jueves, 01 diciembre 2022

Apple, a la deriva: cuando el iPhone14 pasa de posible salvador a una traba

spot_img

El iPhone 14 no se ha convertido en el elemento salvador de Apple, al menos por ahora. La que es la empresa tecnológica más valiosa del mundo no logra izar las velas alcistas en el mercado de valores en lo que va de año. La compañía se ha visto sumergida en un mar de problemas, los cuales han lastrado a su cotización en el Nasdaq 100 a la tendencia bajista. Pese a que Apple mantiene su estatus en el mercado, siendo la principal marca de electrónica a nivel global, la firma no logra impulsar su acción en lo que va de año. Los analistas coinciden en que los títulos de la empresa presidida por Tim Cook no crecen debido al entorno del mercado.

Es decir, quienes siguen el valor de Apple entienden que la situación actual, con un escenario financiero protagonizado por la inflación y las subidas de tipos, son el lastre de la acción de la tecnológica. De hecho, el desempeño comercial de Apple viene siendo bueno en lo que va de año. Las cifras comerciales se mantienen elevadas y, por el momento, sigue siendo ese gigante de la electrónica que cuenta con una estructura financiera sólida. Pese a esto, el iPhone 14 no se ha convertido ni en el elemento diferenciador del mercado de los dispositivos móviles ni tampoco en un catalizador bursátil.

LA PRODUCCIÓN DEL IPHONE14, INACTIVA

Por ahora, el estreno del nuevo dispositivo de Apple ha salido rana. El nuevo iPhone era uno de los estrenos de mayor repercusión del campo de la telefonía móvil. Habiendo pasado más de un mes y medio del lanzamiento, la compañía con sede en California ha decidido congelar la producción del que iba a ser el dispositivo insignia de la casa estadounidense. La realidad es que el iPhone 14 no cumplió con las expectativas desde un principio. Los clientes se quejaron de varios fallos, sobre todo relacionados con la cámara del dispositivo.

Ante las réplicas de los consumidores, y un evidente retroceso de las ventas del dispositivo, Apple decidió mantener inactiva la producción de iPhone 14 el pasado 28 de septiembre. El comunicado emitido por la empresa tuvo un impacto directo en la acción de la compañía, que vio como sus títulos cedían más de un 3% en la sesión de ese mismo día. Así, este retroceso se une al que la empresa estadounidense ya había acumulado en el conjunto del año. Cabe destacar que el gigante de la tecnología pierde más de un 21% en el Nasdaq 100. 

¿QUÉ HARÁ APPLE CON EL IPHONE 14?

Las expectativas de ventas del iPhone 14 que tenía Apple no se han cumplido por ahora. Este problema se une al que todas las firmas de retail, sea cual sea su naturaleza, acarrean en lo que va de año. El espectro financiero sigue sumido en una profunda crisis de materias primas. Los costes de producción, embalaje, envíos…han crecido considerablemente debido a una inflación que, hoy por hoy, sigue erosionando el negocio de varias compañías. Apple no es una excepción. 

Agregado a esto, los analistas de Bloomberg estiman que los costes de los componentes del nuevo iPhone 14 seguirán creciendo. Los expertos de la agencia estadounidense agregan que “el aumento de los costes de materiales se debe probablemente a las mejoras en procesador de aplicaciones, la cámara y los circuitos de alta frecuencia 5G”. Esto se puede traducir en que o bien la compañía va a ganar menos con un dispositivo que no convence al mercado, o Apple va a elevar los precios del teléfono. Sea como fuere, el nuevo iPhone 14 se ha convertido en un quebradero de cabeza, tanto a nivel comercial como a nivel bursátil. 

SIN RESPUESTA EN BOLSA

Apple sigue indicando la directriz bajista en el Nasdaq 100. Sus acciones, que por el momento se ubican en los 142 dólares, han cedido más de un 5% en los últimos cinco días. El lastre del nuevo iPhone se suma a la mala dinámica que las empresas tecnológicas venían mostrando. EL sector de la electrónica y la tecnología es uno de los más damnificados a nivel global debido a las circunstancias actuales. Así lo demuestra el Nasdaq 100 que se deja más de un 32% desde que comenzase el ejercicio. 

Pese a que el escenario no hace presagiar lo mejor para estas empresas, y menos con los elevados costes de las materias primas, de producción y una crisis del consumo en varios mercados clave como China, el iPhone 14 se antojaba como uno de los agitadores de Apple. Por el momento, el nuevo dispositivo no se ha convertido en el salvador de la firma. De hecho, todo lo contrario. Desde el lanzamiento del iPhone 14, la acción de la firma liderada por Tim Cook ha cedido más de un 6% en el índice estadounidense

Para más inri, y pese a que los analistas creen que Apple tiene un elevado potencial en el mercado de valores, en el corto plazo la firma tecnológica seguirá cayendo. Las nuevas subidas de tipos planeadas por la Fed y el BCE, sumado a que Estados Unidos ya está inmersa en recesión económica, no son buenos indicadores para el consumo. Además, el IPC del país americano aún está a un 8,3%. Todo ello hace presagiar una crisis del consumo que probablemente retrotraerá las ventas de Apple. Pese a que tiene capacidad para soportar el impacto, como poco la acción no verá la luz verde en el presente ejercicio. 

Relacionados