cerca de la paridad, una cota jamás vista, pero que se podría ver próximamente si se mantienen los estímulos. Este hecho repercute directamente en las empresas importadoras, que tendrán un menor poder adquisitivo, así como las familias. Las críticas a Truss también llegan desde su propio partido, donde se asegura que «esta locura debe acabar«.

Liz Truzz, primera ministra de Reino Unido, mantiene su plan fiscal
Liz Truzz, primera ministra de Reino Unido, mantiene su plan fiscal

Y es que, la líder del Gobierno británico insiste en cubrir la bajada de impuestos con una mayor emisión de deuda. Una medida que podría deteriorar aún más rápidamente las finanzas del Ejecutivo. Como muestra de ello, la portada de The Economist de esta semana es más que llamativa. Una barca a la deriva, con un Truss al frente, sin rumbo a ninguna parte y haciendo aguas.

NOMURA PREVÉ NUEVOS MÍNIMOS HISTÓRICOS PARA LA LIBRA CON LAS MEDIDAS DE TRUSS

El par de la libra y el dólar «se dirigirá» a la zona de los 0,9 a finales de año, según ha asegurado Nomura en un análisis al que ha tenido acceso INVERSIÓN. Asimismo, ven «riesgos» en el camino debido al «colapso de las balanzas comerciales en Europa» y un cambio en el dólar debido al incremento de las exportaciones de petróleo y gas licuado desde Estados Unidos.

Asimismo, Nomura deja entrever que la recesión en el Viejo Continente será un hecho debido a las menores expectativas de crecimiento global y a la contracción del crédito. En este sentido, considera que el mercado aún no ha visto lo peor en esta tensión y compara la situación con la crisis energética de la década de 1970.

En la misma línea se ha mostrado la firma de análisis Berenberg a la hora de analizar la situación que atraviesa el país gobernado por Truss. A su juicio, el entorno macroeconómico actual es «desafiante» y se ha deteriorado más rápidamente de lo estimado, más atendiendo a la evolución del mercado inmobiliario inglés. Todo el camino apunta a una «recesión«, ha sostenido.

En este sentido, destaca el desplome del precio de la vivienda en un 24% desde el inicio del año, con una caída acumulada del 40% en los últimos doce meses. De hecho, la afencia no ve «catalizador positivo» alguno para dar una mejor visibilidad y ver la luz al final del túnel. No obstante, detecta que algunas valoraciones están en niveles atractivos, aunque con los riesgos descritos a corto plazo.

LA VIVIENDA EN REINO UNIDO, EN DESPLOME

La casa de análisis alemana recuerda que no es momento de entrar en el mercado bajista -no es el momento de coger el cuchillo cuando cae-, más cuando los tipos de interés se sitúan en Reino Unido en el 4,52%, mientras que el diferencial del bono genérico BBB al bono a 10 años se ha incrementado. Y es que, las medidas de Truss harán mantener la inflación más alta durante más tiempo, mientras compara la situación con la crisis de 2000 y 2008, apoyándose en el desplome de la libra frente al dólar.

En este sentido, ve «señales de alerta» debido a que los «riesgos a la baja siguen siendo significativos». En este sentido, destaca que las empresas enajenan activos, reduciendo la exposición al mercado inmobiliario, debido a que se espera un fuerte desplome en las valoraciones. Truss, por ahora, se aleja del populismo y evita congelar los alquileres, como ha instado el alcalde de Londres. Para la agencia de análisis, la postura de la nueva primera ministra de Reino Unido es «acertada».

Relacionados