jueves, 01 diciembre 2022

Crypto.com, ¿la siguiente en caer entre los reyes del bitcoin tras el colapso de FTX?

¿Está en riesgo Crypto.com? ¿Y el bitcoin? El colapso de FTX pone en guardia a los inversores. Todos tratan de salvaguardar sus ahorros en las plataformas de intercambio y custodia. Éstas, como Binance, realizan un streptease sin precedentes, mostrando sus propias billeteras, frías y calientes, para dar algo de confianza a un mercado que aún no ha capitulado. Sin embargo, la desconfianza se mantiene y el bitcoin cotiza en niveles de 2020, borrando la gran subida especulativa de los últimos dos años. El universo del bitcoin y las criptomonedas se desmorona como lo hace una burbuja financiera o inmobiliaria.

La quiebra de FTX no solo muestra la debilidad de este ecosistema. No es ni la primera ni será la última en problemas serios que desaten las ventas en el bitcoin. En juego está la credibilidad de estas inversiones y la mayoría de las criptodivisas no tiene un objetivo claro de utilidad. «Quedarán muy muy pocas» criptos en el mercado, según aseguran voces conocedoras del mismo. En este momento hay más de 2.000 de este tipo de divisas e incluso las que están a la par con el dólar muestran desajustes.

UN ESQUEMA PONZI TRAS LA QUIEBRA DE FTX

La quiebra de FTX, además, muestra indicios de un esquema ponzi, donde se taparon agujeros de un fondo con dinero de clientes. Por ahora, los reguladores de Bahamas indagan en las cuentas y sus movimientos, así como en la operativa de la plataforma creada por Sam Bankman-Fried.

Las miradas de los inversores en bitcoin se centran en Crypto.com
Las miradas de los inversores en bitcoin se centran en Crypto.com

Tras la quiebra, los inversores han iniciado el reembolso de sus inversiones en varias plataformas. La ley les exige mantener el mismo montante en depósitos y en reservas para evitar problemas a la hora de retirar los montantes. Binance, que rechazó comprar a FTX por estas investigaciones, ha sido de las primeras en desnudarse. Así, ha mostrado todas sus billeteras para tratar de ganar confianza. Pero la pérdida de 32.000 millones de dólares en un sólo día pesa aún más. De hecho, el análisis crucial es precisamente la posición en monedas corriente de cada una de ellas.

EL CEO DE CRYPTO.COM SIEMBRA MÁS DUDAS

Crypto.com, por su parte, generó aún más dudas en el mercado por el «error» de una transferencia de 400 millones de dólares. De hecho, su consejero delegado, Kris Marszalek, no sólo ha tenido que salir al paso con la solución a este problema sino también a las dudas de los inversores. La empresa ha cambiado por completo la publicidad de estos activos que escapan aún a la regulación.

Sus grandes carteles en la Fórmula 1, así como cambiar de nombre a algunos pabellones de la NBA y fichar a grandes famosos, como Matt Damon, impulsaron su negocio por todo el mundo. Su token, Cronos, se ha desplomado un 92% desde máximos, hasta apenas los 0,06 dólares, frente a los más de 0,8 que llegó a tocar a finales de 2021.

Pese a admitir y subsanar el error de los 400 millones, la desconfianza está acampando a sus anchas. Tal es la situación que se ha llegado a crear un fondo para tratar de remontar al bitcoin y aún así, el precio continúa cayendo. Desde Binance, además, están suplicando una regulación de criptomonedas y plataformas, pese a que estas divisas digitales son una nueva fuente de estafas, engaños y blanqueo de capitales.

Los inversores más moderados se retiran, mientras hay quienes creen que este criptocrash es pasajero

Las transferencias de Ether que generaron tanta «especulación, miedo, dudas e incertidumbre» se realizaron justo dos semanas antes de la quiebra de FTX, el 21 de octubre. Asimismo, nadie se fía de nadie en este momento del mercado, como ocurrió durante la crisis financiera de 2008. Así, las miradas se han centrado en los datos de las transferencias y si éstas son reales.

CREDIT SUISSE Y CRYPTO.COM, LOS SUSTOS DEL AÑO EN EL SISTEMA

Este sector desregulado muestra ahora un acto de transparencia impropio, más cuando el anonimato era una de las bases de este sistema. «La transparencia es más importante que nunca», ha afirmado Crypto.com en su comunicado para calmar las aguas. No obstante, el torrente ha continuado.

Los inversores más moderados se retiran, mientras hay quienes creen que este criptocrash es pasajero. Los analistas consultados por INVERSIÓN consideran que el bitcoin aún puede caer un 20% adicional a los niveles actuales como mínimo. Hay quienes ven al gigante en los 7.000, el nivel más elevado de la última subida.

El problema para Crypto.com es que no ha dado a conocer las reservas con pruebas. El papel lo aguanta todo, como los escritos en Twittter, pero las criptos tienen sus direcciones únicas y se conoce qué contiene cada una de ellas, aunque no su titular. Entre sus activos, se encuentran 53.024 bitcoins y unos 391.500 éther. Es decir, unos 3.000 millones de dólares. Ante estas dudas, los depositarios en esta plataforma han incrementado las retiradas ante el temor de que sea la próxima en quebrar, según publicó The Wall Street Journal.

En los últimos meses, fondos y plataformas han protagonizado los mayores sustos del mercado. Las quiebras de Archegos y Greensill, que han asestado un durísimo golpe a Credit Suisse, han sido muy sonadas en el mundo cripto. La de FTX sólo es el penúltimo aviso en un mercado carente de regulación, y ésta no vendrá para salvar al bitcoin, sino para tratar de sustituirlo.

ALAMEDA Y FTX, UN POSIBLE ESQUEMA PONZI QUE LA SEC PASÓ POR ALTO

Mientras, Bankman-Fried, el ahora ex consejero delegado de FTX, ha visto como su patrimonio se desvanece como un azucarillo en el café. De 24.000 a apenas 1.200 millones de dólares en 24 horas, y aún así este montante millonario podría exigirse en caso de que se demuestre el esquema ponzi.

Entre otros, se está indagando en el fondo Alameda Research, en el perímetro de FTX. Entre ambos hubo transferencias de fondos claras e incluso el rescate de este fondo, realizado en el segundo trimestre del año, podría haberse pagado con los recursos de clientes que tenía entonces el exchange. El propio director ejecutivo de Alameda ya admitió completamente el fraude que estaba ocurriendo en la firma, aunque se niega por Twitter.

El regulador estadounidense indaga desde hace meses en FTX US, pero no se detectó nada. Es decir, los propios reguladores del mercado pasaron por alto una operativa fácilmente detectable. Según el ex consejero delegado de FTX, el agujero es de 8.000 millones de dólares. No obstante, las cifras podrían ser aún más elevadas.

Relacionados