jueves, 01 diciembre 2022

Wolves Legacy y encontrar mejores oportunidades para invertir

En un contexto agitado como el actual para las inversiones, la incertidumbre es lo que domina a la hora de buscar oportunidades para invertir dinero.

Sin embargo, como se ha dicho tantas veces: la superficie agitada del agua no suele ser un problema para el pescador experimentado.

Quienes conviven con el éxito a la hora de las inversiones, sea en fondos comunes, fondo de inversiones o cualquier otra forma de invertir dinero, saben que el secreto del éxito es saber mirar lo esencial por debajo de la agitación.

Invertir dinero de manera exitosa es saber anticiparse a los hechos mediante los datos

Le preguntaron a un exitoso inversor cuál era el secreto de su éxito. El inversor respondió «¿ve usted ese jarrón?, yo lo vi primero».

Quienes se anticiparon a la oportunidad del bitcoin en enero del 2009 amasaron fortunas. Compraron bitcoins a 0,00076 dólares y los vendieron pocos años más tarde a varias decenas de miles cada uno. Quienes entraron cuando el bitcoin estaba ya instalado y fuerte, pueden haber hecho una diferencia interesante, pero ya no fue esa mina de oro que hallaron los primeros. Los que se demoraron, ingresaron tarde a la mina, y obtuvieron algunas pepitas de oro, pero ya pocos y con mucho trabajo.

Pero, ¿cómo podría alguien anticiparse a que esa cosa extraña llamada bitcoin fuera a subir tanto? No se trataba de fondos comunes ni de nada conocido, se trataba de invertir dinero en algo abstracto, que no se podía tocar ni pesar. La respuesta está en analizar algo llamado «datos».

El dato «2» no dice nada. Los datos «2 y 4» tampoco. Pero, al hablar de «2, 4, 6, 8», se puede saber, con muy poco margen de error, que lo que sigue es «10». Es por eso que el secreto es unir una serie de datos y anticiparse a todos los demás en sacar conclusiones con relación hacia dónde van las cosas. El primero que obtenga esa conclusión será quien más gane con sus inversiones, el segundo ganará menos y los últimos se conformarán diciendo lo de siempre: «es que ellos tuvieron suerte y yo no la tengo».

Si se intenta comprar el billete de lotería ganador a quien lo posee, se puede comprender la frustración que significa el hecho de llegar tarde. Pero, a diferencia de un sorteo de lotería, la ventaja de las inversiones inteligentes está en que los datos de la economía, aunque nunca sean exactos, son mucho más predecibles que un bolillero.

Wolves Legacy, un ejemplo de oportunidades

La empresa Wolves Legacy Dog Food ha realizado un análisis de oportunidad más que interesante y con sólidos fundamentos.

En el mundo de la física, podría ser algo así como el coeficiente de rozamiento estático y el dinámico.

Cuando un objeto está en reposo, por ejemplo un piano, tiene un coeficiente de rozamiento mayor al que tiene cuando ya está en movimiento. Esto significa que, al empujarlo, se necesita una mayor energía para romper su inercia que la que requerirá para mantenerlo en movimiento o incluso acelerarlo luego.

Ahora que hay cuatro fornidos hombres empujando ese piano estático, ellos incrementan su fuerza, pero el piano aún no se mueve. Viene un quinto hombre y aún no logran romper su inercia. Viene un sexto y ya la probabilidad de que el movimiento comience de repente, y que se acelere rápidamente una vez rota esa estanqueidad, está latente para suceder de un momento a otro.

Lo mismo sucedió con el bitcoin. Tras una crisis por la burbuja subprime, los inversores descreían de los bancos, descreían del dinero impreso por los estados y descreían de las promesas de todo lo que pudiera ser reproducido con facilidad en forma de papeles. A la hora de invertir dinero, todos querían algo que nadie pudiera controlar. Los billetes se pueden imprimir, los bonos de deuda también, el oro puede subir o bajar de precio, dependiendo de que algún país decida deshacerse de reservas en oro. Los inversores buscaban alguna forma de valor independiente de las decisiones de políticos o banqueros. Ese clamor era tan fuerte que aquellos especialistas en inversiones que estuvieran analizando estos datos iban indefectiblemente a apostar por esa extraña nueva moneda llamada bitcoin a 0,00076 dólares. Y se enriquecieron.

Argentina, un gigante dormido en medio de una disco

A nadie que haya estudiado la historia económica mundial se le escapa que Argentina es ese caso extraño de un país extremadamente rico que se mantiene en la pobreza.

El país que supo ser potencia mundial, disputándole e incluso ganándole el liderazgo económico a los Estados Unidos, es un gigante dormido en una discoteca a la que fue llegando gente, donde fueron encendiendo luces de colores y fueron subiendo el volumen de la música. Como en el ejemplo del piano, el momento en que se rompa la inercia está a punto de llegar. El gigante abrirá los ojos de un momento a otro y aquellos que lo hayan previsto serán los inversores que se convertirán en los nuevos exitosos como en el caso del bitcoin.

En Wolves Legacy Dog Food recuerdan que se tuvo una muestra en los 90. Cuando unas reformas promercado hicieron que, en apenas 4 años, Argentina pasara de ser un país con atraso en todos los aspectos y una hiperinflación a ser el país con menor inflación mundial, multiplicar por cinco su producción agrícola y captar inversiones de un modo tan o más acelerado que China.

Hoy, el 70 % de los argentinos considera que para frenar la inflación se debe controlar la emisión. Un conocimiento popular que no existe en ningún otro país. Incluso entre los sectores de menor cultura, los más pobres y dependientes del estado, hoy ganan en votos las distintas propuestas políticas liberales, las aperturistas y promercado. ¿Qué sigue después de esto?, como en el ejemplo de «2, 4, 6, 8», no caben dudas que se trata de la tabla del 2 y que lo que sigue es «10».

Wolves Legacy Dog Food ha propuesto un plan de expansión más que interesante para quienes están buscando oportunidades de invertir dinero, en el que analiza con gran cantidad de datos que Argentina es ese gigante a punto de despertar, donde 70 años de políticas estatistas y antimercado han hecho que hoy esté todo por hacer.

Todo apunta a que Argentina, que hoy con pésimas políticas fiscales e instituciones de baja calidad está produciendo alimentos para 400 millones de personas en un país de menos de 50 (es decir, que se da el lujo de exportar casi el 90 % de su producción, aún con malas políticas), volverá a convertirse en el granero del mundo como lo fue hace 7 décadas. Con la tecnología actual y el elevado nivel de sus universidades en el área de agronomía y producción de alimentos, ya no serán solo commodities, sino productos elaborados. Teniendo en cuenta el atraso de siete décadas, en Argentina está casi todo por hacer, es decir, que nada estará saturado, como sucede en otros mercados, cuando este coloso de la economía se ponga de pie. Los primeros en llegar serán los nuevos Cristóbal Colón de las inversiones en un despegue que levantará como una pelota inflada a la que se mantuvo sumergida en una piscina a la fuerza y se la deja libre de repente.

635360fe79b51 Inversion.es

Relacionados