jueves, 01 diciembre 2022

El agujero de la familia March: ¿cuánto ha perdido con la actual crisis bursátil?

España cuenta con varias familias icónicas que han pasado a los anales de la historia de las finanzas del país por sus abruptas inversiones. Los March son una de esas sagas que se han hecho grandes en el mercado financiero. Habiendo pasado hasta tres generaciones desde que Juan March Ordinas, fundador de Banca March, se adentrase en el entorno financiero, los descendientes del banquero han seguido trabajando las empresas que han nacido bajo el sello de March

Corporación Financiera Alba es, junto con Banca March, el principal activo de la familia. El holding de inversión de los March es el brazo extensible de la saga de empresarios mallorquines para entrar en nuevos sectores. A fin de cuentas, la empresa no deja de ser el vehículo de inversión que la familia utiliza para apostar por nuevas empresas o aumentar posiciones en las que ha invertido. A su vez, Corporación Financiera Alba es una firma cotizada del Mercado Continuo. 

UNA ENTIDAD CON POCO INTERÉS BURSÁTIL 

Atendiendo al estado de salud del mercado financiero, la firma se ha visto lastrada por sus inversiones y, por supuesto, ha visto como su cotización en el mercado de valores caía a raíz de cantidad de escollos que siguen trabajando a la Bolsa. Corporación Financiera Alba sigue siendo una empresa sólida financieramente hablando. Así lo respaldan sus últimas cuentas semestrales en las que la compañía con sede en Madrid apuntó unas ganancias de 194 millones de euros en la primera mitad del año

«ES PROBABLE QUE EL PORFOLIO DE INVERSIÓN DE C.F. ALBA NO ESTÉ GENERANDO EL RENDIMIENTO ESPERADO»

Aún ello, la firma se ha visto lastrada en el mercado de valores por las condiciones que afloran precisamente en Bolsa. Alba es un holding que, mayoritariamente, invierte en empresas cotizadas de los índices bursátiles nacionales. Por ejemplo, Corporación Financiera Alba cuenta con posiciones elevadas en CIE Automotive, Viscofan o Ebro Foods, entre otras. Pese a que son empresas que mantienen un buen rumbo financiero, a nivel bursátil se han visto damnificadas por las condiciones del mercado. Darío García, analista de XTB, cree que el poco interés bursátil que desprende la entidad puede venir de que «su porfolio de inversión no esté generado el performance o el rendimiento esperado».

LOS LASTRES DE CORPORACIÓN FINANCIERA ALBA 

La crisis de las materias primas, los elevados costes energéticos o las dudas y la volatilidad devenidas de la guerra entre Rusia y Ucrania son solo algunos de los factores que han ralentizado las inversiones en este tipo de empresas. Alba mantiene posiciones en empresas cíclicas. Y es que, pese a que gozan de buena presencia en el mercado y financieramente son sólidas, los inversores han optado por reducir posiciones en ellas para, entre otras cosas, minimizar los riesgos. 

Esto ha tenido un impacto a la baja en la cotización de Corporación Financiera Alba. Al fin y al cabo, es una cadena en la que el inversor de la entidad ve que el holding familiar no gana con sus inversiones en las cotizadas nacionales y esto genera dudas en los accionistas de Alba. Por supuesto, la empresa de los March tampoco está exenta del impacto las subidas de tipos que los organismos bancarios internacionales han ido llevando a cabo a lo largo del año. Los cambios en las políticas monetarias tienen un efecto directo en las cuentas de las empresas, y las subidas de tipos, salvo en las entidades bancarias, parece que van a reducir el margen de maniobra de prácticamente todas las empresas.

CORPORACIÓN FINANCIERA ALBA SE DEJA MÁS DE UN 14% EN BOLSA DESDE PRINCIPIOS DE AÑO

Así, Corporación Financiera Alba se deja más de un 14% en Bolsa en el conjunto anual. La compañía presidida por Carlos March Delgado se ha visto lastrada por el pesimismo que inunda el mercado de valores. Y es que, pese a que Alba logró caminar en positivo hasta principios de junio, la empresa comenzó a caer ante los augurios de las abruptas subidas de tipos por parte del BCE. Es por ello por lo que desde el pasado 8 de junio, la empresa de los March pierde más de un 21% en Bolsa.

LOS MARCH SE REPARTEN C.F. ALBA

Esto ha perpetrado las posiciones de los accionistas que, en el caso de Corporación Financiera Alba, el 60% del capital está repartido entre miembros de la familia March. Carlos March Delgado es el máximo accionista de la entidad, además de ser el presidente de esta. Cuenta con algo más del 20% del accionariado. Su hermano, Juan March Delgado, le sigue de cerca, ostentado el 20% el capital de Corporación Financiera Alba. 

Tras los descendientes de Juan March Servera, Juan March De La Lastra, hijo de Juan March Delgado, es el tercer máximo accionista de la entidad con casi el 7% del capital. Tras él, le siguen Juan March Juan y Catalina March Juan, hijos del segundo máximo accionista de Alba. El primero cuenta con el 5% del accionariado de la entidad, mientras que su hermana posee el 4,27% del accionariado de Corporación Financiera Alba.  

LA ENTIDAD CUENTA CON SEIS FAMILIARES COMO MÁXIMOS ACCIONISTAS DE CORPORACIÓN FINANCIERA ALBA

El último familiar que posee una participación elevada en el accionariado del holding de los March es Gloria March Delgado, la hermana de Carlos March Delgado y de Juan March Delgado. La hermana pequeña cuenta el 3,69% de la entidad con sede en Madrid. Así, hasta seis miembros de los March poseen más del 60% de la compañía, según datos de Bloomberg.

LAS POSICIONES DE LOS MARCH HAN CAÍDO MÁS DE 280 MILLONES

Con la dinámica negativa que Corporación Financiera Alba viene mostrando, las posiciones de los March se han deteriorado hasta el punto de que el conjunto de las participaciones de los familiares se ha devaluado en más de 280 millones de euros. Carlos March, por su condición de máximo accionista, ha sido quien ha visto como su posición se minusvaloraba en mayor medida. La posición del presidente de la entidad ha caído en más de 95 millones de euros desde principios de año. De cerca le sigue su hermano Juan, quien ha visto como su participación en el holding se ha devaluado por encima de los 92 millones de euros. 

Algo a destacar es que el conjunto de las pérdidas que aglutinan el resto de los familiares (descontando a Juan March Delgado) es inferior a la devaluación de la posición de Carlos March Delgado. Es decir, la depreciación anual de las posiciones de Juan March de la Lastra, Juan March Juan, Catalina March Juan y Gloria March Delgado es de algo más de 90 millones, por los 95 millones de euros en los que se ha deteriorado la posición accionarial del actual presidente de la compañía. 

Banca March - C.F. Alba
Sucursal de Banca March

Sea como fuere, Corporación Financiera Alba ha sucumbido a la presión inflacionaria y a las dudas que inundan el mercado de valores. La caída bursátil de la empresa tiene una influencia directa en las posiciones accionariales de los March, quienes se han visto perjudicados por el mal momento del mercado financiero. Pese a que los analistas ven potencial bursátil en el holding familiar, todo parece indicar que Corporación Financiera Alba cerrará el ejercicio con el farolillo en rojo encendido

Relacionados