viernes, 02 diciembre 2022

Grupo Ezentis se desangra y va directo al ataúd

Grupo Ezentis presentó resultados financieros del primer semestre de 2022, registrando pérdidas netas del orden de 51,6 millones de euros lo que corresponde a cerca de cuatro veces más que en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos, el resultado bruto de explotación, el endeudamiento neto, la caja y demás magnitudes financieras dejan poco bueno a la imaginación, pero hay un aspecto crucial que prevé el desangramiento de esta compañía.

En diciembre de 2019, previo a la llegada de la pandemia, Ezentis lograba uno de los contratos más importantes de su historia firmado con Telefónica con una duración de 3 años como parte integral de su proyecto Fusión, contrato que vence en diciembre de este año y que, aunque Ezentis sugiere una “certeza razonable de que se va a renovar”, lo cierto es que Telefónica dentro de su plan de crecimiento es muy probable que no lo considere. 

EZENTIS VIENE TRABAJANDO BIEN

Fuentes de Telefónica indican que, aunque Grupo Ezentis ha venido realizando un excelente trabajo, se comienzan a notar los efectos negativos de la situación adversa que la compañía trae desde hace más de un año. La queja constante sobre demoras en la respuesta ante las reclamaciones en las que Ezentis tiene injerencia, se viene incrementando aceleradamente a medida que la compañía reduce su plantilla de trabajadores. Recordemos que, en el mismo período del año anterior, Ezentis administraba más de 9.000 empleados y, a la fecha cuenta con 5.919, lo que corresponde a una reducción del 34% de su plantilla.

Para Ezentis, Telefónica es el cliente que mayor peso aporta a sus ingresos con poco más del 50% del total facturado de manera que, si Telefónica decide no renovar el contrato, mandaría a Ezentis directo al ataúd. Una empresa que para 2019 reportaba más de 133 millones de capitalización bursátil, registra a hoy apenas 34,5 millones. Tan sólo en lo corrido del año, las acciones han caído más del -60% como si no tuviera fondo que tocar. Un stop en las caídas, se dio gracias a que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) realizó una suspensión cautelar de la negociación de las acciones de Ezentis desde el pasado 2 de septiembre; sin embargo, la suspensión se levanta desde el próximo 3 de octubre de acuerdo con el comunicado emitido el día de hoy por la Comisión.

EZENTIS EN BOLSA

En ese orden de ideas, el próximo lunes las acciones quedan nuevamente a disposición del pánico bursátil generalizado a nivel mundial con mayor presión en Ezentis por la entrega de unos resultados ensangrentados y que, adicional a ello, técnicamente el precio se mantiene correlacionado a una directriz bajista que viene trabajando durante todo el año, lo cual, podría llevar el precio de las acciones de Ezentis a la nulidad.

Imagen 1 13 Inversion.es

Un milagro haría que de ubicarse el precio sobre el mínimo histórico arriba de 0,111 con lo que confirmaría la ruptura de la primera directriz bajista interna, así como de la media móvil exponencial de 50 periodos, José Elías su mayor accionista volviera a respirar. El precio mantiene aún, un patrón de reversión alcista que podría buscar como objetivo niveles de 0,27 euros correspondientes a más de un 140% de revalorización. Es probable que ese milagro llegue para las fiestas decembrinas si es que antes de esa fecha la empresa no se liquida.

Relacionados