martes, 29 noviembre 2022

El dólar, un balón de oxígeno para una Estados Unidos ahogada

La presión inflacionaria sigue apretando a Estados Unidos. El país norteamericano está sumido en una vorágine de problemas financieros que continúan arrastrando a sus principales activos al fondo del pozo. Pese a que los States presumen de tener una economía solvente, la realidad es que la nación liderada por Joe Biden está experimentando un deterioro más que importante en materia económica.

Los tambores de recesión resuenan más fuerte que nunca, y a la vista está un desplome del mercado inmobiliario. Seguidamente, los principales índices bursátiles mantienen las alarmas encendidas debido a una depreciación prorrogada que los está llevando a mínimos anuales. Y, por supuesto, los datos inflacionarios siguen siendo devastadores, manteniendo un IPC por encima del 8%.

LOS TIPOS DE INTERÉS EN ESTADOS UNIDOS SE UBICAN ENTRE EL 3% Y EL 3,25%

Pese a que la inflación se erige como el mayor problema económico para prácticamente todas las naciones, Estados Unidos, con la Fed como máximo batallador de la inflación, ha sido el país que más agresividad ha mostrado para cesar las subidas de IPC. La Reserva Federal ha llevado a cabo hasta cinco subidas de tipos que han ubicado las tasas de interés entre un 3% y 3,25%. Los Powell, Bullard…han dejado claro que seguirán elevando los tipos el tiempo necesario hasta ubicar la inflación por debajo de un 2%. Todo ello a sabiendas del zarpazo que pueden propinarle al mercado laboral estadounidense. 

UN REFUGIO ANTE LA INFLACIÓN 

Pese a que las circunstancias macroeconómicas no son halagüeñas, Estados Unidos han encontrado en el dólar un salvavidas que aún mantiene ligeramente el interés inversor por el país. La divisa estadounidense es de los poco activos de inversión que mantiene el farolillo en verde encendido. Pese a que la economía global sigue acumulando problemas, el dólar ha crecido en el presente año como nunca. El billete verde viene creciendo frente a sus pares, lo que lo ha ubicado como uno de los mejores refugios frente a la inflación

EL DÓLAR HA CRECIDO MÁS DE UN 16% CON RESPECTO AL EURO DESDE PRINCIPIOS DE AÑO

Sin ir más lejos, la divisa estadounidense se ha apreciado más de un 16,30% frente al euro; en la misma línea, el billete verde ha crecido casi un 21% en detrimento de una libra que está más en entredicho que nunca; otro ejemplo del fortalecimiento del dólar está en que la divisa americana ha crecido más de un 26% frente al yen en lo que va de año. Y es que, pese a que el escenario macroeconómico no sonríe a prácticamente ningún vehículo de inversión, el dólar ha crecido debido a las flaquezas mostradas por sus pares internacionales y, por supuesto, por la agresividad con la que ha actuado la Fed para irradiar la inflación. 

LOS ÍNDICES BURSÁTILES SE DESPLOMAN 

La divisa estadounidense sustenta el interés inversor sobre los States. La inmensa mayoría de los activos de inversión de EE.UU. han sucumbido a la presión bajista. El bear market ha inundado a los índices bursátiles del país norteamericano. Por ejemplo, el Nasdaq 100 retrocede más de un 33% desde comienzos de año, contemplando nuevos mínimos anuales; en la misma línea está el Dow Jones, que en su caso cae más de un 21% en lo que va de año; un ejemplo más del mal momento de los mercados de valores es la dinámica que presenta el S&P 500, que en su caso se ha depreciado más de un 25% en los más de nueves meses transcurridos. 

EL DÓLAR APARTA AL PETRÓELO COMO REFUGIO

Las caídas siguen sucediéndose. El Precio crudo WTI mantiene la tendencia bajista debido a la retrotracción de la demanda. Los analistas creen que el mercado está atento a si se produce una desaceleración más acelerada de la economía global. De darse este supuesto, la demanda seguirá cayendo.

LA REDUCCIÓN EN LA PRODUCCIÓN DEL PETRÓLEO QUE RUSIA Y LA OPEP PODRÍA ALZAR EL PRECIO DEL PETRÓLEO

Además de ello, los operadores sobre el esquisto estadounidense creen que la volatilidad sigue siendo uno de los lastres del mercado. La única baza alcista podría llegar por la reducción en la producción del petróleo que Rusia y la OPEP quieren llevar a cabo. Esta podría generar un efecto contagio que catapultaría el precio del WTI. Pese a ello, la depreciación sigue siendo una realidad a corto plazo en el precio a futuro del petróleo estadounidense.

EL MERCADO INMOBILIARIO DE ESTADOS UNIDOS, A LA DERIVA 

Otro de los factores que impulsan la creencia de que el dólar es el mejor refugio ante la inflación es el resquebrajamiento del mercado inmobiliario estadounidense. Los analistas atisban la formación de una burbuja en el mercado de la vivienda de los Estados Unidos.  El precio en algunas zonas residenciales está superando máximos de 2008. Algunos de los factores que explican tal apreciación son los altos costes de las materias primas, así como de los materiales de construcción. Pero otro de los motivos precede la concesión de hipotecas en un momento de sucesivas subidas de tipos. 

Jerome Powell, presidente de la FED
Jerome Powell, presidente de la FED

Sea como fuere, el dólar es el único activo que arroja luz sobre la economía de Estados Unidos. La divisa estadounidense continúa apreciándose en comparación a sus homólogas internacionales y, atendiendo a que el mercado espera una nueva subida de tipos de la Fed, no sería extraño ver como el dólar se sigue fortaleciendo. Esto, unido al periplo bajista que sigue haciendo el euro o la libra, entre otras, han hecho que los inversores mantengan en sus carteras al dólar. El billete verde es el sustento de Estados Unidos.

Relacionados