jueves, 01 diciembre 2022

EiDF lo tiene claro: «no tocan dividendos, toca crecer sostenidamente»

EiDF continúa sorteando las dificultades que azotan al mercado de valores. La compañía gallega ha encontrado acomodo en el actual caos bursátil. Pese a que las circunstancias no son favorables para prácticamente ninguna empresa, la firma energética, sobre todo por su condición de empresa renovable, ha pasado a un primer plano para los inversores, siendo una de las revelaciones del actual ejercicio financiero. Aunque EiDF apenas lleva cotizando en Bolsa año y medio, la empresa no se ha bajado de la tendencia alcista desde que debutase en el parqué bursátil allá por julio de 2021. 

Fernando Romero, presidente de EiDF, ha hecho una valoración en Inversión.es sobre la dinámica que presenta en el mercado de valores la compañía que lidera. «Creo que nuestra evolución en Bolsa es un reflejo de lo que hacemos«, expresa el mandatario de la firma gallega. Pese a que el escenario financiero no es halagüeño para casi ninguna empresa, las energéticas han pasado a primer plano debido a la guerra en Ucrania. El conflicto armado evidenció los problemas que genera la no independencia energética de las naciones. Así, y viendo cómo se han disparado los precios de los combustibles fósiles, los estados, sobre todo los europeos, están contemplando más que nunca la inversión en energía renovable. 

LA SITUACIÓN ACTUAL, UN CATALIZADOR 

Pese a que la importancia de las energéticas era una cuestión que iba a caer por su propio peso, el presidente de EiDF cree que «el sector energético se ha politizado y partimos de debates ideológicos que no buscan una planificación a largo plazo. Todo se ha acentuado por la situación extrema que vivimos». «Lo que antes se podía hacer cada cuatro años, ahora se da para mañana mismo», agrega Fernando Romero.

Los que llevamos 15 años en el sector sabíamos perfectamente que el momento actual (de las empresas renovables) iba a llegar, pero no en una situación como la actual (…)

Fernando Romero, presidente de EiDF

El empresario detalla que «los que llevamos 15 años en el sector sabíamos perfectamente que el momento actual (de las empresas renovables) iba a llegar, no en una situación como la actual, pero sí por la pura independencia energética de España y de Europa». Las renovables han cobrado una importancia mayúscula a raíz del conflicto armado, algo que ha beneficiado al negocio de todas ellas. EiDF ha llevado a cabo varios proyectos fotovoltaicos, además de la integración de ODF. Todo ello ha repercutido en la cotización de la compañía, que en menos de un año y medio ya está a las puertas del Mercado Continuo.

EiDF CUMPLE CON LOS OBJETIVOS

El propio Fernando Romero expresó en Inversión.es en octubre del año pasado que, si cumplían con su plan de negocio, estarían en el Mercado Continuo. Habiendo pasado doce meses desde esas declaraciones, la compañía gallega ya cuenta con una valoración superior a los 1.000 millones de euros y uno de los futuribles del Mercado Continuo. «El primer año hemos cumplido totalmente con el plan de negocio, hemos revisado al alza la estrategia de negocio», agrega Romero. 

«Estamos en periodo de inversión pura y dura. EiDF no va a repartir dividendos, bajo ningún concepto, no toca, toca crecer sostenidamente, toca cumplir con el plan de negocio»

Fernando Romero, presidente de EiDF

Pese a la dinámica que muestra la compañía, que ha logrado anotarse un crecimiento del 276% en lo que va de año, Romero deja claro que no habrá dividendos por ahora. «Estamos en periodo de inversión pura y dura. EiDF no va a repartir dividendos, bajo ningún concepto, no toca, toca crecer sostenidamente, toca cumplir con el plan de negocio», explica el presidente de la entidad. 

En el apartado de nuevas integraciones, Romero cree que «a medio plazo, el propio crecimiento del autoconsumo puede conllevar para el beneficio de EiDF una integración. No ahora mismo, pero somos conscientes de que se pueda dar esa oportunidad». 

UN CRECIMIENTO DEL 276% EN LO QUE VA DE AÑO

En lo que al apartado bursátil se refiere, la compañía sigue encaramada en una tendencia alcista que ha logrado prorrogar desde finales del pasado año en el presente ejercicio. Los títulos de la compañía están por encima de 72 euros, a algo más de 8 euros del máximo histórico que logró sella el pasado 26 de agosto. La firma gallega se ha visto aupada por la importancia y el reforzamiento que han conseguido las renovables desde principios de la guerra. 

EiDF se mantiene por encima de los 72 euros por acción

La invasión de Rusia en Ucrania ha acentuado lo que desde hace varios ejercicios era una realidad: las renovables son una apuesta de futuro. Pese a que varios sectores y varias naciones están estrechamente sujetas a los combustibles fósiles, estos ya contemplan una diversificación del negocio en el caso de las compañías, y una diversificación del suministro energético en el caso de los países. Así, firmas como EiDF han llamado la atención de los inversores a sabiendas de que puede ser una apuesta de futuro que aún guarda potencial. 

Sea como fuere, EiDF ya está a las puertas del Mercado Continuo y «ahora lo que toca es crecer sostenidamente«, tal y como expresa el presidente de la compañía. Está por ver si la firma energética logra extrapolar el buen momento en Bolsa durante los próximos meses. Todo indica que, si la guerra se sigue recrudeciendo, el mercado energético renovable seguiría cobrando importancia, algo que auparía a la compañía en el parqué bursátil. 

Relacionados