jueves, 01 diciembre 2022

BBVA se la juega al cierre semanal entre canales y medias móviles

Esta es una semana decisiva al corto plazo para las acciones de BBVA que, dependiendo de la ubicación del precio al cierre de semana, veremos las acciones subir un +12% o caer un -20%.

La última semana de septiembre BBVA confirmó el pago del dividendo a cuenta del ejercicio 2022 con un incremento del 50% del cupón frente al pagado el año pasado, pasando de 0,8 euros a 0,12 euros por cada título. Este pago en efectivo se realizará el próximo 11 de octubre por el cual el banco español desembolsará más de 783 millones de euros. En línea con lo presupuestado, BBVA mantiene su compromiso de pay-out entre el 40 al 50% del beneficio, teniendo en cuenta que el anterior porcentaje estaba seteado entre un 35 al 40%.

Con el anuncio del pago del dividendo, las acciones de BBVA comenzaron a desarrollar un movimiento alcista que en la semana recorre más del +5,1%; sin embargo, tiene de frente la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo y un precio de referencia correspondiente a un soporte macro registrado en marzo de 2021 que, para este caso, funciona como resistencia. Por esta razón, es muy probable que, si el precio desarrolla una ruptura sólida en la media móvil, tendrá la fuerza suficiente para buscar el nivel superior del canal bajista que venimos trabajando desde julio del año pasado con el que podrá visitar niveles de 5,5 euros por acción, lo que corresponde a una revalorización de más del 12% estimada al corto plazo.

BBVA CUMPLE CON LA RUTA

Este movimiento lo preveíamos y lo compartimos con nuestros lectores en el artículo del pasado 23 de septiembre, en el que indicábamos claramente que el precio, al visitar el nivel inferior del canal bajista y realizar una ruptura de la directriz bajista macro mensual en la que se está apoyando actualmente, podría generar el movimiento al alza de corto plazo. Sin embargo, el precio ha dejado una deuda la cual en algún momento debe cubrir, lo que significa que deberá buscar regularidad del mercado en el 61,8 del retroceso de Fibonacci de toda la extensión, es decir, visitar niveles de 3,7 euros, lo cual puede suceder una vez el precio haya subido a visitar el nivel superior del canal para tomar impulso alcista que, a su vez, estaría soportado por la ubicación del índice de fuerza relativa en niveles de sobreventa.

Imagen 1 2 Inversion.es

Si el interés por el pago de dividendos no ejerce la presión necesaria al alza, veremos las acciones de BBVA un -20% más abajo en el corto plazo.

Relacionados